La incidencia de COVID empeora en Canarias y Fuerteventura es la primera isla en regresar al nivel 2 de alerta

Mapa epidemiológico de Fuerteventura

Canarias Ahora


1

Fuerteventura ha subido este jueves a nivel 2 de alerta sanitaria tras empeorar su incidencia en los últimos días. La isla bajó el pasado 14 de octubre de nivel 2 a 1, por lo que no ha podido estar ni un mes en el nivel mínimo. A pesar de que el resto de islas se mantiene en el mismo nivel una semana más, también están experimentando una evolución negativa de la pandemia desde mediados de octubre. El Gobierno de Canarias señala que las nuevas medidas se aplicarán en la isla a partir de las 00.00 horas del lunes, 15 de noviembre.

Fuerteventura, en nivel 2 de alerta COVID: estas son las restricciones vigentes

Fuerteventura, en nivel 2 de alerta COVID: estas son las restricciones vigentes

En concreto, Fuerteventura ha visto cómo su incidencia acumulada a siete días se ha disparado un 133%, especialmente en personas mayores de 65 años.

En el conjunto del territorio de la Comunidad Autónoma, entre el 3 y el 9 de noviembre se notificaron 912 casos nuevos de covid-19, lo que supone un aumento en torno al 64,3% en el promedio diario de nuevos casos con relación a la semana anterior, en la que se registraron 555 casos.

El promedio de la tasa de Incidencia Acumulada (IA) a 7 días en el conjunto de Canarias y por islas aumentó en torno a un 19,3%, de manera que, de un promedio diario de 28 casos por 100.000 habitantes, se pasó a 34,4 casos en esta última semana.

Por islas, todas están en nivel de riesgo medio, excepto La Palma, que esta semana se encuentra en nivel de riesgo bajo y El Hierro en muy bajo.

El promedio diario de tasa de IA a 14 días ha aumentado en mayor o menor proporción en todas las islas, por lo que el conjunto de la Comunidad Autónoma el incremento es del 16,3% y se encuentra en riesgo medio en este indicador.

La evolución de las incidencias acumuladas responde a la relajación general en el mantenimiento de medidas no farmacológicas de prevención (mascarilla, distancia física, ventilación, lavado de manos) a pesar de que han demostrado sobradamente su eficacia.

Por tanto, la Consejería de Sanidad insiste en la necesidad de mantener las medidas de prevención para evitar riesgos de transmisión de la covid-19.

En cuanto a los indicadores asistenciales, el promedio diario de camas hospitalarias convencionales ocupadas durante la última semana por pacientes covid-19 aumenta un 12,5% respecto a la semana anterior, siendo en promedio 90 las camas ocupadas, si bien el porcentaje de ocupación se encuentra en nivel de riesgo muy bajo en todas las islas, excepto en Gran Canaria y La Palma, que están en riesgo bajo.

El número de camas UCI ocupadas rompe la tendencia descendente que se inició hace dos meses aunque sigue en riesgo bajo, con un total de 20 pacientes ingresados actualmente en las UCI del Archipiélago.

La mediana de edad del total de personas hospitalizadas por covid-19 en los últimos 14 días es de 65 años y medio.

El 80% de las personas ingresadas en unidades de críticos diagnosticadas durante las últimas 2 semanas no había recibido la pauta de vacunación completa, y el 54,4% de las personas ingresadas por covid y diagnosticados en los últimos 14 días no tenía patologías previas, este porcentaje se incrementa en pacientes sin vacunar en los que el 57,1% no tenía otras patologías conocidas.

La tasa de incidencia acumulada de casos de covid-19 en la última semana es 3,2 veces superior en la población que no ha recibido ninguna dosis de vacuna respecto a la tasa en la población que ha recibido la pauta completa.

Fuerteventura, la peor incidencia del archipiélago

En el caso de Fuerteventura, el informe recoge que en la última semana se ha producido un aumento considerable de la IA a 7 días, que aumenta un 133% entre el 3 y el 9 de noviembre (de 30 casos por 100.000 habitantes a 70,2 casos por 100.000 habitantes) encontrándose a menos de cinco puntos del riesgo alto.

Este aumento es incluso más marcado en la población de 65 y más años.

En lo que respecta a la ocupación asistencial, el informe detalla que no se aprecia aún el impacto del aumento de la incidencia en los indicadores, pero es esperable que se manifieste a partir de la próxima semana, dado que los casos graves tardan de media unos 14 días desde el inicio de los síntomas hasta su ingreso hospitalario.

Puesto que la isla se encuentra en una situación de riesgo de transmisión elevado, por empeoramiento brusco de la situación epidemiológica (aumento rápido de la tasa de incidencia en una semana, sobre todo en mayores de 65 años), se propone el ascenso a nivel de alerta 2. 

Medidas “extraordinarias”

Amós García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología y jefe de Epidemiología del Servicio Canario de Salud, ha dicho que, como sociedad “nos hemos destensionado un poco” con respecto a la pandemia, pero ha advertido que “no está todo el pescado vendido” y que si siguen aumentando los casos “habrá que tomar medidas más drásticas”.

Por su parte, Intersindical Canaria ha pedido este miércoles al Gobierno de Canarias que adopte medidas urgentes para contener el ascenso de contagios de COVID-19. El uso de mascarilla, la distancia social, la reducción de la movilidad y de los aforos, controles en puertos y aeropuertos y la exigencia de pruebas PCR negativas a los turistas son medidas defendidas por el sindicato para evitar otra “nueva onda pandémica”, y con ella, la pérdida de vidas y de salud y el colapso de los servicios sanitarios.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats