eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

"Tengo 30 años y una nómina más que decente, pero tengo que volver a casa de mi madre"

53 Comentarios

Tengo 30 años, soy informático, tengo un trabajo muy estable y una nómina más que decente, algo no muy común en España en estos tiempos. Decidí independizarme hace algo más de tres años y para ello elegí un pequeño apartamento de 47 metros en el barrio de Guindalera, en el distrito de Salamanca de Madrid.

El estado del piso era tan lamentable que probablemente no pasase ninguna inspección técnica (especialmente la eléctrica), además de estar bastante sucio. No obstante, la zona era agradable, el precio aunque elevado estaba en la media (600 euros al mes) y los gastos de gestión eran bajos.

Como soy bastante manitas, me las apañé para ir arreglando aquellas chapuzas que me encontré, en muchas ocasiones poniendo yo dinero de mi bolsillo para comprar las piezas nuevas (como por ejemplo el mecanismo de llenado del WC, que desde el principio me lo entregaron roto). Y así es cómo conseguí hacer de aquel agujero un lugar habitable. 

Seguir leyendo »

"Encuentras el piso de tus sueños ¡Pero no! Es una estafa"

21 Comentarios

Anuncio de piso fraudulento

No tengo que  mencionar que los precios de alquiler en el centro de Madrid han superado ya la estratosfera, y que encontrar un piso asequible para alguien con una renta inferior a la de Amancio Ortega es toda una aventura. Díganmelo a mí, con sueldo de becaria, periodista, llevo más de un mes buscando piso y me he encontrado de todo. Menos algo que pudiera pagar o digno para vivir.

No se preocupen, no estoy sin techo. Una de mis tías me acoge en una habitación, que me pilla a dos horas del trabajo, pero que me sirve hasta que encuentre algo más cercano Y bien, a lo que ibamos. Los precios por Moncloa, Argüelles o Guzmán el Bueno rozan los 500 euros por habitación, y a veces te encuentras llamativos anuncios que podrían ser la oportunidad de tu vida. Y vuelan.

Otra oportunidad es la de encontrarte un pisazo, recién reformado, en buena zona y con un alquiler que sorprendentemente se aproxima al que pagabas hace tres años en la misma zona. ¡Ojo aquí! Os pongo las pistas para reconocer la estafa de alquiler más corriente del verano.

Seguir leyendo »

"Es increíble que se pueda vender VPO a un fondo buitre y que hagan lo que les dé la gana con los vecinos"

24 Comentarios

Vecinos de un bloque de VPO de San Sebastián de los Reyes vendido al fondo Lazora

Vivo de alquiler desde 2014 en un piso en San Sebastián de los Reyes. Cuando me enseñaron la casa dije que necesitaba entrar en un sitio donde tuviera estabilidad para criar a mi hijo. Ahora tengo dos, de 5 años y de 1. Me dijeron que al ser una vivienda de protección oficial tendría estabilidad.

Mi casa tiene apenas 50 metros útiles, dos dormitorios, un garaje y trastero que no pedí, y piscina comunitaria que pago con la Comunidad. Pagaba 604 euros, más suministros e IBI. Ahora quieren que pague 999 o que me vaya del piso. Pero eso es más de lo que yo gano (750 euros al mes como cuidadora de personas con discapacidad). Mi marido está en el paro y tiene un subsidio de 400 euros al mes, pero le quedan solo dos meses de cobrar.

Cuando me dijeron que me subían el alquiler traté de buscar vivienda por todas partes, pero me pedían 800 euros por cuchitriles. Ante la desesperación de no encontrar nada, empiezo a no dormir, a tener ansiedad, me veo en la calle con mi familia. Sobre todo cuando en San Sebastián de los Reyes no hay vivienda pública.

Seguir leyendo »

"Iba a renovar mi contrato de alquiler, pero me han subido el precio un 75%"

46 Comentarios

Zona del Mercado de Santa Caterina, en Barcelona.

Vivo desde hace tres años en un estudio de unos 40 metros cuadrados en el barrio del mercado de Santa Caterina, encima del Born, en Barcelona. Un solo espacio, con cocina, comedor, la cama y el servicio. Pago 400 euros. Aunque pueda parecer barato dados los precios del alquiler, el piso es viejo, con varias chapuzas hechas, el suelo agrietado y humedades. Recientemente he recibido un burofax de la empresa administradora del alquiler en el que me pedían que llamara para hablar del fin del contrato, que concluye en noviembre. En la conversación me comunicaron que el precio había subido de 400 a 700 euros. Un aumento del 75%.

No me lo esperaba. Ya me imaginaba algo pasado de vueltas, que me iban a plantear un aumento del precio, pero no esto. Hablas con la gente y te cuenta que les han subido un 25%, un 30%... Mi nuevo vecino de abajo me contó que se había mudado con su pareja de su anterior casa porque les habían subido el alquiler un 50%. Pero no había visto algo así: un 75%. El caso es que el piso sigue igual, con las mismas chapuzas. En este tiempo no ha habido mejoras ni obra.

La propuesta de la administradora es un nuevo contrato por supuesto, con el aumento subsiguiente de la fianza y pagar de nuevo al administrador un mes entero –al nuevo precio of course– por cambiar dos números en un papel.

Seguir leyendo »

Nóminas de mis padres y aval bancario: lo que me exigieron para alquilar un piso en Madrid teniendo contrato de trabajo

22 Comentarios

Imagen de la ciudad de Madrid.

Cuando empecé a buscar piso a finales de mayo, sabía que lo estaba haciendo en plena burbuja del alquiler y lo que eso suponía: que los precios están disparados en toda España, pero sobre todo en Madrid, donde las rentas se han encarecido en los últimos cuatro años un 27%. En ese momento desconocía la carrera de obstáculos que supondría encontrar un piso para mí sola en el centro, dentro de la M30, con un presupuesto máximo de 650 euros y las exigencias que iban a imponer los propietarios.

En los portales Idealista, Fotocasa y enalquiler −que de un día para otro pasaron a copar mi listado de favoritos del navegador−, la mayoría de los anuncios especifican que hay que adelantar tres meses de golpe (agencia, fianza y primer mes) y otros que llegan a exigir un cuarto mes también como depósito de garantía. Determinados propietarios y agencias que alquilan los estudios más pequeños y baratos indican a quienes no tienen contrato de trabajo fijo que se abstengan de responder a sus ofertas.

Tras dos semanas de búsqueda, encontré algo que se aproximaba a mis requisitos: un piso de 650 euros, justo mi tope de presupuesto, en un barrio del centro de Madrid bien comunicado. La parte difícil estaba hecha, me dije: tenía el piso y tenía el dinero para pagar el alquiler.

Seguir leyendo »