Los vinos grancanarios cierran un año convulso y se profesionalizarán en 2021

Viñedos en Gran Canaria

Efe

0

Los vinos de Gran Canaria se convierten en ecológicos e invierten en maquinaria, formación y en la diferenciación de sus sellos de calidad tras un 2020 convulso, en el que el cierre total del canal Horeca produjo unas pérdidas del 90% en el sector.

Ese elevado número supone “en la práctica, la parálisis absoluta de la actividad” y, aunque las ventas virtuales impulsadas por Gran Canaria Me Gusta “no paliaban ni de lejos las pérdidas por la parálisis de la economía”, abrieron una vía de negocio y la presencia se ha consolidado, según ha destacado el Consejo Regulador de la DOP Vino de Gran Canaria este lunes en un comunicado.

La principal novedad en este sector en la isla en 2020 iba a ser la Ruta del Vino de Gran Canaria, cuyas estimaciones hablaban de “un aumento de un 30% de ganancias para los establecimientos que forman parte” de la iniciativa.

Sin embargo, el sector grancanario del vino augura que “el turista postpandemia será diferente al turista anterior” y, a pesar de que “las previsiones hablan de menos cantidad" de visitantes, se espera que su estancia en las islas sea “más amplia”, explica el Consejo.

En 2020 la vendimia de Gran Canaria comenzó el 11 de julio y concluyó el 8 de octubre, y el primer punto fue San Bartolomé de Tirajana y el último las zonas altas de San Mateo y la cumbre.

La producción estimada del año estuvo afectada por la sequía y el estrés hídrico y, finalmente, quedó en “332.695 kilos de uva, 129.793 de blanca y 202.902 de tinta, un 11% mayor que en el horrible año 2019”, detalla el Consejo.

Pese al adelanto de la vendimia, los bodegueros destacan la calidad de la uva obtenida, mientras que San Mateo fue el municipio grancanario con mayor producción y Moya el de menor.

De cara a 2021, los bodegueros están inmersos en “un esfuerzo para mejorar su producto”, en el que se contempla la inversión en nueva maquinaria, formación en prácticas vitivinícolas que se llevan a cabo a nivel mundial, además de la diferenciación de sus sellos de calidad o la conversión a vino ecológico.

“La esperanza es que 2021 sea un año con mejores expectativas, pero los vinos de Gran Canaria no paran en la búsqueda de un producto con identidad”, concluye el Consejo.

Etiquetas
Publicado el
28 de diciembre de 2020 - 16:00 h

Descubre nuestras apps

stats