eldiario.es

Menú

Unas 70.000 personas vibran con 'Los Indianos'

CARNAVAL DE SANTA CRUZ DE LA PALMA

Por primera vez, la Negra Tomasa ha sido recibida por 'los embajadores' en un desembarco real.

- PUBLICIDAD -

Santa Cruz de La Palma ha festejado este lunes el día principal de su Carnaval con la celebración de Los Indianos, una parodia del regreso de los palmeros que a mediados del siglo XIX emigraron a Cuba en busca de fortuna. Unas 70.000 personas se dan cita en la capital palmera, según ha previsto la Policía Local. Por primera vez, La Negra Tomasa ha sido recibida en un desembarco real. La celebración ha dejado una ocupación hotelera del 98%.

El técnico de Cultura del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, Víctor Correa, relata que el origen de la celebración se remonta a que "los carpinteros dejaban las carpinterías, los abogados los despachos y todos acudían al muelle". Unos para recibir a familiares y otros en busca de una carta, pero "también había quienes asistían a regoler que es muy palmero", dice Correa. "La novelería hacía de aquello una fiesta", apostilla.

Unos regresaban con fortuna, otros simplemente aparentaban y había quienes traían consigo la criada, que ha quedado inmortalizada en la figura de la Negra Tomasa, explica. Un personaje que ha sido caracterizado por Víctor Lorenzo, más conocido como Sosó, que cumple 35 años representando el papel "como nadie".

Lorenzo confiesa ser "muy carnavalero" y dice dejarse contagiar por el entusiasmo del público que lo aclama a su paso. Este año la fiesta trajo la novedad de un desembarco real en el muelle capitalino, donde la Negra Tomasa fue recibida, como ya es costumbre, por los embajadores y el alcalde, Sergio Matos, además de la presidenta del Cabildo insular, Guadalupe González Taño. Posteriormente acudieron a la Plaza de España, donde se representa el número de La Espera a ritmo de sones cubanos que se prolongarán hasta la madrugada.

Los polvos de talco

Entre música cubana, guayaberas y el blanco atuendo de Los Indianos, cobró protagonismo otro elemento identificativo del carnaval palmero, los polvos de talco. Unos 10.000 kilos de polvos blancos dibujaron una nube sobre la capital palmera como símbolo del Carnaval.

Los orígenes de los polvos de talco hay que buscarlos en el siglo XVII, cuando el juego del flirteo requería de la mujeres empolvar con maquillaje los rostros de los varones que eran de su agrado. La tradición fue adquiriendo fuerza con el paso de los años y, ante el alto coste que suponía el maquillaje, su uso en el Carnaval derivó en 'los enharinados', ya que era harina lo que se utilizaba como modo de diversión.

No fue hasta la década de los años sesenta del siglo XX, cuando Los Indianos se convirtieron en un número del Carnaval palmero. La idea surgió a raíz de un grupo de amigos que decidieron vestirse de indianos. Fue tal el entusiasmo que suscitó que, año tras año, han ido sumándose más personas hasta que, a principios de este siglo, la fiesta experimentó su repercusión definitiva.

La parodia de Los Indianos es una de las figuras identificativas de la Isla con sus polvos de talco y la Negra Tomasa al ritmo de los sones cubanos, conmemorando el regreso, unos con más suerte que otros, de los emigrantes palmeros que volvían de Cuba.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha