Interior revisará la seguridad de la nueva Audiencia Nacional

Las quejas presentadas por la Asociación de Vecinos del Barrio de Justicia y la Asociación de Vecinos de Chueca (AVChueca) ante los Ministerios de Justicia y de Interior y el Consejo General del Poder Judicial acerca de las posibles deficiencias de seguridad de las nuevas dependencias de la Audiencia Nacional –que afectan a un espacio público como la Plaza de la Villa de París–, han hecho a los responsables de Interior replantear las medidas de seguridad que se implantarán en ese espacio tras las obras.

Un problema que afecta no sólo a los trabajadores de la Audiencia Nacional sino también a los vecinos, dado que entre las funciones de esta institución se encuentra el seguir juzgando, entre otros, los delitos de terrorismo y delincuencia organizada. Máxime si tenemos en cuenta el estado de alerta por la amenaza del terrorismo islámico y los planes de atentar contra la Audiencia Nacional con un camión cargado de explosivos de algunos grupos yihadistas detenidos.

Si ya de por sí es cuestionable la ubicación de una institución de estas características en el centro de la ciudad en lugar de la periferia por motivos de seguridad, es aún más incomprensible que las nuevas salas de vistas y los calabozos se vayan a levantar bajo zonas de recreo infantil y de paseo. Dada la naturaleza de las actividades que se desarrollarán allí y la ubicación debajo de la Plaza de la Villa de París de los espacios en los que permanecerán los detenidos y serán juzgados, se hace realmente necesario extremar la seguridad de las instalaciones.

Otro tema polémico son las plazas de aparcamiento en superficie con las que contaba la plaza antes de las obras, justo frente al Tribunal Supremo, que se suprimirán por motivos de seguridad. Según informaba este diario hace unos días, esta decisión ha obligado a buscar plazas de aparcamiento alternativas en el aparcamiento de la Plaza de la Villa de París y el Centro de Negocios Colón, de las que sólo se beneficiarán un limitado número de trabajadores del Supremo.

Disputa por los nuevos espacios de la Audiencia Nacional

Tampoco parecen demasiado conformes los funcionarios de la propia Audiencia Nacional, a los que no termina de gustarles la distribución de espacios del nuevo edificio, en el que habrá «despachos muy amplios para los altos cargos y, sin embargo, los funcionarios están relegados en algunos casos a espacios sin luz natural, en el semisótano o en zonas con mucho menor espacio», según denuncia la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) .

Esta circunstancia que propició el pasado miércoles la visita a las obras del Ministro de Justicia, Rafael Catalá, para intentar encontrar una solución y proponer a todas las partes implicadas alternativas. CSI-F explica que «está totalmente en contra de la distribución concéntrica que se ha planteado, estableciendo en el perímetro de las distintas plantas amplios despachos exteriores que absorben toda la luz natural, relegando a la zona central, sin luz natural u orientados a un lúgubre patio interior, los Juzgados y servicios que albergan a la mayor parte de los trabajadores».

Asimismo, ven «intolerable que se beneficie a colectivos minoritarios y privilegiados, relegando al resto de la tropa a galeras como se haría en tiempos ya superados (se otorgan tres plantas completas a las diferentes Fiscalías y en cambio se aglutinan tres Juzgados Centrales de Instrucción por planta y el Servicio Común de Ejecutorias en el semisótano). Además, se disponen los puestos de trabajo para la NOJ (nueva oficina judicial), cuando en esta sede no está programada la implantación de este sistema de trabajo, por lo cual habría que replantearse la ubicación de los puestos».

Etiquetas
Publicado el
26 de febrero de 2015 - 09:08 h

Descubre nuestras apps

stats