eldiario.es

9

Tragsa sanciona a un bombero por hacer declaraciones a un medio durante el incendio de Gran Canaria

La asociación de trabajadores de las BRIF considera que la empresa pública "censura" y "amordaza" a los profesionales y anuncia "movilizaciones"

El colectivo lamenta la dejadez de los gestores de las brigadas dependientes del Gobierno a la hora de divulgar y promocionar su profesión

- PUBLICIDAD -
Equipos terrestres trabajan contra el incendio en Valleseco.

Equipos de las BRIF trabajan contra el incendio en Valleseco. EFE/Angel Medina.

La empresa pública Tragsa, que contrata a las Brigadas de Refuerzo contra Incendios (BRIF) dependientes del Gobierno de España, ha sancionado con dos días de empleo y sueldo a un trabajador de la brigada de Tabuyo del Monte (León) que intervino en el incendio de Gran Canaria por realizar declaraciones “a un medio digital durante su tiempo libre”, según expone en un comunicado la asociación de trabajadores de las BRIF (ATBRIF).

En un comunicado, el colectivo relata que “un bombero forestal de las BRIF, en calidad de presidente de esta asociación de la que ostenta su representación legal, realizó unas declaraciones fuera de su jornada laboral” para un diario digital, en las que, a juicio de la organización, no “expresan ni muestran ningún secreto o confidencialidad que no se pueda consultar en otro medios de comunicación, así como del funcionamiento de las BRIF, que se puede examinar en la web del propio Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación”.

A juicio de la asociación, Tragsa se apoya en las declaraciones del trabajador para “atentar contra uno de los derechos fundamentales de toda persona: la libertad de expresión”.

Cartel de ATBRIF denunciando la sanción de Tragsa a uno de los trabajadores de las brigadas.

Cartel de ATBRIF denunciando la sanción de Tragsa a uno de los trabajadores de las brigadas.

La organización recuerda que Tragsa es “la empresa de carácter público” que contrata a las BRIF dependientes del Gobierno y, en lugar de “cuidar a unos profesionales que dejan el nombre de las brigadas y de sus gestores en lo más alto” -gracias a “su sudor y esfuerzo diario por poco más de 1.000 euros al mes”-, se dedican a “coartar, censurar, amordazar y sancionar a sus trabajadores”. 

De hecho, Tragsa intentó sancionar en 2014 durante cinco días de empleo y sueldo a un trabajador que tomó una foto en un incendio y después se publicó en las redes sociales de la asociación. Esto provocó “una huelga que duró 107 días y dio más fuerzas para divulgar y difundir nuestra profesión”, sostiene el colectivo, que lamenta la “dejadez” de Tragsa en este sentido.

“Si no quieren promocionar nuestro trabajo, lo seguiremos haciendo nosotros”, afirma ATBRIF, que se define como “referente en información de incendios forestales por su correcta e impoluta utilización de redes sociales y medios de comunicación”. 

Por todo ello, la asociación ha anunciado “acciones de apoyo” desde “las distintas bases que componen al colectivo BRIF”.

- PUBLICIDAD -

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha