La portada de mañana
Acceder
El PP alarga la negociación del Poder Judicial y rebaja la mediación de Reynders
Borrell: “Aunque no sea su intención, el veto de EEUU empodera a Netanyahu”
OPINIÓN | 'No corras más, José Luis', por Antón Losada

Festival Internacional de Música de Canarias
Alondra de la Parra, la carismática directora mexicana, por primera vez en el Festival de Música de Canarias

Ensayo de la Orquesta Sinfónica de Tenerife dirigida por Alondra de la Parra.

Canarias Ahora

0

La carismática directora mexicana Alondra de la Parra llega esta semana al 40 Festival de Música de Canarias para dirigir a la Sinfónica de Tenerife, con la que se encuentra estos días preparando los conciertos. Lo hará con un espectacular repertorio que incluye el Concierto para Piano de Gershwin, una excepcional pieza que se interpreta por primera vez en el Festival, a cargo del pianista francés Thomas Enhco. Será también la primera ocasión en la que el público podrá disfrutar del talento de esta directora que engancha, “una artista que dirige orquestas”, como le gusta referirse a sí misma.

En una de las pausas de uno de los ensayos en Tenerife, Alondra de la Parra afirmó que el programa que preparan para el festival es “especial, con tres obras muy distintas, de periodos completamente diferentes y de estilos también distintos, que la orquesta está ejecutando con gran destreza. Creo que todos sus ingredientes, lo completamente austero y potente de Shostakovich, lo divertido y genial de Gershwin, y luego la obra de Adams, que es como la mecánica, lo antihumano, es hace sonar a una orquesta humana como una máquina. Es genial. Las tres cosas son brutales y totalmente distintas”.

Alondra de la Parra ha dirigido a muchas de las mejores orquestas del mundo y si hay algo que distingue su trayectoria es, sin duda, su compromiso con la difusión de la música americana. Por su parte, Thomas Enhco es un pianista francés de arrolladora personalidad que representa el extraordinario equilibrio entre clásico y jazz. Estarán sobre el escenario junto a 90 músicos de la Sinfónica en un programa que constituye un fascinante recorrido por el siglo XX. Además de la obra de Gershwin se podrá escuchar Short ride in a fast machine, de John Adams, y la Sinfonía nº 5 de Shostakovich.

Los conciertos serán el viernes 19 en el Auditorio Alfredo Kraus y el sábado 20 en el Auditorio de Tenerife, a las 20:00 horas, con el patrocinio de Fundación DISA.

Cabe mencionar que, por primera vez en su historia, el Festival Internacional de Música de Canarias incluye en su programa la presencia de tres directoras de orquesta a pesar de que, tal como señala Jorge Perdigón, su director, “la presencia femenina sigue siendo difícil, el mercado sigue con retraso, pero la solución está en que exijamos esa presencia, que es lo que ya hacemos”.

Esta coincidencia se abre con Alondra de la Parra, cuya convincente visión musical y pasión la han convertido en una artista respetada en todo el mundo. En 2022 fue nombrada directora principal invitada de la Orchestra Sinfonica di Milano, un puesto que marcó un nuevo capítulo en su trayectoria. También destaca como una excelente comunicadora, especialmente con el público más joven. Como pionera en el campo de los formatos digitales, aparece regularmente en “Música Maestra”, con más de 60 episodios grabados.

Programa y solista

El concierto comienza con Short ride in a fast machine, de J. Adams (1947), una breve obra de este compositor y director de orquesta estadounidense, tal vez el más famoso e interpretado de ese país en la actualidad. Se trata de una pieza alegremente exuberante, compuesta para una gran orquesta de características minimalistas: repetición, ritmo constante y, quizás lo más importante, un lenguaje armónico con énfasis en la consonancia como ningún otro en la música artística occidental de los últimos 500 años.

El Concierto para Piano en Fa, de Gerhwin (1898-1937), se estrenó en 1925 con el autor como solista y fue la primera partitura para piano y orquesta de sello americano que encontró un puesto fijo en el repertorio de conciertos internacional. Se trata de la más ambiciosa obra sinfónica de Gershwin, tanto en plan como en ejecución. De compleja interpretación, el más difícil es el último movimiento, el excitante final, que impone un exigente ritmo a solistas y orquesta. En medio de un torrente de notas repetidas como ráfagas de ametralladoras, el piano entra como una tromba. Los inquietos patrones rítmicos se entrelazan a través del tejido temático de todo el movimiento, y llevan al Concierto a su conclusión, dejando casi sin aliento a músicos y oyentes.

Lo interpretará el pianista Thomas Enhco, joven francés ganador de numerosos concursos internacionales. Desde su debut, ha sido invitado a los principales festivales de jazz, así como a escenarios clásicos en múltiples países. Su carrera atípica y multigénero le ha llevado a colaborar con artistas de jazz, al tiempo que es un compositor muy solicitado. Ha creado en particular dos conciertos, una rapsodia y una variedad de piezas para piano, coro y conjuntos. También ha escrito varias bandas sonoras de películas.

La segunda parte del concierto estará dedicada a la Sinfonía nº 5 en Re menor, op. 47, de Shostakovich, una obra maestra del repertorio orquestal, conmovedora y económica en su concepción. En comparación con sinfonías anteriores del compositor, la Quinta tiene un carácter más conservador, motivado por las críticas que recibía de las autoridades soviéticas que tachaban de “vulgar, primitiva y cacofónica” su producción. Sus cuarenta y cinco minutos de duración son un espectáculo de fuerza orquestal en todas las familias instrumentales. Estrenada en Leningrado en 1937 con enorme éxito, hoy en día continúa siendo una de las obras más populares del genio ruso.

Etiquetas
stats