La portada de mañana
Acceder
El Gobierno carga contra el PP por el recibimiento de Ayuso a Milei
Un juez conservador, seis folios y una “hipótesis” para resucitar la causa contra Oltra
Opinión - Una medalla fake para Milei. Por Esther Palomera
Sobre este blog

Espacio de opinión de Canarias Ahora

Los nuevos Gobiernos en Canarias, pero ¿nuevas políticas?

Eustaquio Villalba

0

Las últimas elecciones municipales y autonómicas cambiaron radicalmente el panorama político de las islas. Coalición Canaria (CC) ha pasado de controlar durante decenios la mayor parte de las instituciones canarias, incluido el gobierno autónomo, a solo gobernar en algunos municipios. Pero ¿la nueva situación supone un cambio en la manera de gobernar o en el modelo económico de CC? Por lo visto y oído parece que no, más bien parece más de lo mismo. La composición del nuevo gobierno, presidido por el partido socialista, no tiene ninguna intención de modificar una forma de hacer política basada en el clientelismo electoral propio de un régimen caciquil, como prueba el rol fundamental que tiene el presidente del cabildo gomero, Casimiro Curbelo, en el Ejecutivo canario. Fue expulsado del PSOE por conducta indecorosa, pero destinar gran parte del dinero público a comprar voluntades le ha permitido controlar las principales instituciones públicas gomeras. La consecuencia es una población subvencionada y una economía insular estancada e incapaz de cambiar las estructuras de producción y empleo. Por si fuera poco llamativo que un gobierno de coalición, y que se autodenomina de progreso, cuente con socios como la agrupación Socialista Gomera (ASG), incluye también al dirigente un partido escindido de CC y que se define como de izquierda y nacionalista, sin tener en cuenta que son conceptos antagónicos: la izquierda es internacionalista porque tiene como principio básico la igualdad de todos los ciudadanos con independencia del lugar de nacimiento. No es, por tanto, extraño que coincidan en gestionar el patrimonio público en beneficios de unos pocos, como hicieron en el caso de la embotelladora en el pago de Taguluche en el municipio de Valle Gran Rey. Los tribunales dieron la razón a los vecinos, la embotelladora fue declarada ilegal y se ordenó su derribo. A pesar de las denuncias invirtieron en hacerla -y en derruirla- una gran cantidad de dinero público pero no gastaron ni un minuto ni en dar explicaciones, ni en asumir responsabilidades de este despilfarro. En realidad este gobierno, aunque sea con la presencia de Podemos, no es un cambio, es una mera sustitución de unos caciques por otros y con Casimiro de director.

La otra institución de la que ha sido desalojada CC es el cabildo de Tenerife. También en este caso es un socialista, el veteranísimo alcalde de Guía de Isora Pedro Martín que lleva un cuarto de siglo ostentando la vara de mando de su pueblo. Accede a la presidencia del gobierno insular después de una moción de censura. Pero ¿su llegada supone supone que habrá un viraje con respecto a CC y sus políticas corruptas y caciquiles? No lo parece. En una entrevista al periódico El Día (28.07.2019) deja bien claro que habrá cambios de nombres, pero no de proyectos ni de forma de gobernar, para que todo siga igual. Preguntado el flamante nuevo presidente por la situación del puerto de Granadilla contesta que “El Cabildo y el Gobierno de Canarias tienen que repensar qué rendimiento se le quiere sacar a una infraestructura tan costosa y tan poco aprovechada. Hay que decidir qué tipo de puerto queremos y no dejarlo languidecer. Espero que el Gobierno de Canarias no opte por el abandono.”Increíble pero cierto, el PSOE, CC y el PP lucharon contra viento y marea, nunca mejor dicho, para que se construyera el puerto, justificaban esta macroinversión por los miles de puestos de trabajo que generaría, decían que esta infraestructura serviría para descongestionar el puerto de Santa Cruz al asumir el tráfico de contenedores, que acogería a las industrias de reparación naval, las descargas de los buques gaseros para el suministro de la central eléctrica, las materias primas para las industrias que se instalaran en su entorno, etcétera, etcétera. A estas alturas, cuando lleva más de un año inaugurado, que el presidente del cabildo se pregunte qué hacer con ese puerto, parece un chiste de Gila, si no fuera por lo mucho que nos ha costado a los contribuyentes esta obra innecesaria e inviable. Mientras buscan la manera de sacar rendimiento al inservible puerto, los tres partidos que lo promovieron quieren hacer otro en la costa de Guía de Isora con el apoyo del cacique gomero. No les importa el impacto de este nuevo puerto en el litoral ni en el medio marino, el negocio es el negocio.

Ante el colapso de la movilidad en la isla en nuevo presidente tiene la misma solución que su antecesor: hacer más carreteras, más carriles en las autopistas y nada que implique el cambio del modelo de movilidad en la isla. Tenerife está por encima de la media europea de kilómetros de carreteras por kilómetro cuadrado de superficie, el problema no es la falta de carreteras, es el excesivo número de coches y las carencias del transporte público, de un plan de movilidad en la isla.

Tampoco dice nada sobre la capacidad de carga de la isla. El éxito de la política turística se mide por el incremento anual de visitantes, pero las matemáticas nos dicen que ningún crecimiento exponencial puede ser indefinido y, por tanto, cualquier gobernante responsable tendría que plantearse el límite, la cantidad de turistas compatible con la conservación de nuestra naturaleza y con la calidad de vida de sus habitantes. Parece que el asesor de los viejos, y nuevos gobernantes, es el actual presidente de la patronal de la construcción. (El anterior está en la cárcel por el caso de Las Teresitas, por delito ambiental cometidos en la explotación de áridos en Güímar y, además, está investigado por los sobornos en la construcción del puerto de Granadilla.) Este dirigente empresarial confunde el interés algunos empresarios por ganar dinero a toda costa, aunque sea infringiendo la ley y perjudicando el medio ambiente, con el interés general, pero desgraciadamente para los canarios los nuevos gobernantes coinciden con sus propuestas..

Eso sí, en los discursos están muy preocupados por el cambio climático pero los hechos demuestran que sus políticas van en dirección contraria, es el mismo rumbo que seguía CC. El colapso de la isla está asegurado.

Sobre este blog

Espacio de opinión de Canarias Ahora

Etiquetas
stats