eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Granjeros 2.0 para trasplantar urbanitas

BBBFarming es un proyecto de crowdfunding para facilitar el éxodo urbano basado en formación, conocimiento y prácticas sobre el terreno

Lo que hizo el flautista de Hamelin con los niños lo quiere lograr ahora BBBFarming con los urbanitas

Lo que hizo el flautista de Hamelin con los niños lo quiere lograr ahora BBBFarming con los urbanitas

Seguro que recuerdan la fábula medieval del flautista de Hamelin y cómo con su instrumento mágico sedujo a los niños de la ciudad homónima. Aquello fue en el siglo XIII. Bastante después llegó la revolución industrial y con ella las ciudades crecieron y crecieron hasta hoy, en que la falta de oportunidades laborales y otras causas (contaminación, estrés, etc.) están llevando a muchas personas a volver al campo. Un 'poco' más al sur de Hamelin, en Extremadura, hoy hay un grupo de personas dispuestas a hacer sonar otra flauta, mucho más acorde al siglo XXI, basada en Internet y las TIC para facilitar todavía más ese tránsito del asfalto a la tierra.

Se trata de la sociedad cooperativa ACTYVA, que acaba de lanzar una campaña de crowdfunding en Goteo.org para hacer realidad BBBFarming (Big Brother Bio Farming), y como nos cuenta en entrevista Gonzalo Palomo, consultor asociado al proyecto, "nace como plataforma online y de fomación para acercar a los agricultores ecológicos, o en vías de serlo, a su gente en la ciudad mediante blogs, cursos, eventos y una comunidad de productores-consumidores". El objetivo es "facilitar la vuelta al campo a través de la generación de una comunidad de enseñanza-aprendizaje en torno a la agroecología".

Si el capital no nos quiere, la tierra sí
¿Acaso sobra gente en las ciudades? "Se ha comprobado que las élites están de acuerdo en que los trabajadores no somos necesarios para mantener la economía capitalista. Ya Jeremy Rifkin en 'El fin del trabajo' (1995) planteaba que la actual revolución del silicio destruiría más empleo del que sería capaz de generar, como parece está ocurriendo, sobre todo en las economías más maduras", explica Palomo. Y sigue: "La generación de plusvalía se ha divorciado del factor trabajo y por tanto el capital no requiere de nosotros para multiplicarse".

Ya lo dicen en la propia página donde tratan de recaudar los 5.553 euros que necesitan como mínimo para hacer realidad el proyecto: "La comunidad BBBFarming pretende situar lo rural en un lugar estratégico de cara al nuevo escenario postcapitalista que favorece la vuelta al campo". Así, afirma Palomo, "se pueden reconstruir las relaciones de confianza que han sustentado la producción-consumo de alimentos hasta la revolución industrial, cuando el crecimiento urbano desaforado trastocó totalmente la cadena de comercialización directa, introduciendo infinidad de eslabones (almacenista, entrador, asentador, mayorista, distribuidor... y transporte, transporte y más transporte) que no sólo diluyen la responsabilidad sino que además convierten el sistema agroalimentario en uno de los más ineficientes energética y económicamente hablando".

Desencanto urbano, seducción digital
La dicotomía ciudad-campo, urbe-rural, no es baladí en este proyecto: "La ciudad dio nombre al burgués, y ahora que el empresariado ha encontrado el paraíso en Luxemburgo y las Islas Caimán, parece que los cortesanos tendrán que salir de la capital. Nosotros simplemente queremos ponérselo más fácil al urbanita desencantado", explica Palomo.

¿De verdad es imprescindible el éxodo urbano para formar parte de esta experiencia? No, pero casi: "Hay experiencias exitosas de 'guerrilla gardening' en múltiples urbes y las españolas no son ajenas al fenómeno. Pero la actitud rural sólo se adquiere con esfuerzo y práctica en el campo", explica Palomo, y no se anda con zarandajas cuando sentencia que "esto no es un juego, hay que madrugar, nadar en mierda, adaptarse a los ciclos naturales, convivir estrechamente con la vecindad y sobre todo aguantarse a uno mismo".

Si uno está dispuesto, BBBFarming lo tiene todo pensado: formación profesional previa a la migración hacia el campo del que algún día salieron tus antepasados, consejos y recursos proporcionados por los propios granjeros de forma online a través de la plataforma (a los que se pretende incentivar con micropagos vía Flattr) y hasta un sistema de monitorización en tiempo real: cámara IP, recogida de datos de campo así como la difusión por los propios productores de su día a día mediante blogs, vídeo-formación y fincas modelo.

¿fincas modelo? Nos lo aclara Palomo: "Se trata de explotaciones agropecuarias cedidas para que otros agricultores y ganaderos inexpertos puedan aprender el saber hacer". Es decir, que la herramienta posibilitará a los más decididos no sólo aprender la teoría: también la práctica, in situ y formando parte de una comunidad.

Y no solo en Extremadura: cualquier agricultor ecológico "o en vías de serlo" (insiste, pues también pretenden atraer a agricultores y ganaderos para la causa ecológica), puede unirse a la plataforma que pretende ser la punta de lanza del éxodo urbano que tanto se viene anunciando. Lo justifica Palomo: "Empezamos en Extremadura porque es donde estamos y por tanto las relaciones personales tú a tú son más sencillas, pero queremos crecer. No nos ponemos ningún límite, por eso abrazamos el idioma de la metrópoli [refiriéndose a las siglas que conforman BBBFarming]. Queremos cambiar el mundo, no sólo Extremadura o España". De momento, cualquiera puede convertirse en el jardinero que trasplante urbanitas de la ciudad al campo.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha