eldiario.es

9
Menú

Un opositor se pone en huelga de hambre en Gran Canaria para exigir que el examen para profesor sea "más objetivo"

José Francisco González se ha plantado en la puerta del IES Los Tarahales tras suspender el examen para una plaza de la especialidad de Educación Física. Su objetivo es que la Consejería se comprometa a que el proceso sea más justo

Las quejas por las oposiciones no han cesado a lo largo de esta semana. Sindicatos y aspirantes alertan del elevado número de suspensos y las dificultades para ver el examen corregido

En la especialidad de Francés, los aspirantes critican que solo han aprobado cuatro personas de un total de 66

- PUBLICIDAD -
José Francisco González en la puerta del IES Los Tarahales, donde ha iniciado una huelga de hambre. Junto a él, una compañera de profesión.

José Francisco González en la puerta del IES Los Tarahales, donde ha iniciado una huelga de hambre. Junto a él, una compañera de profesión. Canarias Ahora

El hartazgo ha podido con José Francisco González Socas, un opostitor que se ha puesto en huelga de hambre este jueves por la mañana en Gran Canaria para exigir que el examen para lograr una plaza de docente en las escuelas públicas de la comunidad autónoma sea más objetivo y justo.

Es Licenciado en Eduación Física y asegura que está muy cansado de presentarse a estas pruebas y que el examen se base en la subjetividad de los tribunales que lo corrigan. "Hace dos años me presenté y saqué un siete en el supuesto práctico. Este año he seguido el mismo guion y ahora tengo un tres, por lo que estoy fuera del proceso", apunta.

Señala que nunca ha estado tan bien preparado como este año, unas pruebas que se ha estudiado con esfuerzo y sacrificio y, por ello, asegura que seguirá esta huelga de manera indefinida hasta que se haga público su examen para que se conozca que, dependiendo de quien lo corriga puede estar aprobado o suspendido o bien que la consejera de Educación admita que se trata de un sistema subjetivo. Hace un llamamiento a quienes consideren que esta oposición es injusta para que intenten apoyarle.

El lugar elegido para ponerse en huelga de hambre es justo la sede del tribunal de Eduación Física, asegura. Allí, de momento le está apoyando una compañera de la misma especialidad, aunque no está en huelga de hambre sí que aplaude su lucha.

"Esta es la séptima vez que me presento a oposiciones, en cuatro ocasiones he aprobado el primer examen, he aprobado, he llegado a final y me he quedado sin plaza. Sé lo que es presentarme  a un examen y se lo que hacer un examen bien", subraya.

Señala que ha trabajado en colegios concertados y como sustituto en la escuela pública pero le frustra el hecho de que este sistema no cambie. "Se trata de un procedimiento obsoleto" y apunta que debería hacerse como en otros sectores públicos en los que se examina con una prueba tipo test.

"Aquí estaré o que me den mi examen para que todo el mundo compruebe que es subjetivo o que la consejera reconozca que necesitamos un sistema mas objetivo", insiste José Francisco.

Sindicatos y aspirantes, contra la "opacidad" del proceso

La polémica por estas oposiciones que comenzaron el pasado 23 de junio ha ido en aumento esta semana. Sindicatos y aspirantes se quejan de la  "opacidad" de la Consejería de Educación con las oposiciones que se están celebrando en la comunidad autónoma y las trabas que se están encontrando muchos opositores para reclamar tras suspender la primera parte de su examen.

Desde el pasado martes se están recogiendo firmas en la plataforma 'change.org' para exigir un sistema más "justo" con distintos manifiestos. En uno de ellos, que ya ha conseguido más de 2.000 firmas, los aspirantes señalan que este año han sufrido una serie de anomalías, como problemas con las inscripciones telemáticas, que dieron como resultado un elevado número de excluidos. Así mismo, subrayan que las pruebas han quedado "obsoletas"  y que están basadas en la memorización de temarios publicados hace muchos años. 

Los opositores a una plaza de francés en la Escuela Oficial de Idiomas denuncian en un escrito que solo cuatro personas aprobaron la prueba. Hay nativos de este país que incluso han expresado que el examen les resultó difícil de comprender.

Los aspirantes de francés denuncian los "resultados catastróficos" obtenidos y creen que se deben a un diseño erróneo de la prueba práctica, que no ha servido para evaluar las competencias reales de los candidatos, tal como la propia estadística confirma. De hecho, solo uno de los candidatos de un total de 66 superó con un 5,12 la prueba práctica y 39 candidatos han obtenido una calificación entre el 0 y el 1. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha