Blogs Blogs y opinión

La portada de mañana
Acceder
La falta de anticipación en las residencias permite que la COVID golpee de nuevo al colectivo más débil
La ley del teletrabajo avanza con el visto bueno de los empresarios
Coches y lanchas de lujo: la ostentación en TikTok del hijo de Obiang

Sobre este blog

Viento del Norte es el contenedor de opinión de eldiarionorte.es. En este espacio caben las opiniones y noticias de todos los ángulos y prismas de una sociedad compleja e interesante. Opinión, bien diferenciada de la información, para conocer las claves de un presente que está en continuo cambio.

Semblanzas de la campaña electoral del 12-J

Iglesias durante un acto de campaña en Euskadi

El cometido habitual de la prensa durante una campaña electoral consiste en levantar acta de los actos cotidianos, utilizando en general el material informativo suministrado por los propios partidos, con el fin de reproducirlo en proporción a su representación institucional. Por tanto, resulta novedosa la iniciativa de elDiario.es Euskadi que, con la firma de Iker Rioja, muestra en una serie de retratos electorales el perfil profesional y humano de cada cabeza de lista.

Empezó la ronda con José Ramón Becerra, candidato de Equo Berdeak, resaltando con acierto su capacidad de trabajo y dedicación a la causa ecologista. Si Becerra no consigue revalidar el escaño que obtuvo en la legislatura anterior formando parte de la candidatura de Elkarrekin Podemos, cabe pensar que hizo un análisis equivocado de la situación. Era previsible que al pasar Equo de Podemos a Más País, tal decisión tuviese consecuencias en las listas electorales. Becerra cometió el mismo error de cálculo que la anterior dirección de Podemos Euskadi. 

Trayectoria bien diferente es la de Niko Gutiérrez, candidato de Vox por Bizkaia. Llega a la extrema derecha desde el PSE, pasando por UPyD. Saltos sorprendentes se dan a lo largo de la historia, como el de Pablo de Tarso al caer del caballo camino de Damasco. Gutiérrez es un referente idóneo para propagar  la falsedad de que en política los extremos se tocan. Comenzó a militar con actitud progresista y comportamiento moderado, denunciando la violencia de género y el trato a los inmigrantes como ilegales. Si ahora es candidato de Vox, no hace falta añadir nada para comprobar el giro copernicano del personaje.  

Carlos Iturgaiz surge de las cenizas de la política por deseo expreso de Pablo Casado, para atajar los planes renovadores de Alfonso Alonso. Tras permanecer 15 años en el destierro dorado del Parlamento Europeo, quedando fuera de la lista en las elecciones del 2019, Iturgaiz vuelve a ser el candidato a lehendakari que destaca por su aversión al PNV y la defensa a ultranza de la españolidad. Esa fórmula que dio réditos electorales al PP vasco en la época del aznarismo, por suerte corresponde a un pasado que casi nadie añora. Los sondeos apuntan a Iturgaiz como el gran perdedor del 12-J.

Idoia Mendia es la artífice del giro político que llevó al PSE de la confrontación con el PNV a ser su aliado. Era un cambio estratégico y también táctico. Evitaba que cargos y asesores tuviesen que pasar por las oficinas de Lanbide tras el fracaso electoral del 2016. Aquella debacle tuvo que ver con la súbita irrupción de Podemos. Es comprensible que Mendia busque ahora el “sorpasso”, facilitado por el reconocimiento que otorga formar parte del Gobierno Vasco y seguir la estela de Pedro Sánchez, que antes evitó. Mendia acierta al formar equipos de trabajo, pudiendo contar con Manuela Carmena antes de que fuese alcaldesa de Madrid.

Miren Gorrotxategi entró en la política activa en el primer Consejo Ciudadano de Podemos Euskadi (2015). En aquél equipo dirigido por Roberto Uriarte, rodeado de intrigas que explican tanto su corta vida como  acontecimientos posteriores, Gorrotxategi demostró un sentido del compromiso que, unido a la docencia jurídica en la UPV, desemboca en el trabajo disciplinado. Lo demuestra defendiendo con vehemencia la consigna electoral de la unidad de la izquierda, utilizada por el PNV de espantapájaros ante un posible gobierno bolchevique. Por lo demás, seguro que Gorrotxategi lanzará en la cámara vasca el irrintzi más sonoro y prolongado.

Maddalen Iriarte poseía los requisitos precisos para publicar un libro o  triunfar en política: ser una figura mediática, en este caso presentadora de ETB. EH Bildu necesitaba a una mujer como ella para cambiar de imagen y de estilo. Procede de una familia castigada por el franquismo y admira el soberanismo catalán, no cayendo en la tentación de imitarlo. Son dos de las claves que marcan su trayectoria personal. Aunque queden tareas pendientes para lograr la plena legitimación democrática de la Izquierda abertzale, Iriarte renueva su fachada, desterrando los sombríos semblantes de dogmáticos varones con trayectoria de pasado violento. 

Iñigo Urkullu demuestra que para ser lehendakari no hace falta carisma ni elocuencia, basta dar imagen de honestidad y de gestor eficiente. Lleva en política desde que a los 16 años entró en EGI. Educado, creyente, abstemio, metódico, es un personaje con vida privada sin interés mediático. Siendo Euskadi un país rico, con Urkullu el PNV ejerce de derecha progresista y civilizada, en contraste con la agria política española. Mérito del tándem Urkullu-Ortuzar es que el PNV, cuánto más poder abarca, más difumina sus reivindicaciones soberanistas, yendo camino de convertirse en un partido-institución, como antaño el PRI mexicano.

Una campaña electoral en convivencia con la COVID-19 es inevitable que resulte atípica. Actos al aire libre, sin grandes auditorios, marcando distancias, propaganda callejera limitada a la cartelería. Dado que tanto las imágenes como las consignas son muy meditadas, sorprende la diferencia de estilo entre los partidos que respaldan al Gobierno en funciones y la oposición. Tanto PNV como PSE presentan a sus cabezas de lista en carteles de cuerpo entero, avanzando al frente de la militancia. En los de EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PP+Cs, aparecen bustos  solitarios. Mientras los primeros transmiten la imagen de un proyecto colectivo, participativo, los segundos hacen pensar en un liderazgo rígido, unipersonal. 

Resulta curiosa la similitud de las consignas de EH Bildu “giteko Prest” (listo para actuar) y de Elkarrekin Podemos “Gobernatzeko Prest” (podemos gobernar). Hay semejanzas también entre sus candidatas. Ambas residen en Durango (como Urkullu), su lengua materna es el euskera, llegan a la política sin experiencia previa, son vehementes, perseverantes, se identifican como feministas, tienen un lenguaje corporal tan expresivo como el oral.  

Entre los múltiples mensajes que genera una campaña electoral, algunos resultan anecdóticos, produciendo sorpresa y hasta desconcierto. Sirve de ejemplo el video difundido por Elkarrekin Podemos, donde presenta su propuesta de gobierno de izquierdas ridiculizando tanto al PNV como a quienes deberían formar parte de ese gobierno. Si el objetivo era lograr múltiples visualizaciones está logrado, pero a costa de arrastrar otros tantos reproches.  Para imágenes imprevisibles la de Casado en Gernika junto con Arrimadas. El PP cabe en ese escenario como partido  conservador  foralista. La sorpresa viene por Cs, que de pretender abolir el concierto económico por considerarlo discriminatorio, pasa a rendirle homenaje en su santuario.   

En el caso de EH Bildu destaca el tesón con el que asume las reivindicaciones del colectivo de pensionistas, en particular la pensión mínima de 1.080 euros.  Además lo proclama un lunes, coincidiendo con las concentraciones de pensionistas. Sorprende al ser una competencia estatal que no modificará la trasferencia de la gestión de la Seguridad Social a Euskadi. Claro, es el colectivo más fiel en las urnas. Aporta un tercio de los votos. El riesgo de contagio no alterará ese dato, sabiendo que 125.000 papeletas vienen por correo. 

Sea cual sea el resultado electoral del 12-J, la continuidad del gobierno de coalición PNV-PSE plantea pocas dudas. Idoia Mendia lo deja claro, acompañando su negativa a formar gobierno con EH Bildu con una interpelación dirigida al PNV, para que no se comprometa a pactar con la Izquierda Abertzale. Entretanto, el PNV se echa al monte, en el sentido literal del término. No se trata de promover una “carlistada”, ni de volver al Plan Ibarretxe. Consiste en dejar constancia de la vocación “mendizale” del nacionalismo vasco.

Sea cual sea el resultado electoral del 12-J, la continuidad del gobierno de coalición PNV-PSE plantea pocas dudas

  

Equo se decanta por un gobierno plural para la reconstrucción de Euskadi, capaz de arrinconar la política de bloques, afrontando los retos sociales y económicos que plantea la crisis. El deseo de Equo es loable, pero su intento de mediación queda invalidado cuando reprocha la actitud de EH Bildu y Podemos, “partidos que son incapaces de conseguir nada porque se quedan en la crítica y en poner los intereses partidistas por delante de los intereses generales”. 

Publicadas las últimas encuestas, los sondeos del grupo Vocento, elDiario.es Euskadi, El País  y EITB Focus, son similares a otros previos. Difieren respecto al del CIS, sobre todo en relación a los resultados favorables que auguraba a Elkarrekin Podemos. Veremos quién está más cerca de la realidad, aunque Tezanos desde el CIS ha llegado a decir: "No confíen ustedes en las encuestas porque son un modelo de medición muy relativo".

El Correo  vuelve a pronosticar un notable ascenso de PNV, PSE y EH Bildu, bajando de forma apreciable Elkarrekin Podemos, más todavía la coalición PP+Cs. La actual correlación de fuerzas se mantendría, siendo el cambio más relevante el paso del PSE a la tercera posición y EP a la cuarta. Hay tantas variables en juego, que el reparto de escaños puede oscilar, si la abstención es superior a la estimada (1,5% más que en 2016) o si el último escaño de cada territorio modera el triunfo o endulza el fracaso. En el caso de Elkarrekin Podemos, el descenso de 11 a 8 escaños se podría amortiguar recuperando 2 por restos. Con el PNV ocurre lo contrario, de los 31 escaños previstos podría perder 2, ganando 1 sobre los 28 actuales. 

Si las urnas confirmasen el pronóstico de El Correo, la coalición PNV-PSE obtendría una holgada mayoría, pudiendo gobernar sin sobresaltos. También sería posible formar el gobierno tripartito que reclama Elkarrekin Podemos, pero en este caso, aparte de que las otras dos fuerzas descartan tal posibilidad, conviene analizar los datos para apreciar la intencionalidad de quienes han participado en la encuesta. 

Las opiniones favorables a reeditar el gobierno de coalición apenas varían entre los votantes  del PNV (74%) y PSE (78%), mientras en el posible tripartito las diferencias son considerables. Una amplia mayoría (75%) de votantes de EP respalda la consigna del gobierno de izquierdas, se acepta en EH Bildu (57%) y es minoritaria (21%) en el PSE. Tan solo el 4% de votantes de EP rechaza la alternativa del tripartito, se queda en un 12% en EH Bildu y sube hasta el 54% en el PSE. De modo que la postura de las tres fuerzas coincide con los deseos de sus votantes.  

El País utiliza un titular grandilocuente para remarcar la principal novedad: “Urkullu acaricia el mejor resultado del PNV en 40 años”. También confirma el avance  del PSE, en contraste con el retroceso de EP y PP+Cs. EITB Focus aporta dos novedades: el tripartito de izquierdas no tiene asegurados los 38 escaños para llegar a la mayoría absoluta y Vox podría entrar en la cámara vasca desde Araba. El análisis de elDiario.es Euskadi es una media entre diversos sondeos que confirma los datos esenciales.

Dada la similitud de las encuestas, casi no haría falta ir a las urnas para conocer los principales resultados. Puede que lo más significativo de la cita del 12 de julio sean las condiciones en las que se va a desarrollar, rodeada de medidas de prevención sanitarias que ya forman parte de nuestra existencia. Así continuaremos, al menos hasta que una vacuna capaz de detener la pandemia nos devuelva a una normalidad que seguirá siendo provisional, pues el virus del Coronavirus es consecuencia directa de nuestra incongruente relación con la naturaleza, como ocurrió con la peste en la edad media. Cabe esperar que, en tales circunstancias, el sentido de la responsabilidad de quienes van a integrar el nuevo Parlamento Vasco aúnen sus fuerzas en pro del bien común, que ante todo es la defensa de la salud y de la vida.

Luis Alejos es licenciado en ciencias sociales

Sobre este blog

Viento del Norte es el contenedor de opinión de eldiarionorte.es. En este espacio caben las opiniones y noticias de todos los ángulos y prismas de una sociedad compleja e interesante. Opinión, bien diferenciada de la información, para conocer las claves de un presente que está en continuo cambio.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
9 de julio de 2020 - 20:36 h

Descubre nuestras apps

stats