El chef José Andrés, cautivado por las gentes y el producto de Lanzarote

José Andrés con Begoña y Santi

Javier Suárez


0

Si están pensando en leer algo concerniente al rodaje de José Andrés en la isla de Lanzarote y detalles sobre el episodio del documental filmado, paren de leer aquí porque este no es su artículo. Desde Por Fogones hemos podido pasar algunas jornadas con el chef y el equipo de rodaje y aquí les hablaremos de todo eso que no se verá en televisión pero que el popular cocinero asturiano se ha llevado grabado en el corazón, también la huella que ha dejado entre los que lo han conocido en la isla.

El chef José Andrés rueda en Lanzarote un documental sobre la gastronomía canaria

Que José Andrés es un torbellino de energía, el que les escribe ya lo había comprobado cuando pasamos unos días juntos en La Palma con motivo del volcán de infausto recuerdo, cuando nos encontramos de nuevo y nos fundimos en un abrazo, lo primero que me preguntó es “¿qué sabes de la gente de La Palma, ya se les ha ayudado en serio o los dineros aún están en el camino?, vamos a llamar a David (Restaurante Carmen en El Paso y punto central de avituallamiento del equipo de WCK durante el volcán) para saludarlos y ver como están”. Al colgar la cara de José Andrés lo decía todo, “no es fácil pero me preocupa el tono con el que me ha hablado David, tengo que buscar hueco y volver a la isla para conocer de primera mano como va la reconstrucción, se me grabó en el corazón y no los olvidaré en la vida, además es lo único que siempre nos pedían, que no los olvidáramos”. 

José Andrés estaba rodado en Lanzarote con sus tres hijas, Carlota, Inés y Lucía, a las que su mujer, Patricia, acompañaba pero fuera de cámara. Siempre se dijo que detrás de un gran hombre hay una gran mujer, en este caso puedo confirmar que detrás de un hombre de imponente corazón, hay cuatro mujeres que son los pilares sobre los que apoyarse en cualquier ocasión. Hablando con Patricia me reconocía que “no es fácil ser las hijas de José Andrés y ya no por las ausencias, algo a lo que las familias de los cocineros o cocineras estamos acostumbradas, sino al peso social que ha ido adquiriendo José con el paso de los años. Pero ellas lo llevan bien, son conscientes de que gracias a su padre pueden vivir experiencias únicas y conocer a mucha gente, pero teniendo en cuenta que todo eso conlleva una enorme responsabilidad también”, y ya les digo yo que no pueden estar como padres, más orgullosos de las hijas que tienen. Ya las podrán conocer mejor en el documental, creo que será la gran sorpresa.

José Andrés acababa de llegar de dar de comer a los grandes mandatarios mundiales de la OTAN y a la vez recibir la Medalla al Cruz del Valor que le otorgó la Comunidad de Madrid. Hablando al respecto me reconocía que “son momentos muy convulsos y duros los que estamos viviendo, el dar de comer a la gente de la OTAN me permitió decirles a la cara de los máximos mandatarios mundiales que la comida es ahora mismo un arma de guerra que Rusia está utilizando no solo contra Ucrania sino contra todo el planeta, esto está muy lejos de acabar, me temo que no somos del todo conscientes de hacia donde vamos, ojalá se le logre parar los pies pronto”. En otro orden de cosas estábamos con él la jornada donde Boris Johnson presentó su dimisión y en tono jocoso comentaba que “desde luego que preocupado no se le veía en la cena, tenía carisma pero claramente estaba en un callejón sin salida. Si lo miro con perspectiva creo que tenemos mucho que agradecer al Gobierno de España con que nos invitaran a dar esa cena inolvidable en el Museo del Prado, que nos permitieran elegir el menú, los productos y dirigirnos a ellos desde el corazón y la cabeza pero a la vez, con toda libertad y franqueza”.

Sobre la Medalla de Oro concedida por la Comunidad de Madrid como ejemplo de valentía, sensibilidad y vocación el chef reconoce que “me da mucha vergüenza los reconocimientos a mi persona, recibimos ofrecimientos a diario de instituciones de todo el mundo para otorgarnos algo y yo siempre intento agradecerlo directamente pero sería imposible recogerlos todos porque no haría otra cosa en la vida. Y sinceramente yo solo soy la cara más visible de World Central Kitchen, el mérito de todo lo tienen las personas que trabajan con nosotros alrededor de todo el mundo y los voluntarios que se vuelcan en ayudar a quienes más lo necesitan, ellos sí que se merecen los aplausos y los reconocimientos, no yo”. 

En Madrid estuvo acompañado en ese reconocimiento por personas muy reconocidas del sector de la gastronomía como son Luis de Lezo, Presidente de la Real Academia Madrileña de Gastronomía, Rafael Ansón, expresidente de la Real Academia Española de la Gastronomía y los cocineros Sacha, Pepa Muñoz (El Qüenco de Pepa y presidenta de FACYRE) o Juanjo López (La Tasquita de Enfrente) y un enamorado de Lanzarote, isla que no duda en visitar siempre que puede y en la que próximamente se instalará llevando la propuesta gastronómica en la distancia de un pequeño Hotel Ecológico de 18 habitaciones del Grupo José Martínez y donde la apuesta por el producto local y el recetario canario va a tener un punto de inflexión con su manera de ver la cocina. Sin duda una llegada muy importante para la gastronomía en Lanzarote que seguro comentó en la comida que compartió con el propio José Andrés en SEBE Restaurante. 

Deteniéndonos ya en los productos y locales que José Andrés visitó fuera de rodaje les diría que su primer contacto con la gastronomía conejera fue en el Restaurante Brisa Marina, donde se sorprendió por la inmensidad de la carta. “Entiendo que haya que hacer estas cosas para sobrevivir en la costa y sitios turísticos, pero sigue enfadándome que el cliente se atreva a pedir pizza o pasta teniendo lo mejor del océano al alcance de la mano”, me decía mientras recalcaba que “por otro lado el otro día paré con Patricia, mi mujer, a comer en un bar de carretera, Casa Juan (Uga), de esos que ni tú ni nadie habla y, oye, probamos 5 guisos y cada cual mejor que el anterior, de 10. Tienes que ir y escribir de ellos, porque es labor de ustedes el poner en valor estos sitios y no tanto los que ya conocemos todos”. Y, por supuesto, recomendación más que anotada para cuando vuelva a Lanzarote, que será en breve.

Ya contamos en el primer artículo que este rodaje en Lanzarote forma parte de la serie documental de seis episodios que Discovery Channel ha rodado por Madrid, Andalucía, Catalunya, Valencia, Asturias y ahora Canarias, y a José Andrés le acompaña un gran equipo de profesionales a los que quiso invitar un día a comer y compartir sin tener cámaras de por medio. El lugar elegido para ello fue La Bodega de Santiago. Hablando sobre la comida me dijo que “el lugar es idílico con ese árbol que cobija toda la terraza, ni todo el dinero del mundo te proporciona un toldo semejante. A partir de ahí, Juan Carlos y su equipo nos trataron como reyes a mí y al equipo, fue una jornada bonita y necesaria para todos confraternizar tras tantas horas de tensión y rodaje”. 

Y como colofón de locales dejo SEBE Restaurante para el final. En un día de rodaje paramos en plan rápido a comer tres cosas improvisadas y casi sin avisar. A José Andrés le cautivó lo que elaboran Santi y su equipo en cocina tanto como la propuesta de vinos que Bego ofrece en sala. Nos fuimos muy rápido tras comer una sopa de tomate y sandía de Soo, la crema fría de millo con gambas de La Santa, un bocinegro frito y lacado en sus mojos, arroz carne fiesta y el postre a base de millo. Parece mucho pero les aseguro que en menos de una hora entramos y salimos del local, “pero creo que volveré antes de irme, quiero venir con calma a disfrutar aquí” le dijo a Santi justo antes de salir. 

Y así fue, vaya si volvieron, un día con Juanjo López tal y como les conté y otro en familia donde lo que es un almuerzo se convirtió en una sesión de cocina y sala porque así es José Andrés, un disfrutón de la vida pero que en el fondo lo que más feliz le hace es cocinar para dar de comer a los demás, se lo ves en los ojos, cuando entra en los fogones es lo más parecido a un niño en un parque de atracciones. 

Como broche de oro, Juan Betancor de Saborea Lanzarote, junto a Juan El Majorero y Cristóbal Sánchez (La Cascada), le entregaron una chaquetilla de Saborea Lanzarote y un lote de productos de la isla que José recibió agradecido, “ojalá esta unión y fuerza que veo entre ustedes, los cocineros que creen en Saborea Lanzarote, sirva para seguir dando impulso a la gastronomía y el sector primario de la isla. Si mi visita aquí pone un granito de arena a ello, bien que me alegro y considérenme desde ya uno de ustedes”. 

Hasta aquí todo lo que se puede contar sobre la visita de José Andrés a Lanzarote con motivo del rodaje del documental que si todo va bien veremos en HBO Max y Discovery Channel a partir del mes de diciembre. Quiero destacar el maravilloso comportamiento que la gente de la isla y el apoyo de las empresas e instituciones públicas han tenido con José Andrés y con todo el equipo de rodaje, respetando claramente las instrucciones, guardando el secreto de las cosas que se han grabado, etc. Desgraciadamente no se puede decir lo mismo de la prensa local de la isla que se han comportado de una manera muy poco profesional tomando fotos robadas, contando casi como un carrusel deportivo con minuto y resultado de todos los sitios donde se ha rodado, parece que buscando el click fácil para su página, no se dan cuenta que eso le hace un daño tremendo a la isla como lugar potencial de rodaje para grandes producciones que busquen intimidad y profesionalidad. O quizás sí se dan cuenta pero les da igual, lo que es aún más triste. 

Si les apetece pueden seguirnos en Instagram, Twitter y Facebook bajo los nicks de @javiers_gastro y @porfogones. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats