La portada de mañana
Acceder
El contrato secreto para vender armas a Arabia Saudí que autorizó Rajoy
Belarra: "Necesitamos el Podemos más fuerte para que Yolanda sea presidenta"
Opinión - La libertad de contaminar y otras batallas 'liberales', por Ignacio Escolar

ENTREVISTA Portavoz del PNV en el Congreso

Aitor Esteban: "El toque de atención de ERC no es un aviso más. Yo que Sánchez, me lo tomaría en serio"

Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados

Aitor Esteban (Vizcaya,1962) es de esos parlamentarios que suben a la tribuna y logran el silencio de la mayoría de bancadas. No solo porque sea el portavoz del socio más estable del Gobierno en minoría de Pedro Sánchez, sino porque cuando habla se le entiende todo a la primera. Sin rodeos, con una espontaneidad y una llaneza apabullantes. Tanta que en ocasiones sus intervenciones se han hecho virales porque lo mismo suelta un chiste que espeta un "¡Vaya porrusalda de debate!" para advertir que en las sesiones plenarias, a veces, no se sabe ni de lo que sus señorías hablan. Se ha ganado el reconocimiento de parlamentario brillante, además del respeto del resto de portavoces por su veteranía, por su verbo franco y por su sentido político en un hemiciclo donde a veces se siente una rara avis.

Durante esta charla avisa a Pedro Sánchez de que esta vez las advertencias de ERC pueden ir en serio y hacerle perder a uno de los aliados de la investidura y los presupuestos. Y como experto en coaliciones que es el PNV, en el Congreso y en Euskadi, pide rebajar los decibelios entre los socios del Gobierno central y a Unidas Podemos, abandonar las posiciones maximalistas que pueden chocar con otros aliados de la investidura.

La entrevista tiene lugar la mañana del miércoles, una hora después de que PSOE y Ciudadanos anunciaran la moción de censura en Murcia, pero cuando aún no se conocía que Ayuso iba a convocar elecciones anticipadas en Madrid ni mucho menos el terremoto político que todo ello desataría. Los móviles estaban apagados y esto fue lo que respondió Esteban en ese momento, quizá por la acumulación de trienios en el proceloso mundo de la política o quizá por la agudeza que no demostraron quienes diseñaron la "operación murciana" y creyeron que el PP se cruzaría de brazos ante el intento de arrebatarle la joya de la corona.

¿El terremoto murciano provocado por la moción de censura impulsada por PSOE y Ciudadanos hay que leerlo sólo en clave regional o es un intento de reconfiguración del mapa de alianzas en Madrid?

No lo sé, pero puede que provoque reacciones. Quizá se quede en Murcia, pero no descartaría que haya ciertos movimientos, no sólo en Ciudadanos sino también en el PP. Veremos cómo evoluciona.

¿Qué tipo de movimientos?

Dependiendo de cómo sea ese movimiento de profundo, si se queda en Murcia o va mas allá, también el PP puede plantearse si le interesa convocar elecciones o no en  algunos otros gobiernos autonómicos. ¡Vaya usted a saber!

¿Es una sospecha o tiene información?

Es una sospecha. No, no, no, no. Simplemente, creo que podría ser. Si verdaderamente las alianzas institucionales pueden estar en riesgo, no sólo Cs y el PSOE tomarán sus propias decisiones.

[Así fue. Tal cual. Encendidos ya los móviles y conscientes del alcance del tsunami político, el portavoz del PNV no se arriesgó, en conversación posterior, a aventurar los siguientes giros, ni si Ciudadanos había cavado su tumba política, ni si Ayuso ha marcado el paso a Casado y dinamitado su enésimo viaje al centro… Lo que sí tiene claro Esteban es que a la política le sobran "guiones bruscos" y  le faltan líderes "serios y de más altura" para dar respuestas a los problemas que acumula España. También que "el mundo  de la derecha española está inmerso en la indefinición. Y cuando se define, va bastante más a la derecha de lo que les posibilitaría lograr una mayoría suficiente para ser realmente alternativa"].

El Gobierno ha celebrado la pérdida de inmunidad de Puigdemont y ERC ha amenazado automáticamente con retirar su apoyo a la de coalición. ¿Entiende que es una maniobra de presión más o estamos ante el final del independentismo pragmático?

Creo que esta vez es una advertencia severa. A mí me parece muy torpe celebrar como lo han hecho [la pérdida de inmunidad]. Uno tiene que saber con qué mimbres cuenta en el Parlamento. Y si respecto a la situación catalana, no se avanza y hay cierta falta de expectativas en ERC porque pueda ir en encauzándose la situación y, de repente, se encuentran con esto y celebrándolo junto a Vox, a Partido Popular, etcétera….. Pues yo creo que el toque de atención de Gabriel Rufián no fue un toque más, por mucho que le haya querido quitar peso la ministra Montero, y creo que también la portavoz Adriana Lastra. Yo que Sánchez estas cosas me las tomaría un poquito en serio. Hasta ahora, en cada uno de los envites que ha habido en el Congreso, la tostada solía caer del lado bueno, pero en cualquier momento puede caer del malo. Yo me aseguraría de que cogiera peso por un lado, para que no se fuera a estrellar. Improvisar declaraciones o no darte cuenta de la situación que uno tiene en el Congreso, me parece un poquito preocupante. No, no creo que sea un aviso más.

¿Y no cree que habría que distinguir entre lo que es el necesario diálogo para la solución del conflicto catalán y la estricta aplicación de la ley? Dicho de otro modo: ¿tiene margen de maniobra el Gobierno para impedir que la justicia siga su curso?

No. Pero lo que no hace falta es hacer declaraciones dando brincos. Ha sucedido así y llueve sobre mojado. No fue solo eso, también la Fiscalía ha recurrido la situación de los presos de nuevo, y vuelven de nuevo a ingresar en prisión. Y además coincide. El Gobierno tiene que entender que por mucho que ellos digan que la Fiscalía es independiente, en los grupos parlamentarios -y más en los afectados- hay cierta sensación de que las cosas no son tan así. Y se podría hacer algo más ahí. Si vamos a encontrar una solución al tema catalán, evidentemente tiene que haber una solución política profunda. Y eso también pasa por una estación intermedia en la que se busque una solución para que los líderes independentistas que están encarcelados puedan hacer política y salir de prisión. Mientras esto no ocurra, hay una situación de anormalidad en la política y en la propia sociedad catalana. Sin duda que esos líderes estén en prisión dificulta el entendimiento y la resolución del conflicto.

¿Y no faltaría también un reconocimiento de los errores cometidos por los líderes independentistas en 2017 para que esto se pueda encauzar definitivamente?

¿Reconocimiento del error? ¿Qué quieren que hagan? ¿Una genuflexión? Y además, que se pongan de rodillas. No sé, cada uno ahí va haciendo sus declaraciones y han tomado sus conclusiones. ¿Error o no? Pueden pensar que han estado muy acertados y que se arriesgaban a sufrir penas de prisión y que  algunos podían haber huido también y se han quedado y han ingresado en prisión. A mí me parece que no fue justo ni adecuado y que fue una auténtica barbaridad de condena. Y no dar vías de solución al conflicto catalán y en último término a un referéndum o haber hecho las cosas de otra manera ha traído consecuencias. Si es cuestión de ponerse de rodillas y confesar los pecados, igual unos cuantos líderes españoles se tendrían que ir poniendo antes que los catalanes.

¿El gobierno de coalición es una olla a presión? 

Si no lo es, lo parece, al menos por las manifestaciones públicas que se hacen entre los socios. No hablo de discrepancias que entiendo que pueda haber aunque con esta frecuencia, la verdad es que sorprende. Lo que no parece de recibo es que no haya un mecanismo interno dentro del Gobierno para encauzar esas discrepancias. Y luego,  en una situación tan complicada matemáticamente para sacar las cosas adelante, los socios tienen que ser conscientes de que hay cosas que están en su programa de gobierno que no son posibles en estos momentos. Podemos no  puede pretender plantear todo su programa porque probablemente en algunos temas llegue a chocar, por ejemplo, con nosotros. Y el PSOE en algunos aspectos de su programa iba también a chocar con nosotros. Entonces yo creo que a la hora de plantear las cosas hay que ser muy conciso, muy estricto e ir a lo posible y a lo que pueda concitar una mayoría posible, real y estable en el Parlamento. A veces parece como que se sigue -antes lo he dicho- con la técnica de lanzar la tostada al aire. Y, bueno, a ver qué tal sale mejor. Pues muchas veces por rebote o por el posicionamiento de la derecha, acaba cayendo del lado bueno la tostada. Pero en cualquier momento puede ser al revés. Y luego la imagen del gobierno con estas declaraciones constantes y tensiones de unos y otros, no creo que esté siendo  positiva. Deberían reconducirla de alguna manera. Pero bueno, ellos sabrán. Nosotros ya no vamos a insistir en esto, ya lo dijimos y punto. 

No pongo la mano en el fuego por que acabe la Legislatura

¿Hasta dónde llega la fatiga del PNV con esta especie de jaula de grillos en que se ha convertido el gobierno?

La Legislatura está siendo complicada en ese sentido. Pero qué le vamos a hacer. ¿Hay otra alternativa? No. Seamos realistas. No hay otra alternativa ni visos de que la pueda haber. Claro que todo es posible porque aquí vuelcos y cambios en cuanto a la representación en escaños de unos y otros, los hemos visto  grandes recientemente. Todo es posible, pero no da la sensación de que hoy por hoy, haya otra alternativa. Ahora, ¿cuánto va a poder mantenerse esta situación? Bueno, igual las cosas se encauzan y acabamos la Legislatura. Lo cierto es que hay unos fondos europeos que habrá que gestionar de la mejor manera posible antes que meternos ahora en una campaña electoral. Desde luego no sería bueno para la economía y por lo tanto para la sociedad de cara a salir de la crisis en la que estamos. No sería el momento más adecuado, pero una vez que esto empiece a rodar, vamos a ver cómo acaba la cosa. Si me preguntara eso de si pongo la mano en el fuego por si va a acabar la Legislatura, le diría: pues no, y además la mantendría en el bolsillo.

De momento, Antoni Ortuzar ha dicho que el PNV no va a contribuir a este desgobierno permanente. ¿Cómo hay que interpretar el mensaje, era una advertencia severa o solo una manera de presionar para agilizar la transferencia de competencias?

Si hay que apretar, se aprieta de otra manera para las transferencias. Ya lo hacemos. Esto era una manifestación sincera de que nos parece que por este camino no se va bien. Pero bueno, nosotros ya lo hemos dicho y repito, no vamos a insistir más en el tema. Está dicho y a partir de ahora, según vengan las cosas, iremos tomando nuestras decisiones y  posicionándonos en el día a día.

Antes hablaba de la necesidad de que el gobierno tuviera mecanismos internos para coordinarse y evitar este tipo de disonancias, pero lo cierto es que los tenían y han quedado en suspenso. El propio presidente del Gobierno ha decidido suprimirlos y ni siquiera se ha vuelto a reunir con el vicepresidente. ¿Cómo lo interpreta?

Ya lo dije nada más suceder, allá por enero, cuando se decía que el gobierno estaba más consolidado después de la aprobación de los Presupuestos. Dije que estaba más consolidada la Legislatura, pero del Gobierno quien está consolidado es el Partido Socialista, que es la parte más fuerte y quien tiene la presidencia. Tiene un instrumento con el que puede manejarse e intentar alargar la Legislatura, pero eso no garantiza que vaya a mantenerse la coalición. El PSOE podría tener en un momento determinado, no digo ahora, los instrumentos para para afrontar, por ejemplo, un final de legislatura ellos solos. Evidentemente de aquí saldría casi nada, pero hay momentos y momentos. Ã quien consolida verdaderamente los presupuestos -absolutamente necesarios para salir de la crisis social, económica, sanitaria- igual que los fondos europeos es al presidente, no tanto al Gobierno de coalición.

¿Puede el PSOE con un Parlamento tan fraccionado gobernar en minoría?

No toda la legislatura hasta el final, pero  si se ha planteado un horizonte y ha conseguido encauzar determinados asuntos, por ejemplo, en el tema económico, los fondos europeos etcétera... Y ese final de la legislatura puede ser positivo socialmente y de reactivación económica, podría hacerlo unos meses.

¿Es comprensible que el Gobierno haya tardado tres semanas en detallar el plan de 11.000 millones de ayudas a las empresas y el colapso con los ERTE y el IMV?

Ya lo advertimos con el IMV porque tenemos experiencia con nuestra propia renta de garantía de ingresos, pero las prisas que imprimió Pablo Iglesias para que se aprobase en abril y ponerse alguna medallita nos han traído hasta aquí. Tenía que ser ya y le dijimos que no era fácil de gestionar. Póngase primero la estructura y luego intentemos conectar con las que ya están funcionando para que no haya problemas de funcionamiento. Y todavía seguimos ahí sin que se produzca la transferencia, a pesar de que tenía que haber estado en octubre. Además, un ministerio como es el de Seguridad Social cogió la competencia, cuando tenían que haber sido las Comunidades Autónomas porque no era las competencias del gobierno español, y se cogió el rábano por las hojas. Seguridad Social no está acostumbrado a esto, no tienen mecanismos, por lo que es normal que se produjeran esos atascos. Con los ERTE fue el volumen lo que colapsó las resoluciones porque hubo un número inmenso, pero quizás también se podía haber previsto un poco ahí. En todo caso, ahí le sacaría un poco la cara al Gobierno, a pesar de que creo que se podía haber agilizado un poquito más. Mi pregunta es si este retraso en las ayudas de 11.000 millones a las empresas también se debe a diferencias dentro del equipo de gobierno.

¿Tiene alguna duda?

Intuyo que va por ahí y que probablemente por lo que se ha manifestado en los medios de comunicación, vaya también por quién va a gestionar y cómo se va a gestionar. Creo que sería un error porque nos pasaría de nuevo lo mismo que hemos estado comentando que, si los asume el gobierno central, no será tan ágil el procedimiento.

El deshielo entre el PNV y el PP lo inicia Casado

Hábleme del deshielo en las relaciones entre el PNV y el Partido Popular

Ah, pues porque lo ha decidido el PP. El movimiento lo inician ellos, y le diría que más desde Madrid que desde Euskadi. Tener unas relaciones normalizadas con todos los partidos políticos nos parece que es lo que debería ocurrir siempre, por muchas discrepancias que se puedan tener. En ese sentido, claro que vamos a mantener una relación normalizada. Y esto no quiere decir ni se puede interpretar como un movimiento político para dejar de dar apoyo al Gobierno. Nosotros tenemos un compromiso con el Gobierno. Creemos que en estos momentos es la alternativa más adecuada y, por lo tanto, vamos a seguir intentando. Somos los que más coherentemente lo hacemos y en menos votaciones le hemos fallado al Gobierno.  Intentaremos darle un soporte, pero el Gobierno tiene que saber que ha de responder y dar respuesta a lo que fueron sus compromisos. Pero vamos, este deshielo que usted llama se inicia desde el PP y más desde Madrid que desde Euskadi

¿Con qué propósito? 

Me imagino que ellos también quieren salir de un cierto aislamiento que se habían autoimpuesto. Es lógico. Por ahora no veo yo que haya ningún otro propósito.

Sin embargo, Ortuzar dice que ha detectado un cambio de chip en Pablo Casado. ¿En qué ha cambiado?

Pregunte a Ortuzar. Yo lo que puedo ver es lo que hay aquí en el Congreso y que quizá pretende de ahora en adelante encauzar de diferente manera el discurso del Partido Popular. Ya veremos en las sesiones de control, con las  propuestas que haga y en los intentos que pueda hacer de acordar con el resto de los grupos políticos. Es un actor político que se había un poquito autoaislado y puesto una determinada barrera frente a determinados grupos. ¿Qué ahora quiere ampliar?  Los hechos lo dirán. Pero por el momento no hay nada más. O sea, este deshielo no se  asemeja ni al cambio climático ni a la crecida de un río. Parece que viene algo de agua en el cauce seco, pero no creo que se haya roto el dique ahí arriba.

¿A Casado le pasa con Bárcenas y la corrupción del PP lo mismo que a Felipe VI con el emérito, que la sombra es demasiado alargada?

Es muy alargada. Claro que es alargada y tienen consecuencias que no pueden obviar. Hay que dar la cara y aclarar cosas. Tanto el PP como la  Corona. Los dos. Si no, no es creíble y viable, pues, puede serlo durante unos años pero al final el descrédito acaba minando. Y no hay nada peor para un partido político, todavía más para una institución.

¿Qué pasos tiene que dar Felipe VI para romper con el pasado tóxico de la institución?

Él sabrá. 

Felipe VI tiene mucha dependencia de Sánchez y la corona debería saber quién le sostiene

Pues parece que la Ley de la Corona no será en la medida que el Gobierno entiende que es una iniciativa que debería contar con la aprobación de Casa Real y no parece...

Pues, ¿cómo le voy a dar consejos a alguien que no parece que quiere dar ningún paso? Cuando se produjo la abdicación de Juan Carlos, ya dije desde la tribuna que Felipe VI tenía que buscar una utilidad a la corona. Para empezar, yo creo que debería ser mucho más transparente y luego buscar una utilidad verdaderamente. Pero se ha metido en algunos berenjenales que le van a alejar o le han alejado ya incluso de gente que no lo veía con hostilidad, por ejemplo en Cataluña con aquel discurso que hizo y que yo creo que fue absolutamente mal aconsejado. Si ahora le aconsejan que no cambie absolutamente nada y que esto ya pasará  o es él que está convencido de esto, pues creo que se equivoca. Tampoco espero nada. Me sorprenderá si es que hay algo. Estaba a la expectativa al principio, pero a estas alturas ya no espero mucho.

¿Decepcionante?

No piense que es mi equipo de fútbol preferido. Quiero decir: ¿decepcionante? Hombre, me hubiera esperado algo más, pero simplemente porque creo que con determinadas actitudes algunos problemas podrían solucionarse de manera más fácil. Y ya incluso por actitud. Cuando entra alguien nuevo en cualquier lugar, se intenta arriesgar o aportar algo y no lo veo, mas allá del discurso. Y claro que también tuvo un discurso que le cubría Juan Carlos I durante décadas. Pero, sinceramente no veo nada, al menos nada trascendente.

¿En qué medida el blindaje que ha decidido extender el Gobierno sobre la institución puede deteriorar también al propio Pedro Sánchez? Me refiero a su oposición a que el Congreso investigue las cuentas opacas o las regularizaciones fiscales del emérito

Evidentemente, cuando el PSOE deje de ser monárquico, puede haber aquí muchos cambios. Pero por el momento, sigue siéndolo. Hoy desde luego no es republicano. La corona o Zarzuela deberían saber también en estos momentos quién le sostiene. Como ese dique, que tiene raices republicanas,  cambie algún día…. ¿Perjudicar? Pues el uno al otro . Pero sí, sí que tienen ambos mucha relación. Bueno, yo creo que el rey tiene mucha dependencia del presidente Sánchez en estos momentos. Del PSOE, en realidad. Y al revés, no tanto.

Otegi moqueta es el nuevo Otegi

Volviendo a la relación reconstruida del PNV con el PP, Otegui les ha acusado de hacerle el juego a la derecha en un momento en el que están acosados por las investigaciones judiciales sobre la corrupción de tiempos pasados.

Alucino. Igual este hombre no se acuerda de que la moción de censura la decidió el PNV. "Otegi moqueta". Es el nuevo Otegi.

¿Hay una competición entre el PNV y Bildu por ser el socio de referencia del gobierno de coalición?

Nosotros ya sabemos cuál es nuestro papel, cuáles son nuestros compromisos y tenemos claro cuál es nuestra visión y cómo tenemos que actuar. Y la gente en Euskadi, que es lo que nos importa, sabe qué es el PNV, cómo actuamos y cómo defendemos los intereses de la ciudadanía vasca,  Entonces nosotros lo que actuamos es como PNV, no estamos mirando de reojo qué es lo que hacen los demás.

¿Debería Pedro Sánchez apostar por mayorías moderadas en el Congreso?

Pues ya me dirá cuál hay. No sé. Es verdad que empezamos a sumar éxitos… Pero, todas las mayorías son bastante complicadas. No sé cuáles me está sugiriendo…

Bildu o cómo pasar "de no creer en el parlamentarismo a dar con facilidad el voto"

Se lo pregunto de otra manera. ¿Considera que el bloque aglutinado en torno a Pablo Iglesias de formaciones secesionistas y republicanas en la Cámara es un elemento desestabilizador del Gobierno?

Lo primero que les diría es que si yo fuera una de esas organizaciones, no me haría mucha gracia que pareciera que Pablo Iglesias es mi jefe. Y a veces da esa sensación. Nosotros actuamos sabiendo lo que somos, el tamaño que tenemos, con una personalidad muy definida y unas ideas claras. A veces sí que da la sensación de que [Iglesias] es un poco la gallina clueca con los pollitos. Yo intentaría no ser pollito, pero tampoco voy a dar consejos a nadie. ¿Si es perjudicial o no? Se trata de hacer mayorías, pero mayorías, sabiendo que hay otros partidos que también tienen que entrar en esa mayorías y que pueden tener muchas diferencias con los del extremo de ese bloque. Y por lo tanto, eso es lo que hay que intentar conjugar. Si Pablo, o el mismo presidente y el Gobierno tiran mucho de un extremo, pueden provocar descosidos. Pero yo creo que el propio PSOE no se encuentra a gusto tampoco en ese juego. Por eso digo que entre todos deberíamos actuar con cierta responsabilidad.Todos tendremos que tragar en algunas cosas de los otros, pero también habrá que tragar con que no salgan cosas de uno mismo. Y eso se lo tiene que aplicar todos los partidos políticos. Algunas cosas son posibles y otras, no.

Visto con perspectiva y con ojos de veterano diputado, ¿diría que la llamada nueva política ha fracasado?

Sí, sí. Quiero decir, aquí ha habido mucho adanismo. Todos piensan que hasta que llegan que las cosas nadie sabía hacerlas, o que esto está chupado, o que es muy fácil. Sí, claro. Y los que tampoco creían en el parlamentarismo y ahora resulta que lo han descubierto a su manera. A la gente también le quedan bastantes cosas que aprender de lo que es esto. Pero, incluso la propia ciudadanía y el electorado ya no ven tampoco a algunos partidos como lo que prometían. Al final, esto es lo que es y la vida es la que es. Y pensar que puedes venir aquí con la varita mágica y que todo es posible... Luego, cuando te toca gobierno también es bastante complicado. Pero no estoy hablando solo de Podemos, también de Ciudadanos, evidentemente. Y también de Bildu, que no creía en el parlamentarismo y ahora tiene una facilidad para dar el voto, que no veas.

Pero Ciudadanos e Unidos Podemos llegaron a sumar 11 millones de votos en España. ¿Ve a Iglesias en la misma situación que está hoy Ciudadanos tras la próxima cita electoral?

No se qué va a pasar con Podemos. Pero creo que ahí hay un poso electoral, que ya veremos con el paso de los años si se puede mantener unido o vuelve un poquito a la representación que tenía antes y  no creo que la evolución sea exactamente como la que sufrió Ciudadanos. Y ahora a ver en qué acaba todo con estos últimos movimientos. Bueno, también Vox, un partido que no creo que vaya a ser flor de un día, pero tampoco que vaya a eternizarse ni mantenerse a medio plazo. Creo que estamos en un periodo de transición. ¿Qué ha pasado? Que ha habido un malestar en la gente por diversos motivos y en diversas circunstancias. Pero la gente está demandando algunos cambios. Luego ha venido una época complicada económicamente y tensiones políticas que los propios partidos políticos han exacerbado y han provocado también que surjan otros otros movimientos y que se complique todavía más la situación. Por lo tanto, yo creo que hay una mezcolanza. Uno, la sensación de malestar entre la gente por su propia situación económica y las perspectivas de futuro personal y laboral. Dos, las tensiones que se podrían haber encauzado pero han sido exacerbadas por buscar el rédito político a corto en lo electoral por los partidos políticos del eje izquierda-derecha en el ámbito nacional, sino también con todo lo que ha pasado con respecto a Cataluña. Y tres, creo que hay también una cierta pulsión en la gente por que haya mayor transparencia. Lo que pasa es que a la gente que hay que explicarle también las cosas como son: ¿mayor transparencia? Sí, pero el estar echándose los trastos continuamente entre los partidos políticos con acusaciones de fraudes de tal y cual… Evidentemente, no ayudan los escándalos que ha habido y sobre todo los que todavía estamos viendo una y otra vez respecto a Kitchen Gürtel, el espionaje utilizando a la policía desde las instituciones del Estado, lo que está pasando en la Casa Real…. Ufff.  La gente dice: oigan, pongan algo de orden en todo esto. Normalicen. ¿No es una democracia plena? Pues, denle una solución.

Se ha olvidado de la Fiscalía General del Estado y...

¡La Fiscalía! A mí me parece que esto lo van a tener que aclarar. Me parece muy grave lo de la visita de la fiscal general a esa reunión clandestina [en un piso de Madrid con el director de Ok Diario, Eduardo Inda]. Me parece inaceptable y me parece sorprendente y exige unas explicaciones sinceras y claras ya. Me he dejado la ley de secretos oficiales que todo el mundo dice que quiere cambiar, pero nadie quiere cambiar. Ya he tanteado al gobierno a ver si tiene voluntad,  y ya tengo claro que no tiene ninguna, salvo algún cambio parcial utilizando alguna otra ley. Ahora se han oído las grabaciones de Manglano, algo que en Euskadi sospechábamos y sabíamos todo del caso Zabalza, que fue muy sonado en su momento. Y el que el Gobierno diga no, no, 'no voy a investigar, ya serán los jueces si lo consideran oportuno'… Pues si estamos diciendo que, por ejemplo, hay que aclarar todos los crímenes de ETA, pues esto en lo que estaba implicada la estructura del Estado, también hay que aclararlo. Y esto es lo que da el nivel de una democracia plena. Yo creo que esas tres combinaciones: tema económico, tensiones exacerbadas artificialmente y toda esta escandalera de poca transparencia y dar la sensación de que, joder,  estos hacen lo que quieren y están llevándose al bolsillo, cuando no es cierto en la mayoría de los casos. Esto es lo que al final a la gente le provoca un malestar. Entonces, a la hora de pensar que alguien que parece puede ser el mirlo blanco, van y le votan . Y esto es más complicado. Esto es la vida y en la vida, Adán hubo uno.

Esto es lo que explica precisamente el auge de Vox y representaron Ciudadanos y Podemos en 2014

Sí, al calor y con la última brasa del conflicto catalán, sí es lo mismo. Estamos viendo cómo está teniendo una recepción grande en barrios obreros. Para mí sí es un fenómeno más de esos tres que aparecieron.

¿Con el bipartidismo se vivía mejor? 

Algunos, sí.

¿Y el PNV?

Pues muchos ratos no. Nosotros vamos a vivir mal en cualquier circunstancia. Con una mayoría absoluta aquí, pues no muy bien la verdad. Con una mayoría… Depende cómo fueran las mayorías que fueran necesarias. Es que esto es así.

Desgraciadamente, en vez de ser la ley o incluso lo que dice la Constitución, al final nos acabamos encontrando con un gobierno tras otro, sobre todo si no necesita nuestros votos, con leyes centralizadoras o entrando en ámbitos que antes nunca habían entrado y que correspondían a comunidades autónomas... Hoy ya no hay ningún ámbito inmune a la acción del Estado, incluso machacado por el Tribunal Constitucional que ya lo dejó sentenciado con la la sentencia sobre el Estatuto catalán. Y ese no era el pacto al que se llegó en su momento ni la estructura de la propia Constitución. Le diría pues que aquí bien no se vive nunca, hay que estar a la que salta. Y si no hay mayorías absolutas, mejor. Si hay mayorías que no sean tan complicadas, también mejor, porque la verdad es que esto es muy complicado.

¿Pero la política no era un partido de 11 contra 11 en el que siempre gana el PNV?

Intentamos meter golitos de vez en cuando. Solemos estar en bastantes finales, pero no se puede llegar a las finales todas las temporadas.

Entrevista completa a Aitor Esteban

Etiquetas
Publicado el
12 de marzo de 2021 - 22:32 h

Descubre nuestras apps

stats