El huracán Ian deja sin electricidad a Cuba y obliga a evacuar a 50.000 personas

EFE

La Habana —

0

Cuba se quedó en la noche de este martes sin electricidad “en ninguna zona” del país por “una avería” relacionada con las condiciones meteorológicas por el paso del huracán Ian, según ha confirmado la Unión Eléctrica (UNE). Por el momento no se ha informado de daños personales por el huracán, pero los damnificados suman decenas de miles. Sólo los evacuados son más de 50.000.

Según el medio oficial Juventud Rebelde, el fallo se dio a las 17.57 hora local (21.57 GMT). También han añadido que la central termoeléctrica de Antonio Guiteras, una de las mayores generadoras del país, “salió del sistema y no puede sincronizar”.

El transporte terrestre y marítimo está suspendido. La Unión Eléctrica (UNE) estatal ha suspendido totalmente el suministro eléctrico en las provincias de Pinar del Río y La Habana para evitar incidentes con el tendido con vientos que han llegado a superar los 200 kilómetros por hora (km/h).

En la mañana, la UNE había previsto un déficit para esta jornada del 15 %, sin embargo, los fuertes vientos y las lluvias torrenciales causadas por Ian han provocado apagones en toda la geografía cubana, registrados inicialmente en la zona occidental, en donde tocó tierra esta madrugada el huracán categoría 3.

Los apagones —por roturas y fallos en las anticuadas centrales eléctricas, la falta de combustible y los mantenimientos programados— son largos y frecuentes desde hace meses en Cuba. No obstante, en ningún momento de la actual crisis energética se había visto un apagón general simultáneo en todo el país.

El huracán Ian, de categoría 3 (sobre cinco) en la escala Saffir-Simpson, salió otra vez al mar tras cruzar de sur a norte Cuba por su extremo occidental, causando graves afecciones a su paso por intensas lluvias y fuertes vientos.

Las autoridades han reportado desperfectos múltiples en edificios y carreteras, así como árboles y postes eléctricos derribados. También en las principales plantaciones de tabaco del país. Por el momento no se han comunicado daños personales.

Según informó el Instituto Meteorológico (Insmet) de Cuba, Ian salió de nuevo al mar sobre las 8.00 hora local (14.00 GMT) por un punto de la costa norte cercano a Puerto Esperanza (Viñales). Los efectos del huracán seguirán sintiéndose durante horas en la isla.

El ojo del huracán, de 32 kilómetros de diámetro, tocó tierra sobre las 4.30 hora local (8.30 GMT), con vientos superiores a los 200 kilómetros por hora (km/h). Asociada al ojo se registró asimismo una calma de 48 minutos.

Ian, el cuarto huracán de la temporada y el primero que llega a territorio cubano, avanza rumbo norte a unos 19 km/h y se prevé que mantenga esa dirección en las próximas horas.

Vientos de hasta 200 km/h

Ian tocó tierra cubana a las 03.24 hora local (07.24 GMT) por La Coloma (suroeste), con vientos máximos sostenidos superiores a 200 km/h, desplazándose a menos de 20 kilómetros por hora (Km/h) en dirección norte.

En las últimas 24 horas se han registrado en Cuba lluvias fuertes e intensas, con un máximo de 108,3 milímetros (mm) (o litros por metro cuadrado) en la estación meteorológica de Amistad Cuba-Francia de la Isla de la Juventud (suroeste).

También se han detectado vientos huracanados en el tercio occidental de la isla. La racha más fuerte fue de 208 km/h en la localidad de San Juan y Martínez.

El Insmet ha dado cuenta de inundaciones costeras fuertes en algunos puntos de Pinar del Río -especialmente en el golfo de Guanahacabibes- y moderadas en el sur de la Isla de la Juventud y otros puntos del occidente.

Asociada al ojo del huracán, de 32 kilómetros de diámetro, se registró asimismo una calma de entre 48 minutos y hora y media.

El ojo salió completamente al Golfo de México por la costa noroccidental cubana sobre las 11.40 hora local (15.40 GMT) por el Puerto Esperanza, tras debilitarse ligeramente en su tránsito terrestre.

El Insmet prevé no obstante que Ian recobre fuerza en las próximas horas e incluso considera probable que alcance categoría cuatro.

La Habana, la mayor ciudad del país, no se encuentra en la primera línea de destrucción de Ian, pero se ha visto afectada también por el huracán.

La capital ha sufrido intensas lluvias y fuertes vientos -de hasta 100 km/h- desde la mañana del martes, lo que podría conllevar accidentes debido al mal estado general de sus viviendas.

Los efectos de Ian seguirán sin embargo sintiéndose durante horas en Cuba, con lluvias intensas y vientos fuertes previstos para toda la jornada y perturbaciones que persistirán hasta este miércoles.

Cuba se quedó en la noche de este martes sin electricidad “en ninguna zona” del país por “una avería” relacionada con las condiciones meteorológicas por el paso del huracán Ian, según ha confirmado la Unión Eléctrica (UNE). Por el momento no se ha informado de daños personales por el huracán, pero los damnificados suman decenas de miles. Sólo los evacuados son más de 50.000.

Según el medio oficial Juventud Rebelde, el fallo se dio a las 17.57 hora local (21.57 GMT). También han añadido que la central termoeléctrica de Antonio Guiteras, una de las mayores generadoras del país, “salió del sistema y no puede sincronizar”.

El transporte terrestre y marítimo está suspendido. La Unión Eléctrica (UNE) estatal ha suspendido totalmente el suministro eléctrico en las provincias de Pinar del Río y La Habana para evitar incidentes con el tendido con vientos que han llegado a superar los 200 kilómetros por hora (km/h).

En la mañana, la UNE había previsto un déficit para esta jornada del 15 %, sin embargo, los fuertes vientos y las lluvias torrenciales causadas por Ian han provocado apagones en toda la geografía cubana, registrados inicialmente en la zona occidental, en donde tocó tierra esta madrugada el huracán categoría 3.

Los apagones —por roturas y fallos en las anticuadas centrales eléctricas, la falta de combustible y los mantenimientos programados— son largos y frecuentes desde hace meses en Cuba. No obstante, en ningún momento de la actual crisis energética se había visto un apagón general simultáneo en todo el país.

El huracán Ian, de categoría 3 (sobre cinco) en la escala Saffir-Simpson, salió otra vez al mar tras cruzar de sur a norte Cuba por su extremo occidental, causando graves afecciones a su paso por intensas lluvias y fuertes vientos.

Las autoridades han reportado desperfectos múltiples en edificios y carreteras, así como árboles y postes eléctricos derribados. También en las principales plantaciones de tabaco del país. Por el momento no se han comunicado daños personales.

Según informó el Instituto Meteorológico (Insmet) de Cuba, Ian salió de nuevo al mar sobre las 8.00 hora local (14.00 GMT) por un punto de la costa norte cercano a Puerto Esperanza (Viñales). Los efectos del huracán seguirán sintiéndose durante horas en la isla.

El ojo del huracán, de 32 kilómetros de diámetro, tocó tierra sobre las 4.30 hora local (8.30 GMT), con vientos superiores a los 200 kilómetros por hora (km/h). Asociada al ojo se registró asimismo una calma de 48 minutos.

Ian, el cuarto huracán de la temporada y el primero que llega a territorio cubano, avanza rumbo norte a unos 19 km/h y se prevé que mantenga esa dirección en las próximas horas.

Vientos de hasta 200 km/h

Ian tocó tierra cubana a las 03.24 hora local (07.24 GMT) por La Coloma (suroeste), con vientos máximos sostenidos superiores a 200 km/h, desplazándose a menos de 20 kilómetros por hora (Km/h) en dirección norte.

En las últimas 24 horas se han registrado en Cuba lluvias fuertes e intensas, con un máximo de 108,3 milímetros (mm) (o litros por metro cuadrado) en la estación meteorológica de Amistad Cuba-Francia de la Isla de la Juventud (suroeste).

También se han detectado vientos huracanados en el tercio occidental de la isla. La racha más fuerte fue de 208 km/h en la localidad de San Juan y Martínez.

El Insmet ha dado cuenta de inundaciones costeras fuertes en algunos puntos de Pinar del Río -especialmente en el golfo de Guanahacabibes- y moderadas en el sur de la Isla de la Juventud y otros puntos del occidente.

Asociada al ojo del huracán, de 32 kilómetros de diámetro, se registró asimismo una calma de entre 48 minutos y hora y media.

El ojo salió completamente al Golfo de México por la costa noroccidental cubana sobre las 11.40 hora local (15.40 GMT) por el Puerto Esperanza, tras debilitarse ligeramente en su tránsito terrestre.

El Insmet prevé no obstante que Ian recobre fuerza en las próximas horas e incluso considera probable que alcance categoría cuatro.

La Habana, la mayor ciudad del país, no se encuentra en la primera línea de destrucción de Ian, pero se ha visto afectada también por el huracán.

La capital ha sufrido intensas lluvias y fuertes vientos -de hasta 100 km/h- desde la mañana del martes, lo que podría conllevar accidentes debido al mal estado general de sus viviendas.

Los efectos de Ian seguirán sin embargo sintiéndose durante horas en Cuba, con lluvias intensas y vientos fuertes previstos para toda la jornada y perturbaciones que persistirán hasta este miércoles.

Cuba se quedó en la noche de este martes sin electricidad “en ninguna zona” del país por “una avería” relacionada con las condiciones meteorológicas por el paso del huracán Ian, según ha confirmado la Unión Eléctrica (UNE). Por el momento no se ha informado de daños personales por el huracán, pero los damnificados suman decenas de miles. Sólo los evacuados son más de 50.000.

Según el medio oficial Juventud Rebelde, el fallo se dio a las 17.57 hora local (21.57 GMT). También han añadido que la central termoeléctrica de Antonio Guiteras, una de las mayores generadoras del país, “salió del sistema y no puede sincronizar”.