El juez Alba niega tener enemistad con el abogado al que grabó y denunció por coacciones, injurias y calumnias

El juez Salvador Alba durante el juicio del caso Calero (Alejandro Ramos)

El juez Salvador Alba, investigado por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias por la presunta comisión de seis delitos mientras fabricaba pruebas falsas contra la magistrada Victoria Rosell, ha negado en un auto tener enemistad con el abogado Sergio Armario, al que grabó subrepticiamente y al que denunció ante el juzgado de guardia en mayo de 2016 por coacciones, revelación de secretos, injurias y calumnias.

La Fiscalía se suma a una nueva recusación al juez Alba para que no juzgue otro caso de corrupción

La Fiscalía se suma a una nueva recusación al juez Alba para que no juzgue otro caso de corrupción

En respuesta a una recusación formulada contra él para evitar que presida el juicio por el caso Faycán, el juez Alba llega a afirmar que “es radicalmente falso que este magistrado tenga enemistad manifiesta con el abogado don Sergio Armario. Con este abogado no tiene relación alguna, ni de amistad ni de enemistad” porque “la interposición de una denuncia contra el mismo obedece a que quien suscribe entiende en el momento de la interposición de la misma que ha sido víctima de un presunto delito en el que se considera partícipe al indicado abogado”.

Alba añade que “esa denuncia fue retirada por quien suscribe y el procedimiento se encuentra sobreseído”. Una afirmación que no es cierta del todo porque Alba jamás retiró la denuncia contra Sergio Armario, sencillamente desistió, lo que obligó al juez instructor de aquella causa, Rafael Passaro, a continuar con las diligencias hasta que decretó su archivo por petición del fiscal.

El abogado fue denunciado por Salvador Alba junto al empresario Miguel Ángel Ramírez justo después de que eldiario.es publicara la grabación en la que se le escuchaba conspirar contra la también magistrada Victoria Rosell, a la que en un momento el juez llama “cabrona hija de puta”. Sin embargo, pese a aquellas maniobras y estos insultos, Alba ha declarado ante el TSJC que no tiene ningún tipo de relación de enemistad con la exdiputada de Podemos.

Para tratar de probar la denuncia contra Armario llegó a presentar al juez Passaro una grabación efectuada por él mismo en la que se le escuchaba conversar con el abogado sobre la vida privada de la jueza Rosell. La grabación no fue incorporada a la causa por el juez, pero ya había sido filtrada a la prensa.

La posición que ahora defiende Alba en un auto adelantado este jueves por Canarias 7 responde a una recusación formulada por el abogado Sergio Armario tras hacerse cargo de uno de los acusados del caso Faycán, la red de presunta corrupción del Partido Popular en la ciudad de Telde, cuyo juicio será presidido por el polémico magistrado cordobés. A su entender, el letrado actúa con “una finalidad dilatoria, fundada en la mala fe y en un evidente abuso de derecho, lo que debería dar lugar a su inadmisión liminar”.

Sergio Armario se incorporó como defensor del acusado Ángel Omar Suárez Suárez después de que éste renunciara a su abogada el 4 de septiembre pasado y lo nombrara ocho días después. Alba recuerda que el acusado conocía la composición del tribunal, es decir, su presencia en el mismo, desde diciembre de 2016 y que Armario lo viene a recusar el día 29 del mismo mes después de que le fuera denegado un plazo de dos meses para el estudio de la voluminosa causa.

Salvador Alba ha recusado ya en dos ocasiones a la magistrada Margarita Varona, que lo investiga en el TSJC por seis presuntos delitos. La primera recusación le fue denegada y en estos momentos se dilucida la segunda después de que el Promotor de la Acción Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial archivara una denuncia contra la magistrada interpuesta por él mismo. La causa contra Alba cumple este mes dieciocho meses de instrucción.

Etiquetas
Publicado el
16 de noviembre de 2017 - 19:46 h

Descubre nuestras apps

stats