La ministra de Ciencia conoce el impacto de la erupción volcánica en el Observatorio del Roque de Los Muchachos

(De izquierda a derecha) Raquel Yotti, Secretaria General de Investigación; Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación; Romano Corradi, director del Grantecan; y Rafael Rebolo, director del IAC. Crédito: Aarón García (IAC)

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, visitó este miércoles las instalaciones del Centro de Astrofísica en La Palma (CALP), situado en la zona de El Zumacal, en el municipio de Breña Baja, con el objetivo de conocer cuál ha sido el impacto de la erupción volcánica en el personal y en la operación de las instalaciones presentes en el Observatorio del Roque de los Muchachos (ORM), ubicado en las cumbres de Garafía.

En su visita mantuvo una reunión con el director del IAC, Rafael Rebolo, a la que también asistieron el director del Gran Telescopio Canarias (GTC), Romano Corradi, y el administrador del ORM, Juan Carlos Pérez Arencibia. Acompañaron a la ministra, la Secretaria General de Investigación, Raquel Yotti, el Delegado de Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, y el director de la ACIISI, Carlos Navarro.

Durante la reunión, Rafael Rebolo informó a la ministra y al resto de autoridades de que, hasta la fecha, no se han producido daños en las instalaciones del ORM, aunque hay personal de los telescopios que han perdido propiedades, ellos o sus familiares. La ministra Morant y todos los asistentes expresaron su solidaridad especialmente con estas personas y con todos aquellos que han tenido que abandonar sus hogares o sufrido daños en sus propiedades.

El director del IAC también comentó que, ante la presencia en el aire de cenizas volcánicas de posible carácter abrasivo, cada una de las instituciones internacionales presentes en el Observatorio ha tomado medidas de protección y ha elaborado protocolos de seguridad con el fin de preservar los costosos sistemas ópticos, electrónicos y mecánicos de sus telescopios. Destacó que entre las infraestructuras más perjudicadas se encuentran los telescopios de tipo Cherenkov como los MAGIC y el LST-1 de la red CTA. Al no disponer de cúpula y permanecer directamente expuestas a la caída de cenizas volcánicas, estas instalaciones han tenido que proceder al cierre completo de operaciones y han creado protecciones adicionales para algunos de sus componentes.

En el caso del GTC y de los telescopios del Grupo Isaac Newton (ING), estas instituciones han decidido suspender las observaciones, pero han continuado realizando tareas de mantenimiento y de mejora. Los restantes telescopios, en cambio, siguen operando cuando las condiciones lo permiten, lo que equivale a aproximadamente la mitad del tiempo de observación que tenían programado. El profesor Rebolo explicó que todavía no se ha podido valorar con detalle el impacto en las instalaciones, sobre todo, las más expuestas, y que será evaluado una vez finalice la erupción.

Por último, la ministra Morant quiso mandar un mensaje de apoyo y tranquilidad a las instituciones internacionales que se han visto afectadas por la actual crisis volcánica y aseguró que el Ministerio de Ciencia e Innovación seguirá apoyando el Observatorio y la instalación de las nuevas infraestructuras científicas que el IAC está impulsando en La Palma.

Durante la visita, la ministra también pudo conocer de cerca el Supeordenador LaPalma, uno de los nodos que configuran la Red Española de Supercomputación (RES). Esta instalación informática no ha sufrido daños gracias a sus funciones avanzadas de climatización, seguridad, monitorización y protección que han impedido la entrada de cenizas en el sistema de ventilación de la sala donde se ubica.

Más información en la web del IAC.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats