La Ertzaintza mantiene hipótesis “alternativas muy distintas” en la investigación sobre la muerte de un menor de Santurtzi

La Ertzaintza mantiene hipótesis “alternativas muy distintas” en la investigación sobre la muerte de un menor de 15 años en Santurtzi y lleva a cabo un “escrutinio detallado y exhaustivo” de los días anteriores al suceso, para conocer las personas y lugares que el fallecido frecuentó, según ha explicado el consejero de seguridad, Josu Erkoreka y recoge Europa Press. Según el consejero, tras concluir el análisis forense que se trata de una muerte de tipo homicida, consecuencia de una posible agresión, “todavía no se puede avanzar nada”.

La investigación continua, ya que “hay una serie de días en torno a los cuales hay que hacer un escrutinio detallado y exhaustivo” en relación a las personas con las que el menor fallecido “se reunió, con las que anduvo, los lugares que frecuentó y las cosas que hizo durante ese periodo de tiempo”, ha aclarado Erkoreka en declaraciones a los medios de comunicación después de presentar en el peaje de Iurreta, en la AP-8, los nuevos datáfonos en las patrullas para el cobro de multas y denuncias 'online' para delitos leves.

Este proceso, según ha advertido, “requiere tiempo, dedicación y rigor en la práctica de las diligencias correspondientes, bien sea en entrevistas, interrogatorios o análisis de información recogida en cámaras instaladas en la calle”. “Es una labor que la Ertzaintza está llevando a cabo todavía, es un proceso largo y complejo y poco más se puede avanzar en relación con el estado de la investigación”, ha manifestado. Tras insistir en que desde el Departamento de Seguridad prefieren “no avanzar hipótesis todavía hasta que la información sea más consistente”, Erkoreka ha asegurado que la Ertzaintza “ha reunido muchos datos, pero hay todavía datos añadidos que pueden ser importantes y trascendentales para saber lo que ocurrió esos días que todavía no se han podido clarificar”.

“No es momento todavía de definir hipótesis, vamos a mantener abierta la posibilidad de que hayan podido suceder cosas alternativas muy distintas hasta que la información disponible nos pueda permitir avanzar más en la formulación de una posibilidad más consistente”, ha concluido.

El joven fue localizado muerto el pasado viernes en el domicilio en el que estaba residiendo. La Policía vasca abrió diligencias por la muerte del menor, de 15 años de edad, tras recibir el aviso de unos familiares que fueron los que lo localizaron, y después de que el médico no pudiera determinar que fueran causas naturales. De este modo, se activó el protocolo correspondiente, procediendo al levantamiento del cadáver y a su posterior traslado al Servicio de Patología Forense de Bilbao para la realización de la autopsia. Finalmente, el análisis forense concluyó que se trataría de una muerte de tipo homicida, al parecer, consecuencia de una posible agresión, por lo que Ertzaintza puso en marcha una investigación con el fin de esclarecer lo ocurrido.

La Ertzaintza mantiene hipótesis “alternativas muy distintas” en la investigación sobre la muerte de un menor de 15 años en Santurtzi y lleva a cabo un “escrutinio detallado y exhaustivo” de los días anteriores al suceso, para conocer las personas y lugares que el fallecido frecuentó, según ha explicado el consejero de seguridad, Josu Erkoreka y recoge Europa Press. Según el consejero, tras concluir el análisis forense que se trata de una muerte de tipo homicida, consecuencia de una posible agresión, “todavía no se puede avanzar nada”.

La investigación continua, ya que “hay una serie de días en torno a los cuales hay que hacer un escrutinio detallado y exhaustivo” en relación a las personas con las que el menor fallecido “se reunió, con las que anduvo, los lugares que frecuentó y las cosas que hizo durante ese periodo de tiempo”, ha aclarado Erkoreka en declaraciones a los medios de comunicación después de presentar en el peaje de Iurreta, en la AP-8, los nuevos datáfonos en las patrullas para el cobro de multas y denuncias 'online' para delitos leves.

Este proceso, según ha advertido, “requiere tiempo, dedicación y rigor en la práctica de las diligencias correspondientes, bien sea en entrevistas, interrogatorios o análisis de información recogida en cámaras instaladas en la calle”. “Es una labor que la Ertzaintza está llevando a cabo todavía, es un proceso largo y complejo y poco más se puede avanzar en relación con el estado de la investigación”, ha manifestado. Tras insistir en que desde el Departamento de Seguridad prefieren “no avanzar hipótesis todavía hasta que la información sea más consistente”, Erkoreka ha asegurado que la Ertzaintza “ha reunido muchos datos, pero hay todavía datos añadidos que pueden ser importantes y trascendentales para saber lo que ocurrió esos días que todavía no se han podido clarificar”.

“No es momento todavía de definir hipótesis, vamos a mantener abierta la posibilidad de que hayan podido suceder cosas alternativas muy distintas hasta que la información disponible nos pueda permitir avanzar más en la formulación de una posibilidad más consistente”, ha concluido.

El joven fue localizado muerto el pasado viernes en el domicilio en el que estaba residiendo. La Policía vasca abrió diligencias por la muerte del menor, de 15 años de edad, tras recibir el aviso de unos familiares que fueron los que lo localizaron, y después de que el médico no pudiera determinar que fueran causas naturales. De este modo, se activó el protocolo correspondiente, procediendo al levantamiento del cadáver y a su posterior traslado al Servicio de Patología Forense de Bilbao para la realización de la autopsia. Finalmente, el análisis forense concluyó que se trataría de una muerte de tipo homicida, al parecer, consecuencia de una posible agresión, por lo que Ertzaintza puso en marcha una investigación con el fin de esclarecer lo ocurrido.

La Ertzaintza mantiene hipótesis “alternativas muy distintas” en la investigación sobre la muerte de un menor de 15 años en Santurtzi y lleva a cabo un “escrutinio detallado y exhaustivo” de los días anteriores al suceso, para conocer las personas y lugares que el fallecido frecuentó, según ha explicado el consejero de seguridad, Josu Erkoreka y recoge Europa Press. Según el consejero, tras concluir el análisis forense que se trata de una muerte de tipo homicida, consecuencia de una posible agresión, “todavía no se puede avanzar nada”.

La investigación continua, ya que “hay una serie de días en torno a los cuales hay que hacer un escrutinio detallado y exhaustivo” en relación a las personas con las que el menor fallecido “se reunió, con las que anduvo, los lugares que frecuentó y las cosas que hizo durante ese periodo de tiempo”, ha aclarado Erkoreka en declaraciones a los medios de comunicación después de presentar en el peaje de Iurreta, en la AP-8, los nuevos datáfonos en las patrullas para el cobro de multas y denuncias 'online' para delitos leves.

elDiario.es/Euskadi depende de ti

¡Te necesitamos!

Necesitamos tu apoyo para seguir elaborando contenidos de calidad. Puedes darte de alta como socio o, si ya lo eres, desde tu panel personal puedes dedicar parte de cuota específicamente a tu edición más cercana, a la de Euskadi. Ahora te necesitamos más que nunca.

Para seguir a tu lado, disponemos de un sistema de alertas en Telegram con la última hora informativa y nuestros mejores temas y puedes encontrarnos también en TwitterFacebook Instagram. Y recuerda: suscríbete a nuestro boletín semanal si quieres recibir en tu buzón de correo electrónico una selección de contenidos cada martes. Para más información, estamos en el 625 88 87 80.