Primera sentencia en Barcelona por la disputa de unos padres separados sobre la vacunación COVID de sus hijos

Una jueza de Barcelona ha resuelto la disputa de un padre y una madre separados sobre la vacunación contra la COVID-19 de sus dos hijos. La magistrada, en uno de los primeros casos en los que la Justicia se ha tenido que pronunciar sobre el derecho de los padres divorciados a vacunar a sus hijos, da la razón a la madre, partidaria de la inmunización, ha avanzado este lunes el diario ARA.

El conflicto no se limitaba tan solo a la vacunación sino que incluso afectaba a la práctica de una prueba PCR en los menores, rechazada también por el padre. La magistrada Eva Atarés también ha resuelto en favor de la madre, en un fallo que no implica la vacunación automática, sino que se resuelve cuál de los dos progenitores tiene el derecho a decidir en base al beneficio de los menores. En este caso será la madre, partidaria de la vacunación.

La decisión se ha tomado después de haber escuchado los argumentos de los dos progenitores y de valorar la documentación médica aportada por las partes. La resolución judicial ha establecido que lo más beneficioso para los intereses de los dos adolescentes es que sea la madre quien tenga la última palabra.

La vacunación de los menores de entre 12 y 18 años se abrió el pasado mes de agosto y si bien se han alcanzado altas tasas de inmunización en pocos días, al ser los padres los encargados de vacunar a los hijos han surgido disputas entre algunos progenitores separados, que terminarán resolviendo los jueces.

Una jueza de Barcelona ha resuelto la disputa de un padre y una madre separados sobre la vacunación contra la COVID-19 de sus dos hijos. La magistrada, en uno de los primeros casos en los que la Justicia se ha tenido que pronunciar sobre el derecho de los padres divorciados a vacunar a sus hijos, da la razón a la madre, partidaria de la inmunización, ha avanzado este lunes el diario ARA.

El conflicto no se limitaba tan solo a la vacunación sino que incluso afectaba a la práctica de una prueba PCR en los menores, rechazada también por el padre. La magistrada Eva Atarés también ha resuelto en favor de la madre, en un fallo que no implica la vacunación automática, sino que se resuelve cuál de los dos progenitores tiene el derecho a decidir en base al beneficio de los menores. En este caso será la madre, partidaria de la vacunación.

La decisión se ha tomado después de haber escuchado los argumentos de los dos progenitores y de valorar la documentación médica aportada por las partes. La resolución judicial ha establecido que lo más beneficioso para los intereses de los dos adolescentes es que sea la madre quien tenga la última palabra.

La vacunación de los menores de entre 12 y 18 años se abrió el pasado mes de agosto y si bien se han alcanzado altas tasas de inmunización en pocos días, al ser los padres los encargados de vacunar a los hijos han surgido disputas entre algunos progenitores separados, que terminarán resolviendo los jueces.

Una jueza de Barcelona ha resuelto la disputa de un padre y una madre separados sobre la vacunación contra la COVID-19 de sus dos hijos. La magistrada, en uno de los primeros casos en los que la Justicia se ha tenido que pronunciar sobre el derecho de los padres divorciados a vacunar a sus hijos, da la razón a la madre, partidaria de la inmunización, ha avanzado este lunes el diario ARA.

El conflicto no se limitaba tan solo a la vacunación sino que incluso afectaba a la práctica de una prueba PCR en los menores, rechazada también por el padre. La magistrada Eva Atarés también ha resuelto en favor de la madre, en un fallo que no implica la vacunación automática, sino que se resuelve cuál de los dos progenitores tiene el derecho a decidir en base al beneficio de los menores. En este caso será la madre, partidaria de la vacunación.

Etiquetas
13 de septiembre de 2021 - 13:12 h