Juicio contra los propagadores del bulo de pederastia del 'bar España': la jueza pide 2,4 millones de responsabilidad civil

Lucas Marco

0

Hasta nueve propagadores del bulo del 'bar España' se sentarán en el banquillo de los acusados por los presuntos delitos contra la integridad moral, por calumnias con publicidad contra particular y contra autoridad y funcionario público, injurias y calumnias con publicidad y por denuncia falsa contra la administración de justicia.

Durante más de dos décadas los acusados se han dedicado a propagar en internet bulos sobre una supuesta trama de pederastia en un establecimiento situado en la carretera de Benicarló. Sin pruebas, aseguraban que estarían implicados el expresidente de la Diputación de Castellón Carlos Fabra, el expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps e incluso una magistrada, además de otros cargos de la Generalitat Valenciana.

La titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Castelló ha dictado el auto de apertura de juicio oral en el que solicita que los acusados abonen una responsabilidad civil de 2,4 millones de euros, que también deberá afrontar el editor de un “periódico digital” denominado Aquí Actualidad, que propagó el bulo.

La supuesta trama se la inventó un peluquero de Castelló, Reinaldo Colás, ya fallecido, al sospechar que la pareja de su ex mujer abusaba de sus hijos. A partir de ahí, sin ningún tipo de fundamento, el bulo se extendió a varios cargos públicos de la política Valenciana (por lo que la Abogacía de la Generalitat Valenciana ejerce la acusación particular) y fue creciendo en foros conspiracionistas de internet y en redes sociales.

“Permanente campaña de acoso”

La jueza, en un auto anterior, reseñaba la “permanente campaña de acoso y desprestigio público mediante la formación de imputaciones delictivas y denuncias falsas dirigidas de forma organizada y consecutiva” por parte de los acusados “desde hace más de 20 años y de forma constante”. “Durante años, internautas especializados en la propagación de bulos y en la difusión de teorías conspiratorias difundieron la historia y la publicaron y mantuvieron en distintos foros”, agrega.

Sin embargo, la realidad es que los menores supuestamente abusados reconocieron que el creador del bulo les obligó a “aprenderse unos textos” grabándolos después en su peluquería “con la promesa de beneficios” y aprovechándose de “una evidente situación de vulnerabilidad”. La teoría del 'bar España' acusaba a jueces y fiscales de ocultar los supuestos hechos e incluso figuran como acusados un director de documentales, un bloguero y el fundador de la entidad Abogados contra la Corrupción.

Ninguno de los acusados, algunos ya condenados anteriormente por intromisión ilegítima en el derecho al honor y denuncia falsa, “ha realizado labor alguna de contrastación de sus fuentes y de lo publicado, ocultando de forma deliberada, la retractación de los entonces menores y la condena de tales bulos por la falta de certeza de las acusaciones mantenidas”, reza el auto.

Medidas cautelares

La Fiscalía y las acusaciones particulares solicitaban a la Agencia Española de Protección de Datos que se dirigiese a empresas de redes sociales y de internet para “bloquear cualquier publicación relacionada con el caso Bar España”. Sine embargo, la jueza ha denegado la medida cautelar. La instructora sostiene que a lo largo del procedimiento se han adoptado las medidas cautelares necesarias para salvaguardar los derechos de los perjudicados. “Debe ser objeto de valoración no tanto ya como medida cautelar sino como pena y en el acto mismo del juicio”, señala el auto.

La magistrada señala al Juzgado de lo Penal de Castelló al que corresponda por turno el enjuiciamiento de la causa.