La portada de mañana
Acceder
La nueva guía de Sanidad sitúa a 11 comunidades en riesgo alto o extremo
Pablo Casado busca una segunda oportunidad por el centro
Opinión - Señor Casado, ¿y ahora qué?, por Neus Tomàs
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El público vuelve a los teatros en España de la mano de Achúcarro y Galván

El público asistente al teatro Arriaga de Bilbao, durante la actuación del pianista vizcaíno, Joaquín Achucarro (d), en el día en que el teatro municipal reabre sus puertas tras poco más de tres meses cerrado al público por la pandemia del coronavirus.

EFE

Madrid —

0

Han tenido que esperar "tres meses y una hora de cola" para asistir a una representación escénica en España, pero los quinientos espectadores que han tenido esta noche el privilegio de asistir, tras la pandemia, a la reapertura de los primeros teatros europeos han vivido una experiencia "histórica".

El Teatro Arriaga de Bilbao ha recuperado la actividad presencial con un concierto del pianista Joaquín Achúcarro, al que han podido asistir 305 espectadores, y en la capital el Teatro de la Abadía ha repuesto "Sea Wall" en su patio para 10 personas y Teatros del Canal ha reabierto con la inauguración a cargo de Israel Galván de la 35 edición del festival Madrid en Danza para 227.

"Es un día histórico porque desde la antigüedad clásica nunca ha habido tanto tiempo seguido sin teatro, danza o música en todo el mundo", ha asegurado en declaraciones a EFE Marta Rivera de la Cruz, consejera de Cultura de la comunidad madrileña, de la que depende Teatros del Canal.

Rivera de la Cruz ha acompañado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso, y al vicepresidente, Ignacio Aguado, en la reapertura del teatro junto a su directora, Blanca Li, y a la de Madrid en Danza, Aida Gómez.

"Todos hemos soñado con este momento. Hemos pasado tiempos muy duros y nos esperan días emocionantes. El regreso del teatro es el regreso de la vida", ha subrayado Li desde el escenario antes de pedir un minuto de silencio por todos los fallecidos en la pandemia

El público, que agotó las entradas del Arriaga, la Abadía y Canal en pocas horas, ha asistido pertrechado de mascarillas desde casa pero con posibilidad de hacerse con una a la entrada, donde les esperaba también el ubicuo gel desinfectante.

Han hecho cola, amenizada, en el caso del Canal, con un grupo de percusión, otro de violines y una actriz que recordaba "la preceptiva distancia"; les han tomado la temperatura, que tenía que ser inferior a 37,5, y han entrado en la sala en la que las butacas "no permitidas" estaban bloqueadas.

En Canal, las butacas "prohibidas" estaban ocupadas por maniquíes y unas ramas y las que sí eran "ocupables" tenían al lado dos vacías por cada lado así como la fila de delante y de detrás sin público.

Al finalizar la función, el personal de sala ha organizado, por filas y puertas, la salida de los espectadores.

"Me tomo ser de los primeros que actúa en un gran teatro en Europa como que soy un niño al que dejan entrar a jugar en un parque; como el que ha corrido y se ha colado, pero soy parte de una comunidad de artistas y en el parque tenemos que estar todos", ha explicado Galván a EFE poco antes de actuar.

Para él las medidas de seguridad no han sido molestas ni le han entorpecido: "todos queremos que sea normal, que haya normalidad, sin forzar las cosas, aunque todos con mascarillas".

La obra que ha interpretado esta noche, "El amor brujo. Gitanería en un acto y dos cuadros", con David Lagos en el cante y el piano "deconstruido" de Alejandro Rojas-Marcos, se basa en la obra de Manuel de Falla, "en eso de los celos y el amor, en esos demonios que solo se quitan bailando ¿sabes o no?", se ha reído.

El montaje dura casi 50 minutos porque al original ha añadido "descartes" del primer "Amor brujo", un espectáculo que estrenó en Jerez de la Frontera (Cádiz) y que ha bailado ya en varias ciudades francesas.

En la primera parte, ataviado con una peluca rubia, falda y blusón negros y guantes rojos, la hace con "mentalidad de mujer", como en el original, y en la segunda, la de los "descartes", con la de hombre: "me gusta que mi cuerpo cambie, que se meta en él otra persona; es una transformación pero más mental que de maquillaje o travestismo".

"Cuando soy mujer bailo más masculino y al revés. Es un disloque", se vuelve a reír el artista, que tiene previsto estrenar en la próxima Bienal de Flamenco, presentada hoy, el espectáculo "Gatomaquia".

Los espectadores consultados por EFE, como el caso de Nerea Bilbatúa y Angela Deck, han mostrado su "emoción" por vivir un estreno tan especial aunque han insistido en que han ido al Canal "por Galván".

"Ha sido genial y delirante", ha resumido la pianista Rosa Torres Pardo sobre la "reinvención" del clásico de Falla.

A la reapertura del Canal han asistido, entre otros muchos artistas, Angelica Liddell, Niño de Elche, Joaquín de Luz, Aitana Sánchez Gijón, Olga Pericet, María Pagés, Antonio Najarro y Alberto Conejero.

En el Arriaga, Achúcarro, que debía haber ofrecido el 31 de mayo un concierto para conmemorar el 130 aniversario del teatro, ha dado un concierto con obras de Bach, Beethoven, Brahms y Liszt.

Etiquetas
Publicado el
18 de junio de 2020 - 00:16 h

Descubre nuestras apps

stats