Las Perseidas en Canarias: dónde y cuándo ver la lluvia de estrellas más esperada del año

Imagen de archivo de Perseidas contempladas desde en el Observatorio del Roque de Los Muchachos (ORM) con los telescopios MAGIC durante la noche del 11 al 12 de agosto de 2016. Crédito: Daniel López/IAC.

Canarias Ahora


1

Las noches del 12 y 13 de agosto caerá la tan esperada lluvia de estrellas de las Perseidas que, a pesar de la contaminación lumínica y el resplandor de la Luna, se podrán disfrutar en varios puntos de Canarias, como el Parque Nacional del Teide o el Roque de Los Muchachos, en La Palma, donde se preparan operativos especiales.

Así las cosas, el área de Gestión del Medio Natural y Seguridad del Cabildo de Tenerife pondrá en marcha un operativo especial en el Teide para evitar situaciones de “descontrol” durante el avistamiento.

En el operativo se contempla como primer objetivo la seguridad de las personas que se desplacen hasta el Parque Nacional, además de la protección del espacio natural protegido, ha especificado este martes el Cabildo de Tenerife en un comunicado.

“La afluencia excesiva de vehículos durante el avistamiento de la lluvia de estrellas, como cada año, puede generar una situación de descontrol como ya ha sucedido en otras ocasiones, por lo que hemos establecido determinado refuerzos en los retenes tanto de contraincendios como en el servicio de información”, ha indicado la consejera del área, Isabel García.

El avistamiento de la lluvia de meteoros en el Parque Nacional es una actividad ya tradicional en verano, pero “se debe realizar de la manera más respetuosa posible con un entorno altamente sensible como es el Teide, sobre atendiendo a la limpieza y el tránsito por lugares no habilitados”, apunta García.

Al respecto, la consejera solicita “una vez más” a la población sentido común y respeto ante las señalizaciones e indicaciones del personal del parque.

Este refuerzo que se establecerá durante los días previstos contempla la ampliación de horarios de los retenes contra incendios y vehículos pickup con depósitos de 400 litros de agua, dos camiones Unimog y dos vehículos del servicio de información que harán rondas en distintos puntos del parque y controlarán la capacidad de los aparcamientos, pudiendo limitar el acceso cuando se encuentren colmatados. 

Las Perseidas, en directo

A través de la colaboración del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) con la Sociedad Portuguesa para el Estudio de las Aves (SPEA), en el marco de los proyectos Interreg EELabs y Life Natura@night, la noche del 12 al 13 de agosto, el canal sky-live.tv retransmitirá la máxima actividad de la lluvia de estrellas fugaces de las Perseidas desde Madeira y desde el Observatorio del Roque de Los Muchachos, situado en las cumbres de Garafía, informa el IAC en una nota de prensa.

Un 10% de la superficie continental del planeta, señala, “se ve afectada por la contaminación lumínica, pero si tenemos en cuenta el SkyGlow (brillo del cielo), producido por la emisión de luz artificial a la atmósfera, este porcentaje se amplía hasta el 23%”. Las consecuencias de la emisión de luz artificial hacia el cielo, añade, “afectan a la biodiversidad, a nuestra salud y, por supuesto, a la Astronomía; y las perspectivas de futuro no son nada optimistas. Sin embargo, hay regiones que luchan para revertir esa tendencia, como es el caso de la Macaronesia, en la que instituciones de diferentes ámbitos se han unido en diversos proyectos para luchar contra este tipo de contaminación atmosférica, cuantificando los niveles de contaminación lumínica en aquellas áreas donde no debería haber llegado y tomando medidas para frenar su avance”. 

Una de estas iniciativas, apunta, consiste en concienciar a la población sobre el problema de la contaminación lumínica. Con este fin, la noche del viernes 12 al sábado 13 de agosto, el canal sky-live.tv retransmitirá en directo la lluvia de estrellas de las Perseidas desde el Pico do Arieiro (Madeira, Portugal). “Este año, la luna llena dificultará la visión de los meteoros más débiles. Por ese motivo la frecuencia de Perseidas será más baja -alrededor de una cada 15 minutos- y solo observaremos las más brillantes que seguirán siendo impresionantes. Como en años anteriores es necesario encontrar un lugar alejado de los núcleos urbanos, fijar la vista en un punto del cielo y esperar pacientemente para conseguir ver alguno de los trazos luminosos de las Perseidas”, comenta Serra-Ricart, astrónomo del IAC y coordinador del proyecto EELabs. 

Como cada año por estas fechas, se explica en la nota del IAC, la Tierra atraviesa la nube de polvo y rocas que el cometa Swift-Tuttle ha dejado en cada una de sus órbitas alrededor del Sol. Como consecuencia, “las noches desde mediados de julio hasta finales de agosto, vemos la actividad de las Perseidas, conocidas como Lágrimas de San Lorenzo. Este año, su máximo se espera a la o1:00 h UT de la madrugada del 13 de agosto. En Europa, por tanto, la noche del 12 al 13 de agosto se producirá la máxima actividad de esta lluvia de estrellas. Sabemos -según los cálculos de los modelos estándares- que la actividad de las Perseidas se sitúa alrededor de los 100 meteoros/hora (ZHR o tasas horarias cenitales) aunque, este año, la Luna llena dificultará la observación a lo largo de toda la noche”.

¿A qué llamamos 'estrellas fugaces'?

Se conoce como 'estrellas fugaces' a las pequeñas partículas de polvo, algunas menores que granos de arena, que se desprenden de los cometas -o asteroides- a lo largo de sus órbitas alrededor del Sol. La nube de partículas (meteoroides) resultante, debido al deshielo producido por el calor solar, se dispersa por la órbita del cometa y es atravesada por la Tierra en su recorrido anual alrededor del Sol. Durante este encuentro, las partículas de polvo se desintegran al entrar a gran velocidad en la atmósfera terrestre, creando los conocidos trazos luminosos que reciben el nombre científico de meteoros. 

Las Perseidas reciben su nombre por la constelación de Perseo, donde se encuentra su radiante (el punto en el cielo del que parecen nacer), pero tienen su origen en el cometa Swift-Tuttle, que fue descubierto en 1862, y que, con un tamaño aproximado de 26 km de diámetro, es el mayor objeto que se acerca de forma periódica a la Tierra. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats