La portada de mañana
Acceder
La ley de vivienda cumple un año: los expertos dan soluciones a la falta de pisos
El PSOE da por desactivado el desgaste de la amnistía tras el éxito electoral en Catalunya
Opinión - El suicidio de Europa. Por Rosa María Artal

Investigación

El ático que disfrutan Ayuso y su pareja junto a su casa está a nombre de una sociedad de un empresario hostelero

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, va a cumplir un mes ocultando en qué régimen disfruta de un ático de lujo situado justo encima del piso en el que convive con su pareja, Alberto González Amador. El ático está a nombre de la sociedad Babia Capital SL, cuyo principal propietario es Jorge Carlos Pablos Alonso, un empresario hostelero conectado a su vez con el directivo de Quirón que propició la comisión de dos millones de euros que se embolsó Alberto González Amador en pandemia. 

Junto a la existencia del ático de lujo, elDiario.es reveló que la propiedad del inmueble corresponde al 100% a Babia Capital SL. Esta sociedad está administrada en la actualidad por Javier Luis Gómez Fidalgo, el fiscalista que representó a González Amador durante la investigación de la Agencia Tributaria. Nueva documentación en poder de este medio revela que el principal propietario de Babia Capital SL, y por tanto del ático, es Jorge Pablos, como se conoce en León al hostelero Jorge Carlos Pablos Alonso. 

El hecho de que solo Jorge Pablos aparezca como accionista de Babia Capital SL puede responder a que la Ley obliga únicamente a hacer pública la titularidad de quien tenga al menos el 25% de una sociedad. elDiario.es se ha puesto en contacto con Pablos, pero el empresario se ha limitado a contestar que él no es “el único” propietario de la sociedad a nombre de la que está el ático. 

A la pregunta de si el fiscalista Gómez Fidalgo que representó a la pareja de Ayuso en la investigación de Hacienda es otro de los dueños, el empresario hostelero ha respondido colgando el teléfono. Este medio le ha remitido un formulario por escrito con varias preguntas al que Pablos no ha respondido. Entre esas preguntas figura una acerca de en qué régimen disfrutan Isabel Díaz Ayuso y Alberto González Amador del ático de lujo. Babia Capital SL adquirió la propiedad en julio de 2023, en fechas próximas a que Ayuso y su pareja se mudaran al piso de abajo. 

Desde entonces, la presidenta de Madrid y su pareja vienen haciendo uso de los dos, según ha podido comprobar esta redacción.

Cuando la sociedad leonesa compró el ático situado en la séptima planta, sus dueños sabían hace meses que la presidenta madrileña y su pareja iban a vivir justo debajo. Alberto González Amador escrituró la compra de la vivienda en la sexta planta en julio de 2022, pero no acudió al Registro de la Propiedad hasta mayo de 2023, una vez celebradas las últimas elecciones autonómicas. Cuarenta y ocho horas después de registrar la compra de la vivienda, Babia Capital SL compró el ático de la séptima planta. 

El ático de lujo tiene una superficie bruta construida de 176 metros cuadrados, solo algunos menos que la vivienda de abajo que figura a nombre de Alberto González Amador. El ático se divide en 155 metros de vivienda y otros 21 metros de elementos comunes, según el Catastro. Esta vivienda adicional de Ayuso y su pareja tiene cinco dormitorios –tres iguales, uno mayor y otro “de servicio”–, un cuarto de baño principal y uno menor, dos vestíbulos –uno principal y otro de menor tamaño– y una amplia terraza en la que la presidenta madrileña y el presunto defraudador han colocado una bandera de España, visible desde la calle.

Cuando este medio preguntó al equipo de la presidenta por el ático de lujo, la única respuesta que obtuvo es que la presidenta no paga alquiler por esa ni ninguna otra vivienda en la actualidad. Mientras que Díaz Ayuso se ha referido en público a la casa de abajo, la que está a nombre de su pareja, la presidenta guarda silencio absoluto sobre el ático, sin negar en momento alguno, ella o su equipo, que disfrute de él. 

La pareja destina esa segunda vivienda de lujo, según ha podido comprobar esta redacción, a recibir visitas, en cenas y otros encuentros, y ha dedicado una parte a habilitarla para la práctica de deporte, según fuentes conocedoras de la actividad en el inmueble. Estas mismas fuentes descartan que la pareja haya realizado obras para conectar la casa a nombre de González Amador con la que figura a nombre del empresario hostelero. Entre los dos pisos, González Amador y Díaz Ayuso disfrutan de más de 384 metros cuadrados en el distrito de Chamberí. El precio de mercado de ambas casas ronda los 2,8 millones de euros.

Primer vértice en León: Fernando Camino, directivo de Quirón

Comprobadas las diferentes propiedades que figuran en los registros de ambas viviendas, la pregunta que surge es qué o quiénes conectan a Jorge Pablos, quien figura como dueño de la sociedad propietaria del ático, con González Amador y Díaz Ayuso, y qué relación les une para que la pareja esté de un ático cuyo valor de mercado ronda los 1,6 millones de euros. La respuesta hay que buscarla en León. Allí emerge en la trama Fernando Camino, presidente de Quirón Prevención, filial del gigante de la sanidad que se erige en principal empresa beneficiada de la política de “colaboración público-privada” del Gobierno de la Comunidad de Madrid en materia sanitaria. 

Según fuentes del sector, Fernando Camino –residente en la capital leonesa– conoció a González Amador hace una década, cuando ambos trabajaban en el ámbito de las mutuas. Camino es el directivo que ha abierto a la pareja de Ayuso las puertas en la consultoría sanitaria del Grupo Quirón. A lo largo de los últimos años, Camino también ha proporcionado a Alberto González una sociedad (sin empleados) a través de la que facturar al gigante sanitario –operación investigada en el juzgado– y antes había constituido la firma en el paraíso fiscal de Panamá con la que operó González Amador hasta unas semanas antes de que Hacienda iniciase la investigación sobre su patrimonio, en mayo de 2022.

Pero sobre todo, Fernando Camino es copropietario de la sociedad que facilitó que Alberto González Amador se embolsara dos millones de euros por una sola intermediación en la compra-venta de material sanitario en pandemia. Aquella comisión está en el origen del caso por fraude fiscal y falsificación de documentos contra la pareja de Ayuso: disparó unos ingresos por los que González Amador no quiso después pagar a Hacienda lo que le correspondía. 

A un lado del negocio que propulsó la carrera de González Amador estaba la firma catalana FSC Select, que entregó al comisionista un 4,5% de los 42 millones de euros en mascarillas que compró la gallega Mape. Se da la circunstancia de que Fernando Camino –directivo de Quirón, socio y amigo de Alberto González– es también consejero y copropietario de Mape, según reveló el lunes elDiario.es.

Los otros dos vértices en León: el fiscalista y el hostelero

Una vez situado Fernando Camino es necesario referirse a un segundo protagonista de la vertiente leonesa de la trama empresarial, Javier Luis Gómez Fidalgo. Este prestigioso fiscalista aparece como el representante de Alberto González Amador ante la inspección de Hacienda que derivó en una querella de la Fiscalía. Gómez Fidalgo también cuenta entre sus clientes a Fernando Camino. No es el único vínculo que mantienen: en mayo de 2022, momento en el que comenzó la inspección de la Agencia Tributaria a la pareja de Ayuso, Javier Luis Gómez Fidalgo se convirtió en administrador de Babia Capital SL, la sociedad propietaria del ático. 

Gómez Fidalgo sustituía así en la administración de la empresa a Jorge Pablos, su principal accionista. De este modo se cierra, por ahora, el círculo leonés del entramado de sociedades. Sus integrantes son bastante conocidos en León. Pablos abrió el pub Berlín en los años ochenta. Situado en el centro de la ciudad, tuvo años después, con otros propietarios, su época de mayor apogeo. Después, el empresario Pablos, ahora sexagenario, puso un restaurante italiano, al que llamó Rocco, en el popular Barrio Húmedo de León. 

Además, Jorge Carlos Pablos Alonso figura desde el año 2000 como único socio de Proplaterías SL. Esta sociedad, con apenas actividad, declara que se dedica a la ejecución de obras públicas y construcciones, la compra-venta de inmuebles y “la mediación y coordinación en las actividades que sean profesionales”. Aparte de Proplaterías, de Pablos solo consta la sociedad que posee el ático de lujo que usa Ayuso y un par de intervenciones en procesos de liquidación de empresas.

––––––––

En elDiario.es somos conscientes de que publicar noticias como esta no es fácil, que puede haber consecuencias. Al menos ya sabemos a qué nos enfrentamos esta vez. Nos lo han dejado claro y por escrito: “Os vamos a triturar, vais a tener que cerrar”. Las amenazas de Miguel Ángel Rodríguez, la mano derecha de la presidenta de Madrid, no son solo un calentón. No es siquiera la primera vez que recurre a presiones así para evitar que se publique una información.

Nos va a hacer falta toda la ayuda posible. La tuya también. Si crees que el periodismo importa, apóyanos. Hazte socio, hazte socia, de elDiario.es.