Holanda también levanta las restricciones a los vuelos desde Canarias

Llegada de turistas al aeropuerto de Tenerife Sur, en el municipio de Granadilla de Abona.

Holanda ha pasado a Canarias del rojo al ámbar en su semáforo COVID, abriendo por tanto sus fronteras a los turistas que vuelvan de las Islas, según ha anunciado en un comunicado el Presidente de la Comisión de Turismo y Seguridad de la Federación de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), Tom Smulders.

Canarias exigirá una prueba COVID-19 negativa a los turistas extranjeros y nacionales que se alojen en las Islas

Canarias exigirá una prueba COVID-19 negativa a los turistas extranjeros y nacionales que se alojen en las Islas

El país levanta la recomendación de no viajar a las Islas, después que lo hayan hecho otros como Gran Bretaña, Alemania la semana pasada.

Los principales turoperadores que operan desde Holanda son TUI, que cuenta con aviones propios y el turoperador Sunweb, que va contar con cuatro aviones tras obtener el permiso para la compra de la filial holandesa del turoperador Correndon.

En Canarias la curva de la pandemia continúa descendiendo. Con solo 30 positivos de coronavirus identificados este lunes respecto al día anterior (más otros 30 en revisión epidemiológica). Sigue siendo la autonomía con menor incidencia del territorio español: en los últimos 7 días es de 40,03 por 100.000 habitantes y de 75,56 tras las dos últimas semanas. Solo Tenerife permanece con las restricciones activas fijadas por el Gobierno regional -cierre de bares y restaurantes a las 00.00 horas o limitación de reuniones sociales a 10 personas-, ya que la capital de la Isla y La Laguna superan los 100 casos por 100.000 habitantes.

El responsable de Turismo y Seguridad de la FEHT considera “vital" para el sector mantener a la isla en los actuales márgenes, para así "mantener abiertas las conexiones con los principales países emisores de clientes", que consideran Gran Canaria y otras islas en estos momentos como "destino seguro”. 

En tal sentido, ha hecho una llamada a la responsabilidad de la población, para que "mantenga una actitud colaboradora, cumpliendo con las medias sanitarias establecidas", lo que evitará que el Gobierno "deba aplicar restricciones más duras", como las impuestas en estos momentos en el resto del país. "Halloween está cerca y podrá darnos un susto grande si no somos capaces de mantener la disciplina de la cautela en las islas”, ha dicho.

Este lunes, Canarias ha anunciado además que exigirá una prueba COVID-19 negativa a turistas extranjeros y nacionales, tanto en origen como en destino, cumpliendo con una de las mayores exigencias del sector. Si no presentan el resultado de la prueba, se les denegará la entrada hasta que acudan a un centro sanitario, clínica o laboratorio para que se haga un test. Todo debe ser sufragado por los turistas, que además serán informados de todos estos pormenores, lo que evitará "cualquier tipo de reclamación", según el Ejecutivo regional.

Etiquetas
Publicado el
26 de octubre de 2020 - 22:49 h

Descubre nuestras apps

stats