Opinión y blogs

El Rastreador

Diez veces en las que el PP ha querido declarar a una persona 'non grata' aunque ahora lo rechace para Abascal

El PP ha criticado este fin de semana que Ceuta haya nombrado a Santiago Abascal "persona non grata", propuesta que fue presentada por Movimiento por la Dignidad y la Ciudanía (MDyC), con dos diputados en la Asamblea ceutí. Al paso de esta situación han querido salir personalidades del Partido Popular, como la delegada de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Andrea Levy o el director de la recién creada Oficina del Español, Toni Cantó. La también miembro del Comité de Dirección Nacional, aseguraba ayer que el PP estará "siempre en contra" de este tipo de declaraciones. "Hay que ser al menos coherentes", añadía Levy.

Este dictamen –que no tendría ninguna consecuencia jurídica salvo que se hiciese en el ámbito diplomático– salió adelante, entre descalificaciones del representante de Vox, con apoyo del MDyC, el PSOE y la Coalición Caballas, y la abstención de los nueve parlamentarios del PP. Dicha proposición viene motivada tras los incidentes ocurridos durante el pasado 24 de mayo, cuando el líder del partido de ultraderecha visitó la Ciudad Autónoma unos días más tarde de la entrada irregular de multitud de marroquíes en Ceuta.

Pese a las críticas a la abstención esgrimidas por los populares en el plano nacional y madrileño a la actuación del presidente ceutí, miembro del partido, que justificaba su decisión como "responsable", hasta la fecha los de Casado han solicitado exactamente lo mismo en multitud de ocasiones, como recordaban numerosos usuarios en redes sociales este fin de semana en respuesta al vídeo que publicaba la agencia de noticias Europa Press. Entre ellos, el periodista Jonathan Martínez.

Y no es necesario irse muy lejos para encontrar ejemplos. El 23 de mayo de este mismo año el PP pidió en el Pleno de Toledo la declaración de ‘persona non grata’ para el alcalde socialista de Palma de Mallorca, José Hila, debido a la polémica por la eliminación de la "calle Toledo" de su callejero.

En Galicia, le tocó a Pedro Sánchez, cuando el los populares de Pontevedra pidieron su reprobación por el "ninguneo" y la "humillación" a la zona en los Presupuestos Generales del Estado. En la misma región, Vigo acordó por unanimidad señalar al por entonces comisario europeo Joaquín Almunia con esta categoría -además, la formación envió una carta al líder de la Comisión Europea, Durao Barroso, solicitando dicha declaración-. Igualmente, de nuevo en la provincia pontevedresa, el aún presidente Zapatero dejó de ser bien recibido en 2010.

Cuatro años más tarde, el ex secretario general del PSOE, junto con el expresidente de Baleares, Francesc Antich, y el que fuera conseller de Medio Ambiente, Biel Vicens, fueron el foco de una solicitud presentada por la formación popular en el parlamento insular, a raíz de unas prospecciones petrolíferas.

En 2015, el grupo municipal del partido en Zaragoza presentó una moción en la que exigía lo propio para el actor Willy Toledo, por comentarios sobre la Virgen del Pilar, patrona de la ciudad, y la Fiesta Nacional, publicadas a través de Facebook.

La consejera vasca Arantxa Tapia se enfrentó a la misma situación en Navarra, donde a través de una declaración institucional, el PPN la señaló por unas palabras en las que incluía a Pamplona entre las "capitales vascas". Por su parte, el líder abertzale, Arnaldo Otegi, fue objeto de una petición similar, en este caso por parte del Ayuntamiento de Málaga, presidido por los de Casado, por su supuesta vinculación con la banda terrorista ETA.

El PP de Burgos pidió igualmente en 2009 que se considerase "persona non grata" al secretario provincial del PSOE, José María Jiménez, debido a su "comportamiento bochornoso" durante los actos en honor a la patrona de Aranda del Duero.

Estos procedimientos se remontan al 2006, cuando la en aquel momento ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, vio como los populares de Murcia solicitaban este tratamiento para ella tras unos presuntos ataques al director general del agua, Jaime Palop.

El PP ha criticado este fin de semana que Ceuta haya nombrado a Santiago Abascal "persona non grata", propuesta que fue presentada por Movimiento por la Dignidad y la Ciudanía (MDyC), con dos diputados en la Asamblea ceutí. Al paso de esta situación han querido salir personalidades del Partido Popular, como la delegada de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Andrea Levy o el director de la recién creada Oficina del Español, Toni Cantó. La también miembro del Comité de Dirección Nacional, aseguraba ayer que el PP estará "siempre en contra" de este tipo de declaraciones. "Hay que ser al menos coherentes", añadía Levy.

Publicado el
26 de julio de 2021 - 16:34 h