La estación más esperada por todos

Playa de La Francesa, en la isla de La Graciosa. TURISMO DE CANARIAS

Tras meses de espera llega una de las estaciones preferida por muchos, el verano. Una etapa marcada por las vacaciones, las playas, reencuentros familiares, el calor, así como las fiestas populares de cada lugar. Una estación en la que recurrimos a comidas más ligeras y vestimenta más fresca. Este solsticio determina el día más largo del año y la noche más corta. Un hecho que se vive diferente en cada rincón del planeta dependiendo de la cultura o las tradiciones, aunque al estar vinculado con la puesta del sol predominan las hogueras y el fuego. Precisamente con la noche de San Juan y el abandono de lo que ya no nos sirve damos la bienvenida al verano.

Según un estudio realizado por la página de descuentos, ofertas y promociones LetsBonus el 52% de los españoles tiene pensado relajarse durante las vacaciones en la playa. También se desprende que el 28% optará por el turismo cultural, el 18% por disfrutar de actividades de aventura en la naturaleza y un 2% prefiere acudir a fiestas y diversos eventos. Asimismo, según la encuesta realizada, un 45% de los españoles pasará sus vacaciones con la familia y un 36% con su pareja. Sin embargo, un 6% lo hará con los amigos.

Cabe destacar que las playas de España continuarán siendo las más demandadas para pasar las vacaciones, ya que el 62% de las personas encuestadas han preferido esa opción. A diferencia de un 15% que viajará a un lugar fuera de España. Este año los hoteleros auguran una buena temporada, principalmente por la recuperación del mercado nacional.

Como así ha desvelado un estudio de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) y la consultora PwC, el 58% de los empresarios consultados ha calculado que este verano la rentabilidad de su empresa mejorará. Por su parte, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha previsto un total de 81,5 millones de desplazamientos por carretera para este verano, lo que se sitúa en un 4% más que el pasado año. Como de costumbre será el mes de agosto donde se produzca un mayor tránsito con 43,2 millones.

Fiestas patronales

Con el descanso y el periodo vacacional llegan múltiples actividades para realizar en el tiempo libre. Aquí se encuentran las fiestas, donde precisamente España cuenta con numerosas muy conocidas e incluso a nivel internacional. Entre ellas está San Fermín que se celebra desde el 6 de julio y las corridas de toros son el eje principal de esta celebración que se desarrollan durante una semana en la ciudad de Pamplona. Un acontecimiento que se ha convertido en parte de la imagen de España, debido a que supone un referente nacional. Cada año acuden más de un millón y medio de personas de todo el mundo. Otra muy conocida que tiene lugar a finales de julio en el municipio alicantino de La Vila Joiosa es la de moros y cristianos. Declarada de interés Turístico Internacional, esta fiesta nos lleva al siglo XVIII y en ella se pretende conmemorar el fracaso de los piratas a la hora de tomar la villa.

Y como las tradiciones tienen cabida en cualquier lugar, cada 8 de agosto los asturianos celebran en el río el Descenso del Sella. Se calcula que congrega a mil piragüistas y más de 100.000 asistentes. También en el mismo mes se celebra la Semana de Grande Bilbao o también llamada Aste Nagusia que se extiende por todo el paseo de la ría. Durante más de siete días la ciudad se convierte en puerta de entrada para todos los turistas atraídos por esta fiesta.

El último miércoles de agosto en Buñol predomina el lanzamiento de tomates. Una fiesta que comenzó a ser conocida a partir de 1983. A partir de entonces se reúnen alrededor de 22.000 asistentes y un total de 140.000 kilos de tomate. Todo ello acompañado por una gastronomía donde las tapas y cócteles a base de esta verdura se convierten en protagonistas junto al Tomatina Sound Festival donde actúan diversos grupos nacionales y de música electrónica. En el año 2002 fue declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional por la Secretaría General de Turismo. Otra tradición que ha recibido esta mención es la Batalla de Flores en Laredo (Cantabria) cuyo nacimiento se remonta a 1908 con la finalidad de ser un festejo popular. La localidad marinera se llena de innumerables mercadillos, bandas de música y pasacalles para recibir el acto más esperado, las carrozas cubiertas de flores y pétalos.

También en nuestra comunidad tienen cita multitud de fiestas de verano que atraen cada año a un mayor número de visitantes y turistas. Entre estas se encuentra la conocida como Danza del Diablo, una de las más conocidas en la isla de La Palma y que se lleva realizando desde hace más de noventa años. Declarada como Bien de Interés Cultural, cada 8 de septiembre miles de personas se reúnen para disfrutar de la aparición de un armazón de hierro que bailará alrededor de la plaza. Una fiesta popular no sólo en Gran Canaria, sino en el archipiélago es la de la Rama en Agaete, donde cada 4 de agosto todos los asistentes bailan con un trozo de rama en la mano hasta llegar al Santuario donde se encuentra la Virgen de las Nieves. Ya en 1972 fue declarada de Interés Turístico Nacional.

Y para disfrutar de todo lo anteriormente expuesto es necesario un factor clave como es el tiempo. Como así ha reflejado un estudio de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) elaborado por su Banco Nacional de Datos Climatológicos, en muchas ocasiones tendemos a exagerar sobre el calor, un fenómeno que es normal en verano, por lo que no se puede hacer mención a ola de calor cuando las temperaturas aunque sean altas son relativamente habituales en mencionado periodo estival. Cabe destacar que desde 1975 las olas de calor han afectado a España ochenta veces, de ellas 45 se registraron en la Península, Baleares, Ceuta y Melilla y 35 en Canarias. Asimismo, la Organización Meteorológica Mundial (OMM), perteneciente a las Naciones Unidas, ha considerado que no es normal el calor con el que ha comenzado el mes de julio y que ha afectado a muchas partes de Europa.

Los efectos del verano

El verano es un periodo marcado por la playa, la piscina y una exposición constante al sol. Esto puede generar quemaduras en la piel y por tanto sufrir riesgos innecesarios en la salud. El hecho de estar bronceados y con una tonalidad morena supone que los rayos ultravioletas del sol inciden directamente llegando a provocar cáncer de piel si no se toman las medidas oportunas. Estamos ante el tipo de tumor más frecuente en el cuerpo humano con una mortalidad que se sitúa entre los ocho y diez casos por cada 100.000 habitantes. Para la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), el 65% de los adolescentes entre 12 y 18 años sufrió quemaduras el verano pasado y un 39% de estos últimos habían utilizado protector solar. Las quemaduras solares en la juventud son determinantes para la aparición de un cáncer de piel en la edad adulta, debido a que el efecto de la irradiación solar es acumulativo. Así es que su prevención debe empezar desde muy pequeños y adquirir unos hábitos de protección correctos.

Para la doctora Leire Soutullo una crema solar cumple correctamente su función cuando cuenta con una protección mínima de 30 y se aplica media hora antes, teniendo en cuenta que mencionado proceso se debe realizar cada dos horas y media. "Debemos valorar que entre las doce y las cuatro de la tarde no es recomendable exponerse al sol. Otro factor que quisiera destacar y que se desconoce muchas veces es que las radiaciones también se reflejan en el agua, pues muchas veces creemos que al estar dentro no nos quemaremos”, destacó Soutullo.

Como recomendación conviene beber bastante agua para tener la piel bien hidratada, así como protegerse del sol con sombreros, gafas y protector no sólo en la playa sino en cualquier actividad al aire libre. Siguiendo los consejos de profesionales se puede disfrutar igual del sol teniendo en cuenta que no todo es malo, ya que pequeñas exposiciones son positivas al jugar un papel esencial en la producción de la vitamina D. “No debemos olvidar observar siempre las manchas en nuestra piel, puesto que un cambio de color, de forma o de tamaño en nuestros lunares o pecas podrían suponer la aparición de un cáncer de piel”, destacó la especialista.

Verano y empleo

Es muy común encontrarse en búsqueda activa de empleo y recibir una oferta para la temporada de verano. Muchas empresas aprovechan esta temporada para ampliar su plantilla, aunque en ocasiones sólo por unas semanas. Hace unos días Infojobs, uno de los portales más conocidos en materia de empleo, indicaba que las ofertas para la temporada estival se han incrementado en un 86% respecto al pasado año. Actualmente la página cuenta con un total de 3.536 vacantes, mientras que en el mismo periodo de 2014 el portal registró 1.903 ofertas. Por sectores, atención al cliente es donde se concentra un mayor número de ofertas, pues recepcionistas o cajeros suponen un 32% del total de vacantes. El turismo y la restauración también multiplican sus vacantes entre abril y septiembre con un 9% de las ofertas donde se demandan camareros, cocineros y animadores.

Por comunidades, Cataluña será el lugar donde más puestos de trabajo se crearán durante la campaña de rebajas de este verano (23.200), según un estudio realizado por la empresa Adecco, lo que supone un 20% de los 116.600 previstos en toda España. En segundo puesto se encuentra la Comunidad de Madrid con 16.855 nuevas contrataciones. La Comunidad Autónoma de Canarias se encuentra en el décimo puesto y la creación de 4. 658. En ese sentido, las que menos empleo generarán son Baleares con 1.019 y La Rioja 900 nuevos contratos.

[Este es un contenido Premium de CANARIAS AHORA SEMANAL. Hazte Lector Premium para leerlos todos y apoyar a sus periodistas]

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats