La portada de mañana
Acceder
El PP pacta la renovación del Poder Judicial con el mismo acuerdo que rechazó
Vox traspasa otros 3,5 millones a la fundación privada que preside Abascal
'Un gran día para la justicia, ya verás como viene alguien y lo jode', por Isaac Rosa

Dos horas de humillaciones y lágrimas: nuevas protestas en Calahorra contra el profesor expedientado que aún da clase

La tensión continúa en el grado de Laboratorio Clínico del IES Valle del Cidacos de Calahorra. Mientras se resuelve el expediente de remoción del profesor denunciado por los alumnos por trato vejatorio y mala praxis, el docente continúa en el aula. Y aunque lo hace siempre acompañado de otro profesor o profesora, su actitud continúa siendo la misma, según denuncian las familias del centro.

El último episodio de este largo calvario que comenzó desde el inicio del curso se ha vivido esta misma mañana de viernes. Las dos primeras horas de clase, impartidas por este profesor, se han convertido en un infierno de humillaciones, según denuncia la madre de uno de los alumnos. “Varios de ellos han salido llorando y la profesora que le acompañaba hoy por la imposición de la codocencia ha sido humillada continuamente a lo largo de las dos horas”, explica esta madre.

Según denuncian las familias, los alumnos y alumnas están desbordados. “Lejos de moderarse, el profesor se ha ido viniendo arriba y hoy ha llegado totalmente crecido, en una actitud que ha acabado haciendo llorar a varios chavales”, explican, “también la profesora que le acompañaba hoy ha sido humillada delante de toda la clase”. Explican además que justo después tenían dos exámenes y se preguntan “cómo pueden centrarse y hacerlos bien en ese estado de nervios en el que estaban”.

La situación sigue sin solucionarse y, en todo caso, cuando lo haga, será ya final de curso. De hecho, el expediente de remoción abierto desde la consejería de Educación finaliza el viernes 31 de mayo y la junta de evaluación se celebra el martes 4 de junio. “Además de pasarlo mal con el trato y los comentarios, han perdido el curso entero”, explican las familias, “en la última prueba que les ha hecho sólo han aprobado tres o cuatro pero claro, ¿cómo van a aprobar una materia que nadie les ha explicado?”.

El pasado lunes, la docente asignada para acompañarle en las clases y evitar así que se quedara solo con los alumnos, se cogió la baja tras compartir tres clases con él. Desde entonces se han ido turnando diferentes profesores y personal del centro para garantizar que los alumnos no estén solos en ningún momento con el profesor.