IU salva los muebles para la izquierda no nacionalista en las elecciones vascas y compartirá grupo mixto con Vox

Iker Rioja Andueza

Vitoria —

0

IU era el partido que existía en Euskadi antes de que se crearan Podemos y Sumar. E IU es la única formación de izquierdas no nacionalista a la izquierda del PSE-EE que sobrevivirá en el Parlamento Vasco en la próxima legislatura. Compartirá grupo mixto con Vox –tendrán que acordar cómo se reparten el protagonismo dos formaciones antagónicas– y lo hará bajo la marca genérica de Sumar. La coalición Elkarrekin Podemos Alianza Verde se quedó a cero y la de Sumar logró un único escaño, aunque no corresponde como tal al movimiento Sumar, sino que recae en el secretario general del PCE-EPK e integrante de IU, Jon Hernández.

El PCE se creó en 1921 y ya formó parte del primer Gobierno autonómico durante de la Guerra Civil con Juan Astigarrabía como consejero de Obras Públicas del lehendakari del PNV, José Antonio de Aguirre. Este partido logró un escaño en las primeras autonómicas, en 1980. Después de pugnas internas -en 1986 llegaron a enfrentarse el PCE contra IU-, ya como Ezker Batua (EB, la traducción de IU al euskera) regresó con seis escaños en 1994. Tuvo después entre uno y tres representantes hasta 2012. Liderada por Javier Madrazo, formó parte del Ejecutivo de Juan José Ibarretxe durante tres legislaturas, con responsabilidades en Vivienda y Políticas Sociales. Quedó fuera de la Cámara entre 2012 a 2016 por una fuerte crisis que se visualizó con dos candidaturas en las autonómicas de ese año, una llamada IU -la oficial- y otra llamada EB. Se puede leer aquí más sobre las divisiones en la izquierda vasca.

Con Podemos y Equo primero y con Podemos en solitario después ha tenido dos escaños desde 2016. Precisamente uno de ellos ha sido para Hernández, ahora electo por Álava y que encara una tercera legislatura. Cuando se planteó la coalición entre Sumar, IU, Berdeak Equo y Más Euskadi-Euskadi Eraikiz -la formación de Íñigo Errejón-, IU optó por Álava como puesto de salida mientras que Sumar propuso a la candidata, Alba García Martín, y al cabeza de lista en Gipuzkoa, Andeka Larrea. Ninguno de ellos ha tenido representación.

Fuentes de IU indican que Hernández “representará a la coalición”. “El equipo será plural”, aseguran en este partido. Eso implica que representantes de Sumar y de las otras formaciones que se han presentado bajo ese paraguas participarán como asesores en el grupo parlamentario, aunque con un solo puesto la asignación económica será limitada. También García Martín “va a tener un papel”. Aunque la candidata se ha quedado fuera, es considerada como un activo. “Fue un acierto. Se ha ganado ser una referencia”, explican las fuentes consultadas, que destacan su papel en los debates y actos públicos.

En todo caso, si IU ha marcado perfil propio en el Parlamento estando en grupos compartidos, es incuestionable que lo hará estando en solitario. Este partido siempre ha tenido tiempo separado de Podemos en todos los grandes debates políticos, los de política general, las investiduras o los presupuestos. Tan es así que, en 2019, cuando Podemos y Equo se avinieron a pactar las cuentas con el Gobierno de PNV y PSE-EE los dos aforados de IU se desmarcaron expresamente y votaron que no con el resto de la oposición.

“Somos bastante resilientes como organización”, cuenta un cargo de IU en Euskadi. Explica que el PCE e IU son las patas de esa denominada “izquierda confederal” con más implantación y estructura histórica y añade que “la militancia ha estado día a día en la calle haciendo campaña, sobre todo en Álava”. “Hemos ido a las fábricas de Michelin y de Mercedes-Benz o al Gobierno vasco. Todos los días una mesa de mañana y una de tarde. Hemos tirado de la campaña con nuestras sedes. Tenemos una estructura pequeña pero es una estructura”, indica.

Cuando se iniciaron las conversaciones para conformar una candidatura unitaria, se vio que IU tenía casi la misma base de militantes que Podemos, alrededor de un millar. Como curiosidad, el PCE-EPK tiene otro parlamentario autonómico... en Navarra. La federación vasca de los comunistas incluye a Navarra como ocurría con la del PSOE hasta la década de 1980. Carlos Guzmán ocupa un asiento en el Parlamento foral dentro de la coalición Contigo/Zurekin con Podemos, Batzarre y otras formaciones.

En la valoración de resultados, Sumar en Madrid ha considerado satisfactorios los números. “Ayer no estábamos y hoy estamos dentro. Es la primera que nos presentamos y lo hemos hecho en un contexto muy difícil, con una presencia de EH Bildu muy fuerte”, ha manifestado Ernest Urtasun, aunque IU ya estaba en el Parlamento anterior y con dos asientos. No lo son tanto para IU, que cree que la coalición Sumar no está terminando de “aglutinar” a todas las izquierdas. En Euskadi se habla de “un primer paso y un punto de partida”. “Se acerca un cambio político que tiene signo progresista y que, por los resultados que se han obtenido, va a ser plural y diverso donde nuestro espacio va a tener un papel fundamental”, ha señalado Lander Martínez, colaborador de Yolanda Díaz, cara visible de Sumar en Euskadi y diputado en el Congreso.

Entretano, IU tendrá que seguir compartiendo con Podemos grupos en ayuntamientos y Parlamentos forales bajo la denominado “Elkarrekin”. Es el caso de las Juntas Generales de Álava. De los tres escaños, uno es de Podemos, otro de IU y el tercero para una procuradora independiente. En las de Bizkaia, los electos son de Podemos pero sí hay asesores de IU. En Gipuzkoa no hay junteros que no sean de la formación morada. En los municipios vizcaínos, hay ediles de IU en Bilbao, Barakaldo o Ermua. En todos los casos los grupos son de dos electos, uno por partido. También en Sopela o Amorebieta-Etxano IU tiene presencia, pero aquí sin que Podemos tenga concejales. A la inversa, Podemos copa toda la presencia de Elkarrekin en Basauri, Berango, Erandio, Elorrio, Getxo, Leioa, Ortuella, Portugalete, Santurtzi, Sestao, Trapagaran y Urduliz. En Gipuzkoa, en Donostia Elkarrekin también obtuvo dos escaños, uno para Podemos y otro para IU. No hay más casos en todo el territorio, ya que en Andoain, Eibar, Errenteria, Hernani, Irún, Lasarte-Oria y Ordizia todos son de la formación morada. Pasaia constituye una excepción, ya que aquí concurrieron por separado dos candidaturas, una de Podemos y otra de IU. Solamente obtuvo acta la primera. En el caso de Álava, la única plaza con ediles de este espacio es la capital. Sin embargo, quien comparte espacio con Podemos es Equo, también integrado ahora en Sumar.

elDiario.es/Euskadi

¡Síguenos en redes sociales!

elDiario.es/Euskadi está en redes sociales. Síguenos en X, en Facebook, en Instagram, en Telegram y en Threads, pero ahora también en nuestro canal de noticias por WhastsApp al que puedes acceder aquí. Cada semana, te enviamos un boletín a tu correo electrónico. ¡Apúntate! Recuerda que puedes ser socio o socia de elDiario.es y dedicar parte de la cuota específicamente a tu edición más cercana, a la de Euskadi. Para más información, estamos en el 625 88 87 80, donde te atendemos también por WhatsApp o Telegram.