Despistaos: "Corren tiempos difíciles para el rock, pero hay que entender todos los estilos musicales"

Despistaos

En una pequeña casa de El Olivar, en Guadalajara, nacieron la mitad de las letras que componen 'Estamos enteros', el último disco de Despistaos. Con un par de guitarras, un ordenador, un papel y un bolígrafo, el vocalista, Dani Marco, se trasladó a este pequeño pueblo para encontrar la inspiración. "Antes estaba todo el día guitarra en mano a ver qué se me ocurría, ahora prefiero irme unos días de casa a algún lugar sin internet", confiesa en una entrevista concedida a Canarias Ahora. Diez meses después, Dani y Krespo viajan a las Islas para presentar el álbum con un concierto en Tenerife este viernes 24 de enero y otro en Gran Canaria al día siguiente. Han pasado ya más de 15 años desde que lanzaron su primer disco en 2003 (Despistaos). Desde entonces, han dejado en el escenario musical español ocho discos más y un legado que quedará para la historia. Canciones como Cada dos minutos, Gracias o Estoy aquí siguen sonando, así como Física o Química, convertida ya en un himno entre la juventud.

Aunque, tal y como reconoce Dani Marco, "corren tiempos difíciles para el rock", los miembros de Despistaos siguen "enteros", conservando su esencia y sorprendiendo. La última novedad es la reedición de este último álbum con colaboraciones con artistas como Bely Basarte, Georgina o Juancho (Sidecars). En esta entrevista, el vocalista desgrana el valor añadido que ha aportado cada uno de estos profesionales al disco, así como los detalles de su trayectoria artística y sus expectativas sobre los conciertos en el Archipiélago.

Después de más de diez años en la música, ¿cuál es el truco para estar enteros?estar enteros?

Es algo que me pregunto mucho. Es muy difícil. De hecho, tuvimos una época en la que estábamos menos enteros. Para mí, este es el mejor trabajo que se me ocurre. Me encanta y disfruto con él. Pero como todo, al final te va cansando. Tuvimos una época en la que no parábamos de tocar y estábamos un poco agotados. Entonces, hicimos un pequeño descanso para coger aire y volvimos a la carretera hace tres años con muchas más ganas y otra filosofía. Ese es nuestro secreto ahora mismo para seguir enteros, tomar las cosas con más calma. No tenemos esa ansia que teníamos cuando éramos más jóvenes de decir a todo que sí. Intentamos dejar tiempo para otras cosas.

¿Cuál es el hilo común que guía este último disco?

No hemos buscado ninguno, aunque en el fondo siempre hay algo. Las canciones siempre responden al momento vital. En discos anteriores se habla mucho de bares, de fiestas y de cosas así. Ahora estamos más centrados y tranquilos. Hablan de otras cosas como tomarse la vida con más calma, de luchar por las cosas que crees, de la familia. Asuntos que nos tocan más de cerca ahora mismo.

¿Qué aportan a las canciones las distintas colaboraciones que habéis hecho?

Todos aportan cosas muy distintas. Por ejemplo, Bely es una persona a la que conocimos por las redes sociales. Un día en Twitter la gente empezó a comentarnos sin saber por qué. Resulta que ella había hecho una versión de una canción nuestra y empezamos a seguirle la pista. Creo que ella forma parte de un mundo distinto al nuestro. Nosotros empezamos la carrera pateando salas y moviéndonos por todas partes. Ella viene de una generación nueva que ha crecido publicando sus canciones en Internet. Nos apeteció hacer un cruce y que nuestro público la conociera a ella y que su público nos conociera a nosotros Por otra parte, Juancho (Sidecars) es alguien con muchísimo talento, que ha llegado muy lejos y llegará más aún porque es muy grande. Georgina es amiga nuestra desde hace mucho tiempo, incluso hizo una versión de Física o Química a piano y voz con nosotros. También hemos colaborado con Taburete, fue algo casi espontáneo pero nos gustó muchísimo cómo quedó la canción. Por último con Marlon, un grupo muy joven de pop muy fresco y que está funcionando muy bien ahora. Es una época difícil para el pop y para el rock, porque hay otras músicas mayoritarias que están en todos los medios. Pero hay grupos nuevos que también van haciéndose un hueco.

¿Os habéis visto obligados a estar más presentes en las redes sociales?

Realmente las hemos visto nacer. Antes teníamos un foro en la web y hablábamos con la gente por ahí. Luego llegó Myspace, vimos el nacimiento de Facebook, de Tuenti, de Twitter y luego de Instagram. Esta última irrumpió cuando estábamos en descanso. Cuando volvimos nos quedamos impresionados y dijimos, "¿qué hacemos? Si no tenemos Instagram es como si no estuviéramos en el mundo". Antes era muy normal sacar un disco, hacer la gira y parar cuatro años. Ahora, si haces eso, es complicadísimo, porque en ese tiempo cambia la forma de hacer promoción de un disco.

¿Hay alguna colaboración con la que siempre habíais soñado y se ha cumplido en este disco?

Siempre tuve muchas ganas de colaborar con David Otero. Lo conocimos en la época de El Canto del Loco. Nosotros nacimos dos o tres años después de ellos. Tuvimos una época en la que coincidimos e hicimos varios conciertos juntos. Él aún no era cantante, era el guitarrista y solo tenía una canción en aquel momento en el disco. En la reedición de Estamos enteros, que sale esta semana, ya está incluida por fin.

¿Alguna colaboración deseada para el futuro?

No lo hemos pensado, pero siempre he querido trabajar con uno de los más grandes: Andrés Calamaro. No descarto que en algún futuro pueda pasar. Ojalá.

¿Cuál es la canción que recuerdas con más cariño?

Hay muchas que recuerdo con cariño porque nos han dado buenos momentos y alegrías. Una de ellas es Física o Química. Fue la primera vez que me encargaron que hiciera una canción. Es cierto que no tienes el mismo cariño que cuando la escribes hablando de ti mismo. En este caso, estás hablando de otra gente, de una historia a la que tienes que ceñirte. Yo intenté llevarlo a mi terreno. En su momento estuvimos un poco cansados de ser "el grupo de Física o Química", incluso hubo un año que la quitamos del repertorio, pero con el tiempo hemos aprendido a valorarlo mejor. Gracias a esa canción nos han conocido en muchos países del mundo. En aquella época no lo notamos, porque ya nos iba bien. El anterior disco ya había sido el mayor de nuestros éxitos, hacíamos conciertos y sonábamos en la radio. También hay una generación de entre 20 y 25 años que veía la serie en su momento y que ahora es la que viene a nuestros conciertos y nos da la vida. De hecho, es algo que nos sorprendió, porque después del pequeño descanso que hicimos, cuando volvimos nos dimos cuenta de que el público era más joven de lo que lo dejamos.

Con la aparición de nuevos estilos y nuevos artistas, ¿habéis encontrado nuevas inspiraciones y referentes?

No lo tengo claro. Realmente creo que el sonido de Despistaos lo tenemos claro después de tanto tiempo. Intentamos ser fieles a nuestro sonido. Todo lo que escuchas o todo de lo que te empapas va saliendo también en tus canciones. Al final nuestro sonido es nuestro, pero lo actualizamos. Por ejemplo, puedo escuchar una canción de Love of Lesbian donde hagan algo que me guste y lo incluyo. Coges de aquí y de allí o sin querer las melodías se te parecen. A mí me pasó cuando conocí a Piratas y a Iván Ferreiro, cambié inconscientemente la forma de hacer melodías. A partir de eso, pocas influencias más que hayan sido notables en mi vida y en mi música. Ahora escucho bastante música urbana, que no creo que me influya demasiado. Me gusta escucharlo y ver qué música llega ahora a la gente joven. Intento entenderlas. Me parece que son de otras generaciones y quiero estar al día. Siempre tendemos a despreciarlas y a pensar que la mejor música es la que se hacía cuando nosotros éramos jóvenes. Yo no estoy de acuerdo. Cada momento tiene su música y hay que estar al día. No creo que hagamos nada de eso en un disco nuestro, pero por qué no hacer una colaboración con alguien de otro estilo y mezclarlo con lo nuestro.

También habéis recorrido América...

Nos fue muy bien. En Chile agotamos las entradas un mes antes. Son países muy grandes y somos mucho menos conocidos que aquí. Es complicado hacerte un hueco porque no sonamos en la radio y dependes de las redes sociales. Pero nos gustó mucho y queremos volver.

¿Qué esperáis de los conciertos en Canarias?

Es la primera vez que vamos a tocar cobrando entrada en una sala con el público que realmente está interesado en vernos. Hemos ido otras pocas veces y siempre ha sido en algún festival o en algunas fiestas de algún pueblo. Queremos ver cómo funciona, cómo responde la gente e ir muchas más veces. Animo a la gente a que venga.

¿Qué tal las últimas experiencias en las Islas?

Las últimas veces que hemos venido ha ido bien, pero creo que no somos un grupo tan conocido en Canarias como en otros lugares de España. Creo que es algo que tenemos que trabajar más, pero lo tenemos difícil, porque hasta hace un tiempo siempre íbamos todo el grupo, con todo el staff y todo el equipo a todas partes. Era imposible hacer cosas en Canarias porque era muy caro. En esta gira, desde hace un par de años, hemos empezado a hacer cosas más pequeñas. Vamos solo Krespo y yo en un formato que nos inventamos cuando fuimos a América. Estamos los dos con un ordenador con el que también hacemos sonidos para que parezca que está la banda entera.

Para las personas que no os conocen, ¿con qué dos palabras describiríais vuestra música?

Rock y energía.

Etiquetas
Publicado el
22 de enero de 2020 - 14:53 h

Descubre nuestras apps

stats