Junts pide a Aragonès que no vaya a la mesa de diálogo si Pedro Sánchez no asiste

Más presión para ERC por parte de sus socios de Junts a cuenta de la mesa de diálogo con el Gobierno. JxCat ha reclamado este lunes a Pere Aragonès que no acuda a la reunión prevista para esta semana si finalmente Pedro Sánchez no asiste. La portavoz de la formación, Elsa Artadi, ha considerado que el plante del presidente del Gobierno sería un menosprecio tanto a la Generalitat como a la propia mesa, por lo que ha exigido una "repuesta" a la altura.

"Delante de la posibilidad real de que Pedro Sánchez no asista, creemos que Pere Aragonès no debería de asistir por dignidad institucional. La decisión será suya, pero creemos que debe haber alguna respuesta por parte de la Generalitat a este menosprecio", ha indicado Artadi en rueda de prensa. Para la portavoz, que el presidente del Gobierno aún no haya confirmado su asistencia es una "señal" de la "poca seriedad y de la poca importancia que le da a la mesa de diálogo".

Un "menosprecio" que, para Artadi, no es casual sino que está perfectamente calculado desde el Gobierno central para rebajar la importancia del encuentro. "Con estas idas y venidas sobre si asistirá o no asistirá a la mesa de diálogo el Gobierno parece que tiene ganas de humillar", ha dicho la portavoz. "Demuestra las pocas ganas que tienen de solucionar el conflicto", ha añadido.

En la misma línea, desde Junts se han referido a los deseos de la delegación de ministros de introducir en el orden del día temas como la ampliación de El Prat o infraestructuras. "La mesa no iba de eso y desde JxCat nosotros nos aseguraremos que la mesa vaya de lo que tiene que ir, los temas de inversiones o los temas competenciales son carpetas diferentes", ha explicado. "Nosotros asumimos la presencia en esta mesa con la lealtad que nos obliga el acuerdo de investidura", ha recordado, para a continuación asegurado que no aceptarán "que la mesa se utilice para desmovilizar el independentismo".

La portavoz de Junts además ha vuelto a poner distancia entre su partido y esta mesa, de la cual ha dicho que siempre han alertado de las "debilidades del instrumento". "Esta mesa sale de un acuerdo para la investidura de Pedro Sánchez, que se hizo de espaldas y en secreto al independentismo y por tanto quien tiene la responsabilidad de que funcione es ERC y el PSOE", ha apuntado Artadi, pasando a sus socios de Govern toda la presión sobre la buena marcha del espacio.

Más presión para ERC por parte de sus socios de Junts a cuenta de la mesa de diálogo con el Gobierno. JxCat ha reclamado este lunes a Pere Aragonès que no acuda a la reunión prevista para esta semana si finalmente Pedro Sánchez no asiste. La portavoz de la formación, Elsa Artadi, ha considerado que el plante del presidente del Gobierno sería un menosprecio tanto a la Generalitat como a la propia mesa, por lo que ha exigido una "repuesta" a la altura.

"Delante de la posibilidad real de que Pedro Sánchez no asista, creemos que Pere Aragonès no debería de asistir por dignidad institucional. La decisión será suya, pero creemos que debe haber alguna respuesta por parte de la Generalitat a este menosprecio", ha indicado Artadi en rueda de prensa. Para la portavoz, que el presidente del Gobierno aún no haya confirmado su asistencia es una "señal" de la "poca seriedad y de la poca importancia que le da a la mesa de diálogo".

Un "menosprecio" que, para Artadi, no es casual sino que está perfectamente calculado desde el Gobierno central para rebajar la importancia del encuentro. "Con estas idas y venidas sobre si asistirá o no asistirá a la mesa de diálogo el Gobierno parece que tiene ganas de humillar", ha dicho la portavoz. "Demuestra las pocas ganas que tienen de solucionar el conflicto", ha añadido.

En la misma línea, desde Junts se han referido a los deseos de la delegación de ministros de introducir en el orden del día temas como la ampliación de El Prat o infraestructuras. "La mesa no iba de eso y desde JxCat nosotros nos aseguraremos que la mesa vaya de lo que tiene que ir, los temas de inversiones o los temas competenciales son carpetas diferentes", ha explicado. "Nosotros asumimos la presencia en esta mesa con la lealtad que nos obliga el acuerdo de investidura", ha recordado, para a continuación asegurado que no aceptarán "que la mesa se utilice para desmovilizar el independentismo".

La portavoz de Junts además ha vuelto a poner distancia entre su partido y esta mesa, de la cual ha dicho que siempre han alertado de las "debilidades del instrumento". "Esta mesa sale de un acuerdo para la investidura de Pedro Sánchez, que se hizo de espaldas y en secreto al independentismo y por tanto quien tiene la responsabilidad de que funcione es ERC y el PSOE", ha apuntado Artadi, pasando a sus socios de Govern toda la presión sobre la buena marcha del espacio.

Más presión para ERC por parte de sus socios de Junts a cuenta de la mesa de diálogo con el Gobierno. JxCat ha reclamado este lunes a Pere Aragonès que no acuda a la reunión prevista para esta semana si finalmente Pedro Sánchez no asiste. La portavoz de la formación, Elsa Artadi, ha considerado que el plante del presidente del Gobierno sería un menosprecio tanto a la Generalitat como a la propia mesa, por lo que ha exigido una "repuesta" a la altura.

"Delante de la posibilidad real de que Pedro Sánchez no asista, creemos que Pere Aragonès no debería de asistir por dignidad institucional. La decisión será suya, pero creemos que debe haber alguna respuesta por parte de la Generalitat a este menosprecio", ha indicado Artadi en rueda de prensa. Para la portavoz, que el presidente del Gobierno aún no haya confirmado su asistencia es una "señal" de la "poca seriedad y de la poca importancia que le da a la mesa de diálogo".