Medio millón de euros de dinero público en un congreso para funcionarios con barra libre, excursiones y un concierto de Dani Martín

En el centro, Tania Naya, durante el I Congreso de Administración Local de Funcionarios Habilitados Nacionales celebrado en Maspalomas, Gran Canaria.

Cuatro días de formación para funcionarios han causado un enorme revuelo en una de las zonas turísticas principales de Canarias. Entre el 16 y el 19 de noviembre se celebró en el hotel RIU Palace, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, el I Congreso Nacional de Administración local de Funcionarios Habilitados Nacionales, al que acudieron interventores o tesoreros de ayuntamientos como Alicante o Sevilla, se desarrollaron 15 ponencias y se inscribieron unas 200 personas, mayormente personal público de administraciones locales. El problema es que su coste ascendió a medio millón de euros e incluyó barra libre para los asistentes, tres fiestas temáticas –gala de Carnaval o un concierto de 100.000 euros de Dani Martín– excursiones y hasta fuegos artificiales. Todo ello, impulsado por las gemelas Tania y Noemí Naya, interventoras en San Bartolomé de Tirajana y Santa Lucía de Tirajana, respectivamente.

El Banco de España camufló el gasto de 1,2 millones de euros en dos piscinas para sus trabajadores

El Banco de España camufló el gasto de 1,2 millones de euros en dos piscinas para sus trabajadores

Dos días después de su finalización, Coalición Canaria alzó la voz para denunciar lo que consideró un “despilfarro de dinero público”; le siguió el Partido Popular, que demandó explicaciones y responsabilidades políticas. Alejandro Marichal, concejal en la oposición con CC en San Bartolomé de Tirajana, anunció que acudiría a la Fiscalía Anticorrupción y a la Audiencia de Cuentas para que investiguen supuestas irregularidades en la tramitación del acto. Y en el ámbito político, ha tenido consecuencias en Santa Lucía de Tirajana, ayuntamiento que aportó 100.000 euros para la celebración del congreso: Un concejal del PP rompió el pacto con Nueva Canarias (que ostenta la alcaldía) y La Fortaleza. Pero el grupo de gobierno se mantiene porque el otro edil de los populares se mantuvo fiel al acuerdo.

Públicamente, la alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana, Concepción Narváez (PSOE), que gobierna en coalición con Nueva Canarias y Ciudadanos, ha defendido “la transparencia, la publicidad y la legalidad del procedimiento de adjudicación” del congreso que, durante sus cuatro jornadas, hizo que el municipio fuese “referente en el ámbito nacional por las materias que se trataron”. En una sesión plenaria celebrada el pasado 24 de noviembre, Narváez aseguró que no hubo “ni derroche, ni despilfarro, ni fiestas”.

Por su parte, el alcalde de Santa Lucía de Tirajana, Francisco García, destacó la celebración de un congreso de “alto nivel” que contribuyó a la formación del personal público de ambas administraciones locales. Pero sí reconoció su “error” al no exigir “mayor precisión sobre actividades complementarias”, refiriéndose a las fiestas que, a pesar de estar recogidas en el pliego, desconocía.

Sin embargo, personal funcionarial de uno de los dos ayuntamientos con el que ha hablado este periódico asegura que la mayoría están “indignados” por los gastos desembolsados en actos lúdicos y no exclusivamente formativos, que además paralizaron a los consistorios durante cuatro días (de viernes a lunes) porque jefes de servicio o técnicos superiores estaban en el congreso. Y buena parte de la responsabilidad de los actos recae en dos funcionarias de administración local con habilitación de carácter nacional: Tania Naya, interventora y tesorera en el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y su hermana gemela, Noemí Naya, interventora en Santa Lucía de Tirajana. Ninguna ha respondido a los requerimientos de este periódico para que facilitaran su versión.

Un contrato urgente: el congreso empezó 48 horas después de la adjudicación

La organización del congreso se licitó a través de un procedimiento de tramitación urgente y negociado sin publicidad en un periodo de 20 días, desde que se inicia el expediente de contratación hasta que se adjudica. Los ayuntamientos de Santa Lucia y San Bartolomé de Tirajana usaron como instrumento al Consorcio Sur de Gran Canaria para la Televisión Digital Terrestre Local para licitar el contrato de forma conjunta.

Se trata de una entidad pública de la que forman parte seis ayuntamientos: Ingenio, Agüimes, Valsequillo y Telde (que está en situación de suspensión), además de los nombrados, cuya finalidad es gestionar la concesión del canal de televisión Este Canal, que toma su nombre de la ubicación de todos esos municipios en la franja este de Gran Canaria. Su estructura se compone de una presidencia, una vicepresidencia y un consejo rector por los que rotan todos los consistorios y, al momento de iniciar la tramitación para la celebración del congreso, el alcalde de Santa Lucia y la alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana ostentaban los dos máximos cargos. Se da además la circunstancia de que la interventora del consorcio también es Tania Naya.

Previamente, tal y como explicó la alcaldesa Narváez en la sesión plenaria del pasado 24 de noviembre, se “hizo una transferencia” al Consorcio procedente de una modificación presupuestaria que fue aprobada en un pleno. Se inyectó medio millón a una entidad cuyos gastos no superan los 180.000 euros, según su presupuesto. El 26 de octubre el Consorcio recibió el encargo para organizar las jornadas y dos días después, el alcalde de Santa Lucia de Tirajana firmó el decreto de inicio del expediente de contratación como presidente del Consorcio, ante Tania Naya, en calidad de secretaria. 

Y el 2 de noviembre, el anuncio la licitación se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea, con un plazo de presentación de ofertas hasta el 14 del mismo mes. Ese día, la interventoras Tania y Noemí Naya, como vocales, firmaron en la Mesa de Contratación, junto a la alcaldesa Naváez y el secretario David Castellano González, la propuesta de adjudicación a la única empresa que se presentó: R.S. Sonocom. Esta sociedad ya había sido nombrada en la memoria justificativa, elaborada por el técnico responsable del consorcio el 27 de octubre, como “un referente en la organización de este tipo de eventos” y la “más adecuada para este encargo”. 

Y también el 14 de noviembre, el presidente del consorcio se encarga de formalizar la adjudicación a Sonocom, que tendría la responsabilidad de la correcta ejecución de las prestaciones recogidas en el pliego y de las propuestas incluidas que fueran aceptadas por el comité organizador. Tan solo 48 horas después, comenzó el congreso. 

Tres fiestas temáticas con conciertos

La adjudicataria debía hacerse cargo del traslado de los ponentes desde su llegada a Gran Canaria, contando para ello con un mínimo de tres vehículos, además de los alojamientos en el hotel, así como el regreso a la finalización de los actos. También de los servicios de catering, así como todo lo referente a la organización y coordinación para el correcto desarrollo de los actos.

Pero los pliegos también incluían que el adjudicatario debía contratar los servicios de un director artístico “para la planificación y ejecución de las tres fiestas temáticas como actividades paralelas al congreso”. Incluso se proponía “una actuación de Cristina Ramos para el día del coctel de bienvenida, la actuación de Salvapantallas o similar para la cena de gala, al igual que La Oreja de Van Gogh o similar, y en la fiesta La Vida es un Carnaval, una orquesta y actuaciones en directo”. 

Desde las 9 de la mañana y hasta las 13.00 o 14.30 horas, se desarrollaron las jornadas en el espacio dispuesto en el hotel RIU Palace. Pero a partir de las 20.00 horas, tenían lugar “las fiestas”. El 16 de noviembre se celebró, según el programa, el cóctel de bienvenida con la actuación de la cantante canaria Cristina Ramos en el Mirador de Las Dunas de Maspalomas. Al día siguiente, una cena de gala en la explanada del Faro de Maspalomas en donde actuó el cantante Dani Martín para unas 200 personas; también se dispuso una barra libre, incluyendo botellas de champán Moet & Chandon, y hubo fuegos artificiales. 

En la última jornada, los acompañantes de los ponentes tuvieron una visita al pueblo de Fataga, el pueblo de Tunte y el casco histórico de San Bartolomé de Tirajana durante la mañana, mientras se desarrollaban las conferencias. Y a partir de las 20.00 se celebró el coctel de despedida con un espectáculo de carnaval en el Mirador de las Dunas. Según los pliegos, debía incluir catering y barra libre hasta las 12 de la noche, actuaciones de drag queen, reina del Carnaval adulta, comparsa y una orquesta.

Abierto al público y promoción de Gran Canaria

“Cuando se habla de fiestas y espectáculos, quiero decir que las actuaciones que se llevaron a cabo fueron abiertas a todo el público. En ningún momento se pidió entrada a nadie. Pudo entrar cualquier persona hasta cubrir el aforo. Tanto la comida que se puso en las actuaciones, como las actuaciones, siempre buscaban dar a conocer más y mejor a Gran Canaria, nuestras costumbres y tradiciones, como por ejemplo, con la actuación del Carnaval Internacional de Maspalomas”, explicó Narváez durante el pleno.

La alcaldesa también aseguró que ningún ponente había cobrado por su participación en el congreso y los ayuntamientos asumieron “los gastos de sus viajes, el traslado, la estancia y la comida mientras estaba celebrándose dicho congreso”. Fuentes autorizadas dijeron a este periódico que el expediente se promovió desde la Intervención municipal por cauces perfectamente legales y que el congreso será sometido a la correspondiente fiscalización por parte de ese órgano, “como ocurre con todos los gastos de dinero público”.

Tras la sesión plenaria del 24 de noviembre, Tania Naya explicó a los medios de comunicación que entre un 30 y un 40% de los gastos del congreso fue para las actividades lúdicas; en su mayor parte, por el concierto de Dani Martín, que costó 100.000 euros. También detalló que se usó al Consorcio para adjudicar el contrato al ser la única entidad en la que están juntos el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y el de Santa Lucía de Tirajana, ya que entre ellos no se pueden dar subvenciones. Además, aseguró que las ponencias fueron grabadas y serán emitidas por Este Canal. Como interventora del consorcio, Tania Naya se encargará de fiscalizar los gastos una vez se presenten las facturas.

Tania Naya: “San Bartolomé de Tirajana supera a Marbella”

No es la primera vez que el nombre de Tania Naya trasciende más allá de las administraciones locales en las que desempeña su labor. En febrero de este año, la Fiscalía abrió diligencias previas por una denuncia de un particular que le acusa de prevaricación administrativa por, supuestamente, cobrar el 100% de sus salarios en los seis trabajos que ejerce. 

A raíz de que se hiciera pública la denuncia, concedió varias entrevistas a medios de comunicación en las que defendía que esta obedecía a presiones o intención de dañarla por realizar sus funciones. “Para mí, supera al Ayuntamiento en Marbella, todos sabemos lo que pasó en Marbella, ¿no?. Pues digamos que el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana es un ayuntamiento que mueve muchísimo dinero y tiene muchísimos intereses económicos, desde dentro y desde fuera”, señaló Tania Naya durante una entrevista en la cadena Cope emitida el 2 de marzo de 2022.

Tania Naya, además de interventora en San Bartolomé de Tirajana y en el consorcio de la televisión local del este, es interventora general de Ingenio, secretaria y tesorera en el Consorcio de Rehabilitación Turística de Maspalomas, interventora en la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria y secretaria e interventora en la Mancomunidad de Medianías de Gran Canaria. El desempeño de funciones en varios puestos es habitual entre los habilitados nacionales, cuyo trabajo es esencial para el funcionamiento de administraciones locales, ya sea para sacar un concurso o aprobar unos presupuestos. Y lo puede realizar siempre y cuando sean actividades complementarias a su plaza principal y el sueldo que cobre por ellos no supere determinada cantidad establecida legalmente. 

El problema es la eterna escasez de este personal en las Islas, donde se comparten a estos altos funcionarios entre varias administraciones locales. O incluso se dan casos más sangrantes, como en Telde, cuyo ayuntamiento lleva desde diciembre de 2021 nombrando cada mes –algunos por periodos no superiores a una semana– a un nuevo interventor, incorporando funcionarios con la categoría A1 que pudieran desempeñar esas funciones temporalmente. El pasado 25 de noviembre, tras solicitar una solución urgente al Gobierno de Canarias, se asignó la plaza a una funcionaria interina incluida en las listas de reserva.

Etiquetas
stats