eldiario.es

9

Comienza el 'arboricidio' en Tejeda con la indignación de parte de los vecinos de uno de los pueblos más bonitos de España

La Asociación de Vecinos de Tejeda hace un llamamiento a la sociedad isleña para concentrarse en el casco del pueblo grancanario este 30 de mayo

Unos 40 árboles serán talados o trasplantados para construir una zona comercial abierta con el objetivo de ofrecer mejores servicios a los turistas

- PUBLICIDAD -
Uno de los árboles podados en la calle Doctor Domingo Hérnandez Guerra, en Tejeda (Gran Canaria).

Uno de los árboles podados en la calle Doctor Domingo Hérnandez Guerra, en Tejeda (Gran Canaria). Alejandro Ramos.

El Ayuntamiento de Tejeda ha cumplido con los plazos previstos y este 29 de mayo una empresa especializada ha comenzado la poda de los árboles ubicados en la calle Doctor Domingo Hernández, la vía principal del pueblo grancanario, ante la indignación de la Asociación de Vecinos de Tejeda (Avete). Esta agrupación -que nació para luchar contra un proyecto que contempla la tala o trasplante de los 40 árboles para construir una zona comercial abierta- cuenta con un respaldo materializado en más de 5.000 firmas en Change.org que entregaron en el Cabildo de Gran Canaria; pero reconoce que no todos los habitantes de la zona comparten su posicionamiento.

Este 28 de mayo se acordonó parte de la calle, de medio kilómetro de extensión aproximadamente, para facilitar el trabajo de los obreros, permitir la apertura de los comercios y que los ciudadanos pudiesen transitar por la vía. Desde primera hora de la mañana los operarios comenzaron a podar los laureles de indias, ficus o pinos ante la incredulidad de los miembros de Avete, que hicieron un llamamiento a colectivos ecologistas, el Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) y a la sociedad grancanaria en general para concentrarse desde las 12.00 horas en la calle Doctor Domingo Hernández Guerra en el Día de Canarias porque “Tejeda no se vende, Tejeda se defiende”.

Ben Magec-Ecologistas en Acción ya ha anunciado en un comunicado que apoyará “la legítima reivindicación” de Avete (en la que también está integrada la Unión de Asociaciones de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria) y critica al presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, por presentar este 29 de mayo una iniciativa junto al alcalde de Tejeda, Francisco Perera, mientras se “están cortando árboles y traicionando el diálogo con los vecinos”, pues la asociación pidió a la corporación insular una reunión que la institución ha fijado para el 31 de mayo, "justo después de arrancar los árboles e iniciar el centro comercial abierto de la cumbre", han afirmado los ecologistas en la nota.

Debido al acto celebrado en la capital isleña, durante gran parte de la mañana los miembros del gobierno del consistorio estuvieron ausentes en el pueblo y fue en la corporación isleña donde Perera explicó que "los árboles se sustituyen porque sus raíces están siendo agresivas, están causando daños a la red de saneamiento, a varios establecimientos públicos en sus baños, que han tenido que cambiar sus instalaciones para reparar estos daños". En esto coinciden algunos propietarios y trabajadores de los locales ubicados en la calle Dr. Domingo Hernández Guerra, que también han manifestado a este periódico su malestar por los seis meses que durará la obra completa porque afectará a los negocios, pero a su vez también opinan que a la larga será beneficioso. Sin embargo, Alonso Cruz, presidente de Avete y residente en Tejeda, considera una falacia este argumento porque no ha visto ninguna denuncia de ningún local de la zona quejándose de esta situación.

Fuera de Avete, ninguno de los vecinos, trabajadores o propietarios en Tejeda con los que ha podido hablar este periódico, que han preferido mantener su anonimato, se ha mostrado totalmente en contra de la zona comercial abierta. Opiniones variopintas, como la de una residente que trabaja en un local que entiende la posición de la asociación, aunque no la comparte, y cree que el alcalde ha errado al no contar con los habitantes del pueblo para llevar a cabo la obra; un propietario de dos viviendas en alquiler vacacional que piensa que ya hay suficientes árboles en el pueblo, como los almendros, y no cree que una zona comercial abierta vaya a atraer turismo de masas a Tejeda porque básicamente no se puede construir más en el pueblo. 

Vista de la calle Doctor Domingo Hernández Guerra mientras los obreros trabajan en la retirada de los árboles.

Vista de la calle Doctor Domingo Hernández Guerra mientras los obreros trabajan en la retirada de los árboles. Alejandro Ramos.

Este proyecto nació del actual grupo de gobierno en Tejeda (Agrupación de Electores), que en su programa electoral de cara a las elecciones de 2015 lo incluía; al ganar con mayoría absoluta consideran que tienen la legitimidad suficiente para llevar adelante la obra sin contar con los vecinos del pueblo. Se trata de peatonalizar la calle principal, pero manteniendo la posibilidad de circular en una sola dirección con vehículos en determinadas horas del día; para ello, deben retirar los árboles y la barandilla, para habilitar una zona adaptada para personas con movilidad reducida o algún tipo de discapacidad, dando prioridad al paseo de los turistas y al espacio de las terrazas.

La polémica se desencadenó cuando los vecinos tomaron conocimiento de estas actuaciones al acudir al Cabildo de Gran Canaria para obtener el documento del proyecto, pues según aseguran desde Avete el Ayuntamiento de Tejeda en ningún momento les facilitó información hasta que empezaron a quejarse. Entonces el consistorio accedió a trasplantar en lugar de talar los árboles, como había planificado en un principio, pero no daría marcha atrás porque ya tenía el presupuesto y debía ejecutarlo. La financiación total de esta obra, que asciende hasta 1,3 millones de euros, corre a cargo del Cabildo de Gran Canaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha