Investigadas dos personas por sendos delitos contra la seguridad vial difundidos en redes sociales en Fuerteventura y Gran Canaria

Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil

Efe

0

El Grupo de Investigación y Análisis del Subsector de Tráfico (GIAT) de la Guardia Civil de Las Palmas detuvo a dos personas de nacionalidad española los pasados días 28 de mayo y 11 de junio por delitos contra la seguridad vial en Gran Canaria y Fuerteventura, respectivamente.

Un comunicado de la Comandancia de Las Palmas remitido este sábado desvela que se trata de un hombre de 26 años y de una mujer de 25.

Agrega que, al visionar contenidos que circulan por las redes sociales con conductas que atentan contra la seguridad vial, el Instituto Armado abrió una investigación para identificar a los protagonistas de dos vídeos de Instagram y Whatsapp con coches circulando a velocidades superiores a las permitidas por el Código Penal para vía interurbana, simultáneamente con otras conductas antirreglamentarias.

Así, el pasado 13 del mes de mayo el GIAT visionó una grabación compartida por su autor a través de las Instagram Stories en su perfil, en las que se observa a una motocicleta de gran cilindrada por un carril de incorporación a una vía principal y, en su recorrido el conductor aumenta su velocidad y levanta la rueda delantera a una velocidad de entre 110 y 130 Km/h y a continuación acelera hasta alcanzar los 245 Km/h, según la lectura de su velocímetro.

El estudio de las imágenes permitió ubicar el lugar de los hechos, el enlace de Hoya de Pineda-Juncalillo (autovía GC-2, en el término municipal de Gáldar), en concreto en el carril de incorporación a la calzada sentido capital grancanaria, donde la velocidad está limitada a 80 Km/h.

La Guardia Civil identificó a una motocicleta de las mismas características de marca, modelo, color y signos personalizados, la misma que aparece en la grabación, e igualmente localizó al titular de motocicleta y llegó hasta el presunto autor de los hechos, un vecino de Santa María de Guía con antecedentes por delitos contra la seguridad vial.

La nota añade que esa persona fue investigada el pasado 28 de mayo como presunto autor de los delitos de conducción temeraria y por una velocidad desproporcionada respecto a los límites establecidos.

Por otra parte, el 27 de mayo y a través de WhatsApp, el Subsector de Tráfico de Las Palmas observó cómo por carreteras de Fuerteventura circulaba un turismo a velocidades superiores a las permitidas y alcanzaba los 190 Km/h en la FV-104 -tramo limitado a 70 Km/h- y de 210 Km/h en la FV-1 -limitada a 90 Km/h-, según las lecturas del velocímetro del vehículo captadas por las imágenes.

En la grabación se observa a la conductora que maneja el volante con una sola mano al tiempo que se balancea al ritmo de la música que escucha, siendo grabada por el acompañante delantero y difundida desde ese mismo dispositivo móvil.

El análisis de las imágenes permitió establecer los tramos concretos en los que se desarrollaron los hechos y también se ubicó temporalmente los hechos en el día 26 de mayo, sobre las 20:30 horas.

Las investigaciones llevadas a cabo condujeron a identificar al vehículo y a su conductora, tratándose de N.V.M., una joven de 25 años y vecina de Puerto del Rosario, sin antecedentes policiales, que fue investigada como presunta autora de un delito al conducir con exceso de velocidad desproporcionado respecto a lo establecido.

Una vez concluidas las investigaciones, la Guardia Civil citó a los presuntos autores de los hechos y a los posibles testigos en sus dependencias y, tras tomar declaraciones, quedaron en libertad con cargos, entregándose las diligencias en los Juzgados de Instrucción en funciones de Guardia de Las Palmas de Gran Canaria y Puerto del Rosario.

La Comandancia de Las Palmas recuerda que estos delitos tiene previstas penas de prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor entre uno y cuatro años.

Subraya asimismo que este tipo de investigaciones en las redes sociales son habituales en el marco de las misiones que tiene encomendadas la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, ante la alarma social que generan estas conductas, y están encaminadas a la prevención, persecución y denuncia por el riesgo que suponen para la seguridad vial y para el resto de conductores. 

Etiquetas
Publicado el
4 de julio de 2020 - 12:05 h

Descubre nuestras apps

stats