La portada de mañana
Acceder
La segunda ola amenaza con poner a los hospitales en situación "crítica"
11 millones de personas pendientes de un confinamiento perimetral
Se estrella un COVID y mueren 267 personas, por Rosa María Artal
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

La situación en Guinea Bisáu está en calma, según el nuevo presidente electo

EFE/EPA/ANDRÉ KOSTERS

EFE

Bisáu —

0

El nuevo presidente de Guinea Bisáu, Umaro Sissoco Embaló, declaró anoche que la situación en Guinea Bisáu está calmada tras haber destituido al primer ministro, Arístides Gomes, y ser nombrado el presidente del Parlamento como presidente interino por algunos diputados que consideran su victoria un fraude.

"Por el momento, la situación está tranquila y la gente sigue con sus asuntos como de costumbre", indicó Embaló en su cuenta de Twitter al explicar que el presidente del Tribunal Supremo, que había rechazado presidir su jura al cargo de presidente, se ha refugiado en Portugal.

Igualmente, el presidente del Parlamento, Cypriano Gassama, se ha refugiado en la sede de Naciones Unidas en el país y Gomes, en la embajada de Francia, según indicó Embaló en la red social.

Embaló dijo que el nuevo primer ministro, Nuno Gomes Nabiam, presentará al nuevo gobierno hoy y "todos los ministros estarán en sus puestos el lunes por la mañana" con los ministerios ocupados y asegurados por militares.

General de brigada hasta la década de 1990, Embaló cuenta con el apoyo del ejército, que ayer ocupó la televisión y radio públicas tras haberles impedido el antiguo gobierno informar sobre su investidura.

Embaló fue elegido presidente de Guinea Bisáu el pasado 29 de diciembre y ganó en segunda vuelta con un 53,6 % de los votos al candidato oficialista, Domingo Simoes Pereira.

Se esperaba que Embaló hubiera sido investido presidente el pasado 19 de febrero, pero el acto no tuvo lugar por la controversia en torno a los resultados electorales, que el Parlamento y el aspirante perdedor consideraron fraudulentos.

El hasta ahora gobernante Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGC) y Pereira pidieron la revisión de los resultados ante el Tribunal Supremo de Justicia y éste exigió a la Comisión Nacional Electoral (CNE) un recuento de los votos que ésta, en un principio, se negó a realizar.

Entre enero y febrero, la CNE realizó el recuento a nivel nacional hasta en cuatro ocasiones y en todas volvió a confirmar la victoria de Embaló, el último de ellos el pasado martes.

Con parte del Parlamento en contra y sin la confirmación del Tribunal Supremo de que aceptaba ese último recuento de votos, Embaló juró el cargo como nuevo presidente de Guinea Bisáu el pasado 27 de febrero en un lujoso hotel de la capital de este pequeño país de África occidental, pero en ausencia de prácticamente toda la comunidad internacional, con solo la presencia de los embajadores de Gambia y Senegal.

En el decreto por el cual destituyó al primer ministro le responsabilizó de "la grave e inapropiada actuación" de "convocar al cuerpo diplomático acreditado en el país, induciéndole a no asistir a la toma de posesión y a apelar a la guerra y al levantamiento en caso de la investidura del jefe de Estado".

La ceremonia acabó con la firma del término de poder entre el presidente saliente, José Mário Vaz, y Embaló, pero el gobierno guineano, liderado por Aristides Gomes, consideró esta ceremonia como un "golpe de Estado".

Durante su campaña, Embaló se presentó como la mejor alternativa contra la pobreza y la parálisis política en este país de África occidental que lleva cinco años de dificultades políticas y parálisis parlamentaria en los que el ya expresidente José Mario Vaz despidió a hasta siete primeros ministros diferentes.

Guinea Bisáu ocupa el puesto 177 de 189 en el Índice de Desarrollo Humano de la ONU, y dos tercios de su población, de 1,8 millones de habitantes, viven con menos de dos dólares al día.

Desde su independencia, el país ha sufrido al menos nueve tentativas de golpe de Estado, cuatro de ellas con éxito.

Etiquetas
Publicado el
1 de marzo de 2020 - 10:23 h

Descubre nuestras apps

stats