La portada de mañana
Acceder
El mapa de todas las inmatriculaciones de la Iglesia
¿A qué enfermos crónicos vacunar primero?
Opinión – No, no ha lugar, por Esther Palomera

Hermenegildo Rodríguez Méndez: ‘el verbo elocuente de la democracia palmera’

0

Hermenegildo Rodríguez Méndez nació el 13 de abril de 1870 en Santa Cruz de La Palma. Realizó sus primeros estudios en su ciudad natal y posteriormente ingresó en el colegio de segunda enseñanza de Santa Catalina, obteniendo en las asignaturas que constituían el bachiller notas sobresalientes y matrículas de honor.

Fue un relevante y notable periodista, reconocido también por su oratoria vibrante, elocuente y enardecida. En esta última faceta destacamos, por ejemplo, una disertación leída en la colocación de una lápida a la memoria del Príncipe benahoarita Tanausú el 17 de julio de 1891; sus emotivas frases dedicadas a la nobleza del Sr. Díaz en el descubrimiento de su estatua en la Plaza de la Constitución, hoy Plaza de España o, quizás, el  que fue su mejor discurso, pronunciado en la plaza de toros de Santa Cruz de Tenerife, cuando fue designado por La Palma para asistir a la Asamblea en la capital única de la provincia de Canarias con motivo del incipiente Pleito Insular.

De profundas ideas liberales, tuvo una gran influencia en su alumnado ya que ejerció como profesor de enseñanza primaria.

Como destacado periodista dirigió a lo largo de su carrera los periódicos Heraldo de La Palma, Germinal, El Heraldo, El Pueblo, y Diario de La Palma.

Gran conocedor de la realidad económica del Archipiélago, demostró un gran empeño en luchar por la supresión del impuesto sobre la introducción de azúcar en las Islas, reeditándose sus acertados artículos bajo el título de El impuesto sobre el azúcar en la provincia de Canarias.

Hermenegildo Rodríguez Méndez falleció en Santa Cruz de La Palma el 5 de octubre de 1922.

Con motivo de su muerte el partido republicano de su Isla hizo esta sentida alocución: “Ayer falleció en esta Ciudad DON HERMENEGILDO RODRÍGUEZ MÉNDEZ, el verbo elocuente de la democracia palmera, el patriota honrado y sincero que puso su palabra y su pluma al servicio de La Palma, que por su engrandecimiento riñó rudas batallas y vivió siempre combatiendo por el amor al terruño y a los altos ideales de Verdad, Justicia y Libertad”.

El Excmo. Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma ha perpetuado su memoria dando su nombre a una de las calles del municipio.

Igualmente, en un edificio de la calle Pérez de Brito, número 61, cerca de las Cuatro Esquinas, fue colocada en 1993 una placa señalando el solar donde antiguamente existió la casa en la que nació y vivió tan insigne personaje.

Etiquetas
Publicado el
18 de febrero de 2021 - 19:13 h

Descubre nuestras apps

stats