eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Casado supo del plan de Ana Pastor para invitar a Torra al Congreso y no se opuso

La oferta de la "tercera autoridad del Estado" persigue ofrecer algo más que confrontación al president de la Generalitat

El Partido Popular trata de no aparecer solo como un "muro de contención" al independentismo pero sus dirigentes están convencidos de que Torra no acudirá 

"El PSOE está jugando bolas a las que nosotros ni vamos", aseguran dirigentes del PP en relación al doble papel jugado por los socialistas en la crisis catalana

- PUBLICIDAD -
Pablo Casado y Ana Pastor en la sede del PP

Pablo Casado y Ana Pastor en la sede del PP EFE

El líder del PP, Pablo Casado, supo de la intención de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, de invitar al president de la Generalitat, Quim Torra, para que explique sus planes en la Cámara Baja, antes de que el anuncio fuera oficial. Aunque la idea del ofrecimiento partió de Pastor, "como tercera autoridad del Estado", Casado, que desde que sucedió a Rajoy, el pasado julio ha endurecido mucho el tono con los dirigentes independentistas, no se opuso a los planes de la presidenta del Congreso, aseguran fuentes parlamentarias.  

El gesto busca dar la sensación de que el PP tiene algo más que ofrecer en el conflicto catalán que la estrategia de la confrontación agravada desde que Casado llegó a la cúpula del partido hace mes y medio. 

En esa línea se enmarca el ofrecimiento, realizado el pasado martes por la presidenta del Congreso, que permitiría a Quim Torra comparecer en el Congreso de los Diputados para explicar sus planes para Catalunya y detallar su hoja de ruta independentista. La idea partió de Pastor. "No se trata de una decisión del partido", aseguran en el grupo parlamentario, lo que no quiere decir que no cuente con el plácet de Casado.

En Génova 13, la sede nacional del Partido Popular están convencidos, en todo caso, de que Torra no responderá afirmativamente a una oferta que sí aceptaron en su momento el lehendakari Ibarretxe o Artur Mas y que también fue rechazada en su día por Puigdemont, al negarse a que el debate que se le proponía terminase con una votación.  

Desde Letonia, Ana Pastor se ha mostrado dispuesta a pactar el formato de la comparecencia con la Generalitat. En este caso, la Presidencia del Congreso sería favorable a aceptar un debate sin necesidad de votación y en el que, incluso, pudiera intervenir el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. 

El Partido Popular quiere compatibilizar su papel de "muro de contención" al independentismo con la búsqueda de soluciones para no quedar fuera de juego en el debate soberanista y tratar de aparecer como una fuerza política constructiva. "El PSOE está jugando bolas a las que nosotros ni vamos", aseguran dirigentes del PP en relación al doble papel jugado por los socialistas en la crisis catalana: de firmeza ante cualquier vulneración de las leyes y mano tendida para el diálogo institucional en las comisiones bilaterales. 

A pesar de la oferta, los conservadores se muestran convencidos de que Quim Torra no aceptará el ofrecimiento. En esos términos se pronunciaba este martes la portavoz en el Congreso, Dolors Monserrat. "Quieren desoír el no de los que defendemos la unidad de España", aseguró en declaraciones a los periodistas. 

La decisión está ahora en manos de la Generalitat, que no descarta aceptar la oferta. La primera reacción no ha sido una negativa: "Debemos estudiar cuál es la propuesta", aseguró la portavoz del Govern.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha