Cincuenta mil litros de agua para darle un respiro a la última charca con vida de San Lorenzo

El agua entrando a una de las charcas de San Lorenzo.

Unos 50.000 litros de agua llegaban en tres grandes cubas dando un respiro, desde este martes, a la última charca con vida del parque agroambiental Las Charcas de San Lorenzo. El grupo de ecologistas El Turcón acompañado por el colectivo Salvar Las Charcas de San Lorenzo y algunos vecinos del barrio se desplazaron a la zona para reivindicar a las administraciones públicas que se pongan manos a la obra y no dejen morir uno de los últimos pulmones verdes de Las Palmas de Gran Canaria. 

Diez días para dejar morir uno de los últimos pulmones verdes de Las Palmas de Gran Canaria

Diez días para dejar morir uno de los últimos pulmones verdes de Las Palmas de Gran Canaria

Cuando habían pasado unos minutos de las 17.00 horas se reunieron frente a la charca para recordar que siguen en la lucha. Con el lema ‘más agua’ por bandera dejaron claro que quieren “menos centros comerciales y más parques naturales”. Llegó el momento en el que se puso en marcha el motor y la manguera se comenzó a llenar de agua para depositarla en el estanque de barro expansivo. El acto fue recibido entre vítores y aplausos por parte de los presentes.

El parque agroambiental Las Charcas de San Lorenzo, integrado en el Paisaje de Pino Santo, es uno de los más grandes de Gran Canaria. En él se han catalogado más de 40 especies diferentes de aves, pero el abandono por parte de las administraciones públicas ha hecho que los estanques terminaran por secarse con la consecuente desaparición de las aves. Es el propietario de cinco de las charcas quien, hasta ahora, estaba alimentando la última con agua pero el desinterés y la falta de acción política han hecho que se canse de sostenerlas sin recibir nada a cambio, ni siquiera una llamada telefónica para ver cómo está la situación. Todo ello a pesar del interés manifiesto del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria de querer convertir toda la zona en patrimonio municipal.

Ante la falta de reacción de las administraciones, desde el colectivo El Turcón se organizó este martes un acto simbólico para depositar 50.000 litros de agua -pagados por ellos mismos- con un coste de alrededor de 700 euros. “Esto es de un valor ambiental muy importante y no podemos permitir que se termine perdiendo, es más, aportamos porque se recupere lo perdido”, manifiesta Honorio Galindo, presidente de la agrupación. A su juicio, las charcas “no solo se tienen que salvaguardar sino potenciar, respetando a las aves, con la plantación de flora autóctona”. 

El coordinador de la plataforma Salvar Las Charcas de San Lorenzo, Francisco González, asegura que le parece una iniciativa “fabulosa” por parte del grupo ecologista. No obstante, le parece “una vergüenza” que las administraciones públicas “no hagan nada” y que tenga que ser la ciudadanía quien “salve” el espacio. “No entendemos que esto se abandone, tiene una riqueza ornitológica tremenda”, manifiesta. 

El acto fue aplaudido por los transeúntes que pasaban por la carretera que une los barrios de Tamaraceite y San Lorenzo. Los más curiosos detenían sus coches y se sumaban al acto, otros bajaban la ventanilla y felicitaban a los organizadores. 

Etiquetas
Publicado el
28 de julio de 2020 - 21:10 h

Descubre nuestras apps

stats