Un camarero recibe 60.000 dólares en propinas tras negarse a atender a una clienta que no llevaba mascarilla

Sobre este blog

En algún lugar hay algo que necesitas leer.

El 22 de junio, Lenin Gutiérrez, empleado de Starbucks en San Diego (California), estaba trabajando en las cajas cuando llegó una clienta –Amber Lynn Gilles– sin mascarilla. Cuando la vio, Gutiérrez se negó a atenderla por estar incumpliendo la norma que desde el 1 de mayo obliga a los residentes de la ciudad a llevar este elemento de protección, salvo que tengan razones médicas para no hacerlo.

Ante la actuación de Gutiérrez, Gilles decidió escribir un post en su perfil de Facebook. En el mensaje decía: "Conozcan a lenen (escribió mal su nombre), de Starbucks, quien rechazó atenderme porque no llevo mascarilla. La próxima vez, esperaré a la Policía y llevaré una exención médica".

La norma establece que los ciudadanos de San Diego deben ponerse la mascarilla en las colas de las tiendas, mientras se compra, yendo a por comida a un restaurante, en el transporte público o trabajando en contacto con otras personas, entre otras situaciones. Según publica The Washington Post, a pesar de que Gilles dijo en su publicación de Facebook que está exenta de llevarla, se negó a contestar a las preguntas de ese periódico sobre las razones.

Descubre nuestras apps