La portada de mañana
Acceder
El líder del PP europeo defiende los acuerdos con la extrema derecha
Qué se sabe de la posible ofensiva rusa de la que hablan Kiev y sus aliados
OPINIÓN | No pienses en un banco, por Isaac Rosa

La demolición del antiguo hospital La Fe y la apertura del centro de salud coincidirán en primavera

Las obras de demolición del antiguo hospital La Fe, en el barrio valenciano de Campanar, arrancarán en primavera y se realizarán de una sola fase. El derribo del espacio hospitalario dará paso a la construcción de un complejo sanitario vanguardista, que contará con atención especializada, emergencias, salud mental, radiología y un nuevo centro de salud para el barrio.

El centro de salud de Campanar II, que dará servicio a 25.000 habitantes, estará listo para funcionar el próximo abril, según ha anunciado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en una visita a las obras. El espacio, con más de 5.000 metros cuadrados, dispondrá de un punto de atención continuada, 6 consultas de urgencias y sala de rayos X, 34 consultas de medicina de familia y 6 consultas pediátricas, además de una unidad de odontología preventiva, sala de extracciones, tratamientos y curas. Ofrecerá también los servicios de cirugía menor ambulatoria y dispondrá de un área maternal, un área de rehabilitación, área de salud sexual y reproductiva, área de salud mental y un área de detección precoz de cáncer de mama.

Junto al centro de salud se proyecta un centro de especialidades, que dará servicio a 250.000 habitantes y reducirá los desplazamientos al hospital La Fe, en el barrio de Malilla, a la otra punta de la ciudad. Previsto para iniciar los servicios al finalizar el año, dispondrá de área de cirugía mayor ambulatoria con 4 quirófanos, 55 consultas de 19 especialidades, con 11 salas de exploraciones funcionales y gabinete de endoscopias. Asimismo, contará con área de diagnóstico, área de extracciones y laboratorio, así como un área administrativa y de dirección.

Los centros de salud, con una inversión de 25 millones de euros, formarán parte de un espacio sanitario más amplio, que se irá construyendo por fases sobre los solares del viejo hospital. El complejo, que lleva el nombre del exministro de Sanidad Ernest Lluch, impulsor de la reforma del sistema de salud pública con el primer gobierno del PSOE, pretende convertirse en un espacio sanitario de vanguardia y aliviar la congestión en atención primaria y hospitalaria. El Espai Ernest Lluch contará con otros centros de atención como un hospital de crónicos y larga estancia, un centro de rehabilitación integral ambulatorio, un centro de estudios en salud y género, una escuela de salud y una casa del paciente. Al mismo tiempo, dispondrá de instalaciones destinadas a la atención a la salud mental, en concreto cuatro hospitales de día para la atención de trastornos mentales y un centro de encuentro para pacientes de salud mental. 

El Consell ya ha licitado la demolición del viejo hospital, que una vez culmine, con un plazo de ejecución de 12 meses, dará paso a las obras de construcción del complejo sanitario. Tras el derribo, licitado por 17 millones de euros, se procederá a la construcción de las infraestructuras pendientes que formarán parte de este complejo sanitario y prestarán atención sanitaria y sociosanitaria a la población de los barrios de Campanar, Tendetes y El Calvari, así como a toda el área metropolitana de València. 

Las obras de demolición del antiguo hospital La Fe, en el barrio valenciano de Campanar, arrancarán en primavera y se realizarán de una sola fase. El derribo del espacio hospitalario dará paso a la construcción de un complejo sanitario vanguardista, que contará con atención especializada, emergencias, salud mental, radiología y un nuevo centro de salud para el barrio.

El centro de salud de Campanar II, que dará servicio a 25.000 habitantes, estará listo para funcionar el próximo abril, según ha anunciado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en una visita a las obras. El espacio, con más de 5.000 metros cuadrados, dispondrá de un punto de atención continuada, 6 consultas de urgencias y sala de rayos X, 34 consultas de medicina de familia y 6 consultas pediátricas, además de una unidad de odontología preventiva, sala de extracciones, tratamientos y curas. Ofrecerá también los servicios de cirugía menor ambulatoria y dispondrá de un área maternal, un área de rehabilitación, área de salud sexual y reproductiva, área de salud mental y un área de detección precoz de cáncer de mama.

Junto al centro de salud se proyecta un centro de especialidades, que dará servicio a 250.000 habitantes y reducirá los desplazamientos al hospital La Fe, en el barrio de Malilla, a la otra punta de la ciudad. Previsto para iniciar los servicios al finalizar el año, dispondrá de área de cirugía mayor ambulatoria con 4 quirófanos, 55 consultas de 19 especialidades, con 11 salas de exploraciones funcionales y gabinete de endoscopias. Asimismo, contará con área de diagnóstico, área de extracciones y laboratorio, así como un área administrativa y de dirección.

Los centros de salud, con una inversión de 25 millones de euros, formarán parte de un espacio sanitario más amplio, que se irá construyendo por fases sobre los solares del viejo hospital. El complejo, que lleva el nombre del exministro de Sanidad Ernest Lluch, impulsor de la reforma del sistema de salud pública con el primer gobierno del PSOE, pretende convertirse en un espacio sanitario de vanguardia y aliviar la congestión en atención primaria y hospitalaria. El Espai Ernest Lluch contará con otros centros de atención como un hospital de crónicos y larga estancia, un centro de rehabilitación integral ambulatorio, un centro de estudios en salud y género, una escuela de salud y una casa del paciente. Al mismo tiempo, dispondrá de instalaciones destinadas a la atención a la salud mental, en concreto cuatro hospitales de día para la atención de trastornos mentales y un centro de encuentro para pacientes de salud mental. 

El Consell ya ha licitado la demolición del viejo hospital, que una vez culmine, con un plazo de ejecución de 12 meses, dará paso a las obras de construcción del complejo sanitario. Tras el derribo, licitado por 17 millones de euros, se procederá a la construcción de las infraestructuras pendientes que formarán parte de este complejo sanitario y prestarán atención sanitaria y sociosanitaria a la población de los barrios de Campanar, Tendetes y El Calvari, así como a toda el área metropolitana de València. 

Las obras de demolición del antiguo hospital La Fe, en el barrio valenciano de Campanar, arrancarán en primavera y se realizarán de una sola fase. El derribo del espacio hospitalario dará paso a la construcción de un complejo sanitario vanguardista, que contará con atención especializada, emergencias, salud mental, radiología y un nuevo centro de salud para el barrio.

El centro de salud de Campanar II, que dará servicio a 25.000 habitantes, estará listo para funcionar el próximo abril, según ha anunciado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en una visita a las obras. El espacio, con más de 5.000 metros cuadrados, dispondrá de un punto de atención continuada, 6 consultas de urgencias y sala de rayos X, 34 consultas de medicina de familia y 6 consultas pediátricas, además de una unidad de odontología preventiva, sala de extracciones, tratamientos y curas. Ofrecerá también los servicios de cirugía menor ambulatoria y dispondrá de un área maternal, un área de rehabilitación, área de salud sexual y reproductiva, área de salud mental y un área de detección precoz de cáncer de mama.