La portada de mañana
Acceder
La matanza de palestinos hambrientos abre los ojos del mundo ante la crisis en Gaza
Ábalos: “El aforamiento, por lo que pueda pasar, también es una forma de defenderme”
Opinión - De un tiempo, de un país. Por Rosa María Artal

Univision cambia el tono y le hace campaña a Trump: una dócil entrevista enciende las críticas internas

Javier de la Sotilla

Washington —

0

El inesperado giro del principal canal de televisión estadounidense en español, Univision, en su cobertura sobre Donald Trump, en el arranque del largo año electoral hacia las presidenciales en EEUU, ha desatado en las últimas semanas las críticas internas a la cadena. La más sonada ha sido la de uno de sus presentadores más reconocidos, Jorge Ramos, quien en un artículo de opinión se pronunció sobre la dócil entrevista de una hora, sin repreguntas, que la cadena le hizo al magnate el pasado 9 de noviembre en Mar-a-Lago. “La democracia es algo que se debe defender todos los días. Y para los periodistas la manera de hacerlo es preguntando. Aunque duela. Aunque incomode. El silencio casi nunca culmina en buen periodismo”, escribió Ramos. “Es un insulto a la comunidad hispana”, dijo el expresidente de la cadena, Joaquín Blaya, tras la emisión de la entrevista.

A principios de noviembre, tres altos ejecutivos del grupo mexicano Televisa, propietario de la cadena, acudieron a la cita en el club privado del expresidente en Florida, el mismo donde el FBI encontró el año pasado miles de documentos gubernamentales, cientos de ellos con material clasificado. Allí, presenciaron la entrevista realizada por el periodista Enrique Acevedo, que no puso en ningún aprieto al magnate, ni matizó sus palabras cuando este aseguraba que en la frontera con México solo entran “drogadictos, violadores y personas que deberían estar en un asilo”.

La entrevista, según revela el Washington Post, fue organizada por Jared Kushner, el yerno y exasesor de Trump en la Casa Blanca, que mantendría una relación estrecha con la dirección de la cadena, propiedad el grupo mexicano Televisa. A pesar de que Trump dijo el año pasado que esta vez no quería que Kushner ni su mujer, Ivanka Trump, se involucraran en la campaña electoral, la ayuda entre bastidores con el público latinoamericano podría serle de gran ayuda para vencer a Joe Biden en 2024.

Del desprecio al elogio a Univision

“Trump nunca me hubiera dado a mí una entrevista”, escribe Ramos, que lleva cuatro décadas trabajando en Univision, en su crítico artículo de opinión titulado 'El peligro de no confrontar a Trump'. “No podemos normalizar un comportamiento que amenaza a la democracia y a la comunidad hispana, ni ofrecerle a Trump un micrófono abierto para que difunda falsedades y sus teorías de conspiración. Hay que cuestionar y verificar todo lo que hace y dice”, aseguró el presentador en su texto.

En 2015, después de que Trump se convirtiera en candidato presidencial, Ramos buscó durante meses una entrevista con él. Pero no tuvo éxito. El magnate, que se presentaba como el candidato antiestablishment, veía en Univision –y en todos los principales medios que no fueran Fox– a un canal aliado de la causa demócrata. Ramos aprovechó una rueda de prensa tras un mitin en Iowa para lanzarle una pregunta sobre inmigración, que Trump rechazó, pero él decidió no callar y siguió preguntando. El jefe de seguridad de Tump decidió expulsar al periodista a empujones de la sala de prensa.

Ha llovido mucho en los ocho años que han pasado desde ese momento. El mes pasado, en el mismo canal de televisión, Acevedo dejó al expresidente el espacio para mentir deliberadamente durante 60 minutos sobre los éxitos de su presidencia, acusar al “estado profundo” de cometer una caza de brujas contra él, venderse como el único capaz de “evitar la tercera guerra mundial” y promover su agenda antiinmigración sin ser contestado.

E insistió poco en los cuatro casos judiciales en los que Trump está imputado por mover hilos para amañar las elecciones en 2020, por tratar de evitar el traspaso pacífico del poder a Biden, por llevarse y retener documentos clasificados de la Casa Blanca y por falsificar documentos para esconder su soborno a una actriz porno.

Cada vez más hispanos apoyan a Trump

Al inicio de la entrevista, Acevedo le preguntó a Trump por la reciente encuesta de Siena para The New York Times, que le da la victoria en cinco de los seis estados clave (swing states) y un apoyo del 42% entre los latinoamericanos, sin precedentes para un republicano. “Los votantes latinos son increíbles. Tienen unas habilidades y energía increíbles, y son muy emprendedores. Solo hay que mirar a los propietarios de Univision: son unos emprendedores increíbles, y me quieren a mí”, respondió el magnate.

Recientemente, la cadena canceló varios anuncios de la campaña de Biden que ya habían sido contratados, así como una entrevista pactada con la Casa Blanca. Además, Univision promovió, junto con Fox Business, el segundo debate de las primarias presidenciales republicanas, el 27 de septiembre pasado en California. Esta serie de acontecimientos revelan un giro en la línea editorial del medio de comunicación, al que el mismo Trump definió en 2020 como “un aparato de propaganda izquierdista y un altavoz del Partido Demócrata”.

Cuatro años después, Univision sigue siendo muy influyente entre la principal minoría étnica del país, los hispanos, que conforman el 19,1% de la población, según el censo estadounidense. Su creciente peso en la demografía del país convierte al voto latino en esencial para ganar las elecciones: Biden lo necesitó en 2020 y lo volverá a necesitar, en caso de que gane las primarias, en 2024. Pero las últimas encuestas no le auguran un buen resultado: en los seis estados considerados clave, el 42% de los hispanos se inclina hacia Trump y tan solo el 50% prefiere a Biden, un 15% menos que en 2020, según The New York Times. Si entonces el demócrata venció por la mínima, la huida del voto latino podría terminar de decantar la balanza hacia Trump, que por primera vez lidera la intención de voto frente a Biden, 46% a 44%.