La plataforma contra Chira-Soria afirma que el Cabildo cede la "soberanía energética" de Gran Canaria a una multinacional

Vista aérea de la presa de Chira.

El economista Antonio González Vieitez considera que el proyecto de construcción de la central hidroeléctrica de Chira, en la cabecera del Barranco de Arguineguín, “profundiza el modelo de dependencia energética de Gran Canaria” porque “Red Eléctrica, además de producir la energía, la almacenará y tendrá el uso y el abuso energético durante medio siglo". "Para mí, es un disparate mayúsculo”, aseveró. El exdiputado y profesor de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) realizó esta reflexión durante la presentación a la sociedad canaria de la plataforma Salvar Chira-Soria, paremos la destrucción del barranco de Arguineguín. El acto se desarrolló esta noche en el Edificio Miller de Las Palmas de Gran Canaria.

González Vieitez abrió el acto con una intervención grabada en vídeo. El economista acusa al Cabildo de “ceder la soberanía energética de Gran Canaria a una compañía transnacional". El economista asegura que Canarias tiene unos "recursos fastuosos de energías renovables y limpias de primera generación", que permitirían enfocar el futuro hacia la soberanía energética. El profesor lamenta que las centrales tradicionales, como Jinámar y Juan Grande, dependan del petróleo e insiste en que las energías renovables estarán controladas “por una multinacional” , ya que el acuerdo del Cabildo de Gran Canaria con Red Eléctrica contempla la cesión durante 50 años de la gestión de la central hidroeléctrica.

Vieitez justifica la existencia de la hidroeléctrica de Gorona del Viento, en El Hierro -que produce y almacena energía como el proyecto de Chira-, porque empezó a gestarse hace 20 años y ya está operativa. A diferencia del proyecto de REE, el cabildo herreño es quien controla la energía y Gorona no causó ningún impacto ambiental. En este sentido, el economista y licenciado en Derecho califica de “sacrilegio” el impacto sobre la naturaleza de la obra de Red Eléctrica. “El barranco tendrá decenas de torres de tendido eléctrico, algunas con una altura de un edificio de 26 pisos”. Vieitez se pregunta “¿a dónde irá el millón de toneladas de escombros que se van a extraer?”.

 Tras Vieitez, intervinieron miembros de la plataforma. Eneida Marrero, estudiante de Derecho, nació y vive desde hace 23 años en el Barranquillo de Andrés, donde también nació su padre, a muy pocos kilómetros del pueblo de Soria, donde nació su madre. Recordó que su familia y otras tuvieron que abandonar sus casas por la construcción de la presa de Soria. “Nadie les preguntó su opinión porque era una dictadura. ¿Ahora se han preguntado los que gobiernan el Cabildo qué sociedad y qué futuro pretenden dejar destruyendo el barranco de Arguineguín?”.

La farmacéutica Ana Benito tomó la palabra para formular preguntas que "ni el Cabildo ni REE han respondido", ya que la participación ciudadana, a su juicio, no se ha fomentado en este proyecto. Un miembro de la plataforma afirmó que en la primavera de 2019, enviaron una carta al presidente del Cabildo 75 profesionales proponiendo un encuentro con expertos internacionales para definir el mejor modelo para Gran Canaria. "Todavía estamos esperando la respuesta de Antonio Morales", aseguran.

 El acto concluyó con la emisión de un video clip de Olga Cerpa y Mestisay, grabado en las montañas de sagradas de la cabecera de Arguineguín, en el que se pide que no se construya la central eléctrica de Chira-Soria.

Etiquetas

Descubre nuestras apps