eldiario.es

9

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

El tratamiento de las escorrentías urbanas con drenaje sostenible, en unas jornadas técnicas de NILSA y UPNA

NILSA, empresa pública del Gobierno de Navarra responsable del saneamiento del agua residual, y la Universidad Pública de Navarra (UPNA), a través de su instituto de investigación Smart Cities (ISC), organizan en Pamplona las jornadas 'La gestión integral del agua de escorrentía urbana: un nuevo reto para los municipios'.

El tratamiento de las escorrentías urbanas con drenaje sostenible, en unas jornadas técnicas de NILSA y UPNA

Las aguas de escorrentía urbana, el caudal que se produce durante las tormentas y lluvias terminan a menudo en el alcantarillado urbano y llegan hasta las depuradoras. Su gestión a través de un sistema de drenaje sostenible "trata el agua de lluvia de manera más natural y, al mismo tiempo, permite ahorrar costes en la depuración", ha explicado en una nota el Gobierno de Navarra.

Las jornadas, que tienen lugar este miércoles y este jueves en la Sala de Grados del Edificio El Sario, en el Campus Arrosadía de la UPNA en Pamplona, han sido inauguradas por la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, Isabel Elizalde, y el rector de la UPNA, Alfonso Carlosena. En ellas se aborda cómo se pueden acometer soluciones que permitan la permeabilización en zonas urbanas asfaltadas y construidas, además de los problemas y retos actuales en el tema de alcantarillado, conducción y tratamiento de agua.

Isabel Elizalde ha insistido en el significado de proyectos como éste en el trabajo de adaptación a las novedades del cambio climático y, en concreto, dentro del proyecto LIFE NADAPTA, "alineado plenamente" con KLINA, la Hoja de Ruta del tema en Navarra. La consejera lo ha considerado, sobre todo, "una oportunidad para que nuestras ciudades se rediseñen con un nuevo enfoque" que integre la ordenación del territorio, el urbanismo, la gestión del servicio de ciclo urbano del agua y el control de nuestras masas de agua.

Las sesiones de trabajo han sido organizadas en tres bloques temáticos que permitirán a las personas participantes "conocer la importancia de un diseño urbanístico con criterios de gestión de aguas de escorrentía para el desarrollo sostenible de las localidades, además de saber qué directivas administrativas están relacionadas y conocer tanto las derivadas técnicas de la implantación de medidas, como los casos de éxito ya en marcha en otras regiones", ha destacado el Ejecutivo foral.

PROYECTO CONJUNTO UPNA-NILSA EN TUDELA

Además de este foro de debate público, UPNA y NILSA llevan meses trabajando en un proyecto conjunto de drenaje sostenible en el campus que esta universidad tiene en Tudela, y la iniciativa cuenta con financiación del Proyecto europeo LIFE NAdapta, de adaptación al cambio climático.

El proyecto integrado NADAPTA abarca seis áreas de trabajo y, una de ellas, la dedicada a las medidas de adaptación en el tema del Agua, contempla precisamente el equipamiento de plantas de tratamiento de aguas residuales frente a emergencias ambientales derivadas de los nuevos escenarios climáticos y, concretamente, la promoción de este tipo de sistemas de drenaje sostenibles urbanos.

En el proyecto del campus de la UPNA en Tudela, los trabajos se centran en construir áreas de drenaje en el aparcamiento, así como en convertir zonas actualmente impermeables en zonas permeables (combinando el propio terreno natural con material granular seleccionado y vegetación, en sustitución de pavimentos hormigonados o asfaltados) que permitan que el agua de lluvia se filtre directamente al terreno en el que cae y no haya de ser canalizada.

Esta mejora supondría laminar el agua durante episodios de trombas o fuertes tormentas, de forma que no se colapsaran los colectores, y que las depuradoras no tengan que tratar un caudal que no es residual ni está sucio, con el consiguiente ahorro energético, además de que el agua se filtra al terreno en el que cae, alimentando suelos y acuíferos si los hubiera.

El objetivo es implantar drenaje sostenible para el 100% del área de aparcamiento del campus tudelano, con la ocupación de un 5% de superficie, a través de un proyecto que ya está finalizado y cuyas obras están previstas para 2019 con un presupuesto de 70.000 euros.

Con un presupuesto de 15,6 de euros, 'Hacia una integrada, coherente e inclusiva implementación de la política de adaptación al cambio climático en una región: Navarra' es el primer proyecto que LIFE financia y pone en marcha en una comunidad autónoma que plantea implementar una estrategia de adaptación en un territorio y cuyos resultados tienen carácter demostrativo para otras regiones.

Como socio de NADAPTA, los trabajos que corresponden a NILSA, además del drenaje sostenible, se centran en el tratamiento y valorización agronómica de residuos orgánicos y la recuperación de fósforo de aguas residuales por precipitación.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha