Gran Canaria acoge el tercer Congreso Mundial de Nutrición y Salud Pública

Europa Press

Las Palmas de Gran Canaria —

Más de 1.500 nutricionistas, de 90 países diferentes, se darán cita en Las Palmas de Gran Canaria, en el marco del III Congreso Mundial de Nutrición y Salud Pública que se celebrará del 9 al 12 de noviembre, para abordar problemas como desnutrición y sus dolencias.

Asimismo, la desnutrición crónica y aguda, endémica en algunas zonas del planeta, es un agente "clave" en el contagio y propagación de enfermedades infecciosas y oportunistas por la deficiencia de nutrientes en el organismo y con ello al debilitamiento del sistema inmunitario.

Al respecto, el catedrático de Medicina Preventiva y presidente del Congreso, Lluís Serra-Majem, apuntó que la desnutrición "no sólo afecta a la talla y al peso, también al sistema inmunitario debido a la ingesta deficitaria" de nutrientes, calorías y proteínas. Añadió que "tanto es así que en los niveles agudos de malnutrición se incrementa el riesgo ante dolencias oportunistas respiratorias, intestinales o tuberculosis, entre otras", según informó la organización en nota de prensa.

En este sentido, indicó que la malnutrición debido al déficit severo de calorías y proteínas reduce los niveles de linfocitos y leucocitos "debido a una atrofia del Timo" y "se afecta la activación del complemento que impide que los macrófagos engullan y eliminen a determinados patógenos".

Al respecto, señaló que entre el 35 y el 40 por ciento de los casos de muerte antes de los cinco años tienen como causa la desnutrición crónica. "Cuando la desnutrición llega a hacerse crónica, la inmunidad frente a enfermedades infecciosas como el ébola, la malaria, el SIDA o la gripe, u otras dolencias como tuberculosis, diarreas o enfermedades respiratorias, se reduce y a la vez se multiplica el riesgo de las complicaciones que pueden llegar hasta la muerte, incluso disminuye la efectividad de las vacunas", apuntó.

Así, dijo que aunque las cifras de mortalidad causada por desnutrición "continúan estando en cotas elevadas", en los últimos 20 años "se han conseguido reducir desde el 53 por ciento hasta el 35-40 por ciento actual gracias a las mejoras sanitarias y económicas en algunas regiones".

Sin embargo, advierte que debido a la crisis actual, dicho porcentaje "podría volver a incrementarse por los retrocesos sociales, sanitarios y económicos".

Etiquetas

Descubre nuestras apps