eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Los grifos de Londres se secarán en 25 años

Según los informes científicos reunidos por la Agencia Británica de Medio Ambiente, el cambio climático va a provocar unos veranos muchos más calurosos y unas lluvias menos predecibles, lo que intensificará las sequías

Así, se espera que para 2040 más de la mitad de los veranos superen las temperaturas de la terrible ola de calor que asoló Europa en 2003 y que provocó más de dos mil muertes en Reino Unido

Tres ministros británicos aseguran que el Parlamento evitará un "brexit" duro

EFE

La frase del titular puede parecer demasiado catastrofista, sino fuera porque ha sido pronunciada esta semana por un viejo diplomático poco dado al alarmismo: Sir James Bevan, director ejecutivo de la Agencia Británica de Medio Ambiente.

Con el inquietante título de 'Escapar de las fauces de la muerte, o como asegurarnos suficiente agua en 2050' su discurso en la conferencia anual de Waterwise, la principal ONG del Reino Unido dedicada al problema del agua, ha centrado buena parte de las informaciones aparecidas esta semana con motivo del Día Mundial del Agua (22 de marzo).

Para el máximo responsable de medio ambiente en Reino Unido las compañías de distribución de aguas van a tener que afrontar un difícil reto en los próximos años: atender el aumento de la demanda ante una población creciente, en un escenario de cambio climático que va a reducir la disponibilidad del recurso notablemente.

Según los informes científicos reunidos por la Agencia Británica de Medio Ambiente, el cambio climático va a provocar unos veranos muchos más calurosos y unas lluvias menos predecibles, lo que intensificará las sequías. Así, se espera que para 2040 más de la mitad de los veranos superen las temperaturas de la terrible ola de calor que asoló Europa en 2003 y que provocó más de dos mil muertes en Reino Unido.

Como resultado, las proyecciones señalan que las principales ciudades del país, incluida su capital, sufrirán importantes déficits de agua en 2050, cuando la población habrá pasado de los 67 millones de habitantes actuales a los más de 75 millones previstos para entonces.

"Damas y caballeros -llegó a decir en tono grave- estamos ante las fauces de la muerte: el punto en el cual, a menos que tomemos medidas para cambiar las cosas, no tendremos suficiente agua para satisfacer nuestras necesidades".

En otro momento de su impactante discurso, y tras apuntar la necesidad de trabajar unidos para garantizarnos un acceso cómodo y seguro al agua potable, el máximo responsable del agua en Reino Unido hizo referencia al tema de la titularidad de los servicios de abastecimiento y la demagogia política.

Para Sir James Bevan, "el debate no debe centrarse en si las compañías son de titularidad pública o privada: sino en garantizar el mejor servicio, tanto para el ciudadano como para al medio ambiente: ahí es donde debe comenzar y terminar el debate".

Por último también hizo referencia al agua del martín pescador, de la nutria y de la libélula: el agua de la naturaleza. Para Bevan "es necesario garantizar que las necesidades de agua del resto de seres vivos son atendidas como las necesidades de los humanos". Para ello propone "una revisión global de los aspectos económicos relacionados con la conservación de la biodiversidad" pues en su opinión "proteger el medio natural es una forma de generar prosperidad".

Colaborar para garantizarnos un acceso al agua cómodo y seguro como hasta ahora. Mejorar la eficiencia de los servicios vinculados al ciclo integral del agua para reducir las pérdidas. Seguir avanzando en desalinización y recuperación de aguas residuales. Respetar los caudales ecológicos para preservar los ecosistemas acuáticos y los altos servicios que nos prestan. Apartar el agua del discurso político y anteponer la garantía de servicio a los intereses partidistas.

Éstos y otros temas protagonizaron un discurso del agua que ha venido a poner oficialmente en duda algo que hasta ahora todos dábamos por supuesto: que al abrir el grifo salga agua. 

Pueden consultar el discurso completo de Sir James Bevan aquí. 

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha