La portada de mañana
Acceder
Andalucía destina 120 millones más en contratos a dedo para derivar a la privada
El asesor de Ábalos usó el cargo para ofertar mascarillas en plena pandemia
Opinión - ¿Qué era y qué es la izquierda? Por Neus Tomàs

Arabia Saudí paga más de 500 millones a Jon Rahm para sumarlo a su liga y cambiar el circuito internacional de golf

EFE

0

El español Jon Rahm ha dejado este jueves la PGA para incorporarse al LIV Golf, la liga de golf financiada por el gobierno de Arabia Saudí, con un contrato cuyas condiciones económicas no han sido reveladas, pero que se estima por encima de los 500 millones de dólares. Su contrato será uno de los más altos de la historia del deporte.

“LIV Golf anunció hoy que el dos veces ganador de ‘grandes’, el vigente campeón del Masters de Augusta, se sumó al LIV Golf. Rahm competirá en la liga del LIV Golf a partir de la próxima temporada, que arranca el 2-4 de febrero de 2024 en el LIV Golf Mayakoba, México”, ha informado la liga de golf en un comunicado.

Rahm, de 29 años, llegará al LIV en calidad de campeón del Masters de Augusta y se sumará a estrellas del golf como su compatriota Sergio García, Dustin Johnson, Brooks Koepka o Phil Mickelson.

“Estoy orgulloso por sumarme al LIV Golf y formar parte de algo nuevo que está haciendo crecer este deporte. No tengo dudas de que esta es una gran oportunidad para mí y mi familia y estoy muy ilusionado por el futuro”, ha asegurado Rahm en declaraciones facilitadas por la liga de golf saudí.

“Cuando vi a Jon por primera vez, a los 17 años, me di cuenta de que el mundo del golf estaba a punto de asistir al nacimiento de una estrella. Jon ha demostrado repetidamente que es uno de los mejores jugadores del mundo”, ha asegurado Greg Norman, consejero delegado del LIV.

La noticia de la incorporación de Rahm al LIV ha llegado por sorpresa. El español había asegurado en el pasado que no le atraía el proyecto de la liga saudí y que su vida “no cambiaría lo más mínimo con 400 millones de dólares más”.

El LIV Golf fue creado en 2021 con la aspiración de rivalizar en notoriedad y prestigio con la PGA, y con unos premios económicos enormes como principal aliciente para los jugadores.

El hecho de que varias leyendas de la PGA se sumaran al LIV provocó una auténtica guerra civil en el mundo del golf.

El norirlandés Rory McIlroy rechazó las suculentas ofertas del LIV y nunca escondió su “odio” por la nueva liga. Tiger Woods también se negó a sumarse al proyecto saudí.