Rajoy cree que la sentencia del Supremo que ratifica que el PP se lucró con Gürtel es una "reparación moral" y agradece a los militantes su apoyo

Mariano Rajoy, en una imagen de archivo

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy ha defendido este jueves que hay una "reparación moral" en la sentencia del Tribunal Supremo sobre el caso Gürtel y se ha ratificado en sus palabras durante la moción de censura que puso fin a su carrera política, cuando argumentó que no condenaba ni al PP ni al Gobierno y la moción estaba basada en una "manipulación". El Alto Tribunal confirmó este miércoles que el Partido Popular se benefició de la corrupción de la trama y ratificó la condena como responsable civil “a título lucrativo”, aunque eliminó las alusiones a la existencia de una caja B en el partido incluidas en el fallo de la Audiencia Nacional.

Nombre a nombre, todas las condenas del Supremo por el caso Gürtel

"Hoy quiero agradecer a todos los españoles que me han honrado con su confianza durante los años que me dediqué a la política y muy especialmente durante mi etapa al frente de la Presidencia del Gobierno de España. También a los militantes y simpatizantes del PP por el apoyo que me han prestado siempre y en todo momento. Confío en que esta reparación moral les anime a seguir trabajando sin desfallecer por el bienestar, las libertades y la concordia entre españoles", ha expresado en un comunicado el exdirigente del Partido Popular.

Rajoy ha recuperado la tesis que defendió en la primera sesión de la moción de censura que puso fin a su carrera política, el 31 de mayo de 2018, cuando dijo ante el Congreso que la sentencia de Gürtel no condenaba a ninguno de los miembros del Gobierno y que la moción estaba basada en una "manipulación". "No condena a ningún militante del Partido Popular y no recoge ninguna condena penal contra el Partido Popular. En resumen, toda la justificación de la moción de censura está construida sobre la base de una enorme manipulación de una sentencia que no es firme y además tiene un voto particular", dijo entonces.

El expresidente ha incluido a continuación un párrafo de la sentencia: "No puede afirmarse la autoría del Partido Popular como autor de delitos de corrupción y prevaricación irregular al no solicitarse su condena en tal sentido y haber sido traído al proceso como partícipe a título lucrativo que presupone que el beneficiario no solo no participó en el delito sino que desconoció su comisión" y añade que "la condena como partícipe a título lucrativo no solo es compatible con la buena fe y por supuesto con la inocencia, sino que presupone esta última".

Los jueces del Supremo han estimado parcialmente el recurso del PP contra las citadas menciones a la caja B, pero también han advertido de que la decisión que adoptan al respecto "carece de efectos prácticos" y que resulta "intrascendente en el fallo" acordado. En cualquier caso, corrige a la Audiencia Nacional en el sentido de que no se puede aludir a una responsabilidad penal del PP sin que exista acusación o defensa y recuerdan que el partido fue incluido en la causa como partícipe a título lucrativo, esto es, como beneficiario de la trama de corrupción pero no como participante de él o conocedor del mismo.

La resolución de la Audiencia Nacional desencadenó la moción de censura de Pedro Sánchez y acabó poniendo fin a la carrera política de Rajoy. La moción que presentó el PSOE incluía un párrafo de la sentencia de la Audiencia Nacional cuyo contenido ha sido rebatido por el Tribunal Supremo, pero el texto votado por la mayoría del Congreso concluía que Rajoy había "eludido cualquier tipo de responsabilidad política relacionada con este caso desde su inicio". 

Etiquetas
Publicado el
15 de octubre de 2020 - 08:57 h

Descubre nuestras apps

stats