El Ayuntamiento precinta unas obras ilegales cuando ya están acabadas

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria precintó este lunes las obras que durante meses han estado modificando el interior de la que en su día fuese la casa taller del artista grancanario Néstor Álamo, un inmueble protegido y catalogado como monumento en grado 1. La Asociación por la Defensa del Patrimonio Histórico de Canarias (Depaca), que ha estado denunciando la ilegalidad de estas obras desde el pasado mes de diciembre, considera que el precinto municipal "llega tarde", cuando los trabajos ya han concluido.

Aunque con una fachada moderna, la casa taller de Néstor Álamo data del SXVII y forma parte del Conjunto Histórico Vegueta-Triana (calle Peregrina, 9), por lo que las únicas obras que permite la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias son de restauración, nunca de reforma.

La Asociación Depaca se percató hace ya cinco meses de que el actual propietario del inmueble -un sobrino del artista- estaba quebrantando la legalidad al acometer unos trabajos en el interior de la vivienda que modificaban la distribución y algunos elementos originales.

Unas irregularidades que esta asociación denunció "por activa y por pasiva" ante las administraciones responsables, es decir, tanto el Ayuntamiento de la capital grancanaria y Cabildo de Gran Canaria. Muchos fueron los escritos enviados y también fueron varias las inspecciones que ambas corporaciones realizaron a las obras. Sin embargo, nunca se tomó ninguna medida hasta este lunes, cuando los trabajos de reforma están ya prácticamente terminados.

Rafael Guerra, presidente de Depaca, lamenta que "una vez más" se haya demostrado la política de hechos consumados que las instituciones canarias llevan a cabo sobre el patrimonio histórico. Lo ocurrido con la casa taller de Néstor Álamo "hay que extrapolarlo a todo el Conjunto Histórico Vegueta-Triana", donde los atentados contra el patrimonio protegido son ya "una constante".

Defensor a ultranza del patrimonio histórico isleño

Néstor Álamo (1906-1994), escritor y compositor nacido en Santa María de Guía, está considerado como el padre de la canción de autor de Canarias. Autodidacta en muchas ramas de las artes y el saber, de su pluma salieron títulos como Isla mía; Maspalomas y tú; Adiós Canaria querida; Sombras del Nublo; Ay Teror, qué linda eres; La Alpispa; Tamadaba; etcétera.

Llegó a ser académico de la Real Academia de la Historia. Pero no sólo de su arte se beneficiaron las letras canarias, también acometió trabajos de arquitectura a partir de 1945 dejando obras tan importantes como la Casa de Colón, Casa Museo León y Castillo (Telde), Parque Teresa Bolívar (Teror), la restauración del Camerín de la Iglesia de Guía, Casa Museo Pérez Galdós, entre otras.

Nombrado cronista oficial de Gran Canaria en 1954, fue Premio Canarias de Patrimonio Histórico en 1989.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats