La Fiscalía belga investiga una trama de tráfico de influencias de Qatar en el Parlamento Europeo

Irene Castro

Bruselas —

0

La Fiscalía belga investiga un posible tráfico de influencias de Qatar en el Parlamento Europeo que se enmarca en una operación mayor por una trama de organización criminal, corrupción y lavado de dinero. En un comunicado, el ministerio público belga confirma que “un país del Golfo” trató de influir en las decisiones políticas y económicas de la Eurocámara mediante el pago de importantes sumas de dinero o regalos a personas con una relevancia política o estratégica en esa institución, pero el periódico belga Le Soir apunta directamente a Qatar.

La huella energética del Mundial: más de un millón de visitantes y una neutralidad de carbono cuestionada

Más

La policía ha llevado a cabo una operación este viernes con el registro de 16 domicilios. Entre los interrogados hay un antiguo parlamentario europeo y varios asistentes, según la Fiscalía. De acuerdo a la información del periódico belga, también se ha registrado el domicilio y se ha interrogado a una de las vicepresidentas de la Eurocámara, la socialista griega Eva Kaili. El Pasok y el Grupo de los Socialistas y Demócratas la han expulsado horas después de conocerse el escándalo.

“Desde hace varios meses, los investigadores de la Policía Judicial Federal sospechan que un país del Golfo trata de influir en las decisiones económicas y políticas del Parlamento Europeo mediante el pago de grandes sumas de dinero y ofreciendo importantes regalos a terceros con un posición política y/o estratégica relevante dentro de la Eurocámara”, señala la Fiscalía en un comunicado.

Según la prensa belga, el objetivo de Qatar en la trama de sobornos sería defender el mundial de fútbol que en estos momentos se está celebrando y que genera suspicacias por el incumplimiento de los derechos humanos en ese país.

La Policía ha incautado 600.000 euros en efectivo en los registros llevados a cabo principalmente en el centro de Bruselas, además de ordenadores y teléfonos móviles que ahora tendrán que ser analizados. Cuatro personas han sido detenidas para ser interrogadas y la Fiscalía no descarta que sean puestas a disposición judicial. Los detenidos tienen edades comprendidas entre los 67 y los 35 años (1955,1969, 1971 y 1987), según la nota del Ministerio Público, y origen italiano, de acuerdo a la noticia publicada por Le Soir.

De la “consternación” a la expulsión

En una primera reacción a la información que ha apuntado a la vicepresidenta, el Grupo Socialdemócrata ha emitido un comunicado en el que se declara “consternado” por la investigación a la que se compromete a brindar todo su apoyo. “Cooperaremos plenamente con todas las autoridades investigadoras. Con este espíritu, no haremos públicamente comentarios sobre procedimientos judiciales en curso”, señala la nota.

“Dada la gravedad de las acusaciones, hasta que las autoridades competentes den la información y las explicaciones pertinentes, solicitamos la suspensión de los trabajos de los expedientes y votaciones relativas a los países del Golfo, especialmente lo relacionado con la liberalización de los visados y las visitas planeadas”, zanjan los socialdemócratas.

Horas más tarde y después de que el Pasok anunciara la expulsión de Kaili, el grupo que pilota la española Iratxe García ha informado de que sacaba de sus filas a la eurodiputada griega “con efecto inmediato” debido a las investigaciones que le afectan. Kaili viajó recientemente a Qatar y mantuvo reuniones con autoridades de ese país. En un debate un par de semanas después en el marco de una resolución impulsada por la izquierda europea, la parlamentaria griega defendió que “Qatar es líder en derechos laborales”, a pesar de que las organizaciones internacionales denuncian que hay muertes de trabajadores sin investigar y también fallecimientos durante las construcciones relativas al mundial. Kaili alabó los avances en la materia y lamentó que se estuviera “discriminando” a ese país.

La Fiscalía belga investiga un posible tráfico de influencias de Qatar en el Parlamento Europeo que se enmarca en una operación mayor por una trama de organización criminal, corrupción y lavado de dinero. En un comunicado, el ministerio público belga confirma que “un país del Golfo” trató de influir en las decisiones políticas y económicas de la Eurocámara mediante el pago de importantes sumas de dinero o regalos a personas con una relevancia política o estratégica en esa institución, pero el periódico belga Le Soir apunta directamente a Qatar.

La huella energética del Mundial: más de un millón de visitantes y una neutralidad de carbono cuestionada

Más

La policía ha llevado a cabo una operación este viernes con el registro de 16 domicilios. Entre los interrogados hay un antiguo parlamentario europeo y varios asistentes, según la Fiscalía. De acuerdo a la información del periódico belga, también se ha registrado el domicilio y se ha interrogado a una de las vicepresidentas de la Eurocámara, la socialista griega Eva Kaili. El Pasok y el Grupo de los Socialistas y Demócratas la han expulsado horas después de conocerse el escándalo.

“Desde hace varios meses, los investigadores de la Policía Judicial Federal sospechan que un país del Golfo trata de influir en las decisiones económicas y políticas del Parlamento Europeo mediante el pago de grandes sumas de dinero y ofreciendo importantes regalos a terceros con un posición política y/o estratégica relevante dentro de la Eurocámara”, señala la Fiscalía en un comunicado.

Según la prensa belga, el objetivo de Qatar en la trama de sobornos sería defender el mundial de fútbol que en estos momentos se está celebrando y que genera suspicacias por el incumplimiento de los derechos humanos en ese país.

La Policía ha incautado 600.000 euros en efectivo en los registros llevados a cabo principalmente en el centro de Bruselas, además de ordenadores y teléfonos móviles que ahora tendrán que ser analizados. Cuatro personas han sido detenidas para ser interrogadas y la Fiscalía no descarta que sean puestas a disposición judicial. Los detenidos tienen edades comprendidas entre los 67 y los 35 años (1955,1969, 1971 y 1987), según la nota del Ministerio Público, y origen italiano, de acuerdo a la noticia publicada por Le Soir.

De la “consternación” a la expulsión

En una primera reacción a la información que ha apuntado a la vicepresidenta, el Grupo Socialdemócrata ha emitido un comunicado en el que se declara “consternado” por la investigación a la que se compromete a brindar todo su apoyo. “Cooperaremos plenamente con todas las autoridades investigadoras. Con este espíritu, no haremos públicamente comentarios sobre procedimientos judiciales en curso”, señala la nota.

“Dada la gravedad de las acusaciones, hasta que las autoridades competentes den la información y las explicaciones pertinentes, solicitamos la suspensión de los trabajos de los expedientes y votaciones relativas a los países del Golfo, especialmente lo relacionado con la liberalización de los visados y las visitas planeadas”, zanjan los socialdemócratas.

Horas más tarde y después de que el Pasok anunciara la expulsión de Kaili, el grupo que pilota la española Iratxe García ha informado de que sacaba de sus filas a la eurodiputada griega “con efecto inmediato” debido a las investigaciones que le afectan. Kaili viajó recientemente a Qatar y mantuvo reuniones con autoridades de ese país. En un debate un par de semanas después en el marco de una resolución impulsada por la izquierda europea, la parlamentaria griega defendió que “Qatar es líder en derechos laborales”, a pesar de que las organizaciones internacionales denuncian que hay muertes de trabajadores sin investigar y también fallecimientos durante las construcciones relativas al mundial. Kaili alabó los avances en la materia y lamentó que se estuviera “discriminando” a ese país.

La Fiscalía belga investiga un posible tráfico de influencias de Qatar en el Parlamento Europeo que se enmarca en una operación mayor por una trama de organización criminal, corrupción y lavado de dinero. En un comunicado, el ministerio público belga confirma que “un país del Golfo” trató de influir en las decisiones políticas y económicas de la Eurocámara mediante el pago de importantes sumas de dinero o regalos a personas con una relevancia política o estratégica en esa institución, pero el periódico belga Le Soir apunta directamente a Qatar.

La huella energética del Mundial: más de un millón de visitantes y una neutralidad de carbono cuestionada

Más

La policía ha llevado a cabo una operación este viernes con el registro de 16 domicilios. Entre los interrogados hay un antiguo parlamentario europeo y varios asistentes, según la Fiscalía. De acuerdo a la información del periódico belga, también se ha registrado el domicilio y se ha interrogado a una de las vicepresidentas de la Eurocámara, la socialista griega Eva Kaili. El Pasok y el Grupo de los Socialistas y Demócratas la han expulsado horas después de conocerse el escándalo.