eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Cruzando líneas rojas en pleno aniversario 15M

- PUBLICIDAD -
Convocatoria 15M Sevilla

Convocatoria 15M Sevilla

El  segundo aniversario de la movilización ciudadana del 15 de mayo de 2011 llega en el momento en que se están traspasando líneas rojas inimaginables hace setecientos días. El Gobierno de España va a  prohibir el aborto a embarazadas de fetos mal formados, se denuncia la primera  muerte de un inmigrante consecuencia de haberle retirado la tarjeta sanitaria y se han registrado  suicidios de víctimas de desahucios, algo que no hace tanto parecía que sólo podía pasarle a griegos, arruinados, desesperados (uno de los cuales inspiró a Rafael Argullol su  Alegato contra la codicia, que honra a todos cuantos caen).

El calendario nos acerca  un nuevo 15-M y la ciudadanía española, legítimamente, celebra el nacimiento de aquel espíritu de protesta frente a la crisis que es estafa orquestada por los poderes financieros internacionales con connivencias del  establisHment político. Manifestaciones, asambleas, encuentros, presentaciones,  programas muy completos de actos hacen que los ciudadanos volvamos a tomar las calles.  Iniciativas concretas y positivas han cristalizado en estos dos años. Por sus logros destaca la Plataforma de Afectados por la Hipoteca que ha conseguido:

Pero la  PAH es sólo un nudo de  la red social que se ha ido tejiendo, amparando a la población más necesitada, impidiendo que la echen de sus casas ( Stop desahucios Intercomisión de vivienda 15-M...), procurándole otras viviendas ( Corrala Utopía Corrala Ilusión...), buscando  articular iniciativas políticas alternativas con o sin meta electoral ( Asamblea Ciudadana Asamblea de Andalucía Confluencia Frente Cívico Partido X Proceso Constituyente de Cataluña...).

Siendo así, hay que reconocer que la crisis financiera mundial que afloró en 2008 fue diagnosticada como quiebra del capitalismo (incluso por alguien tan poco progresista como el entonces presidente francés  Nicolás Sarkozy), que los tratamientos que se barajaron fueron el abandono o la reinvención del sistema capitalista -según criterios médicos- pero que a estas alturas de partido, tras radiografías esclarecedoras como la del  documental  Inside job, incluso dos años después del 15M, lo que ha ocurrido es que  el capitalismo se ha fortalecido, rearmado, hecho más virulento. 

Hay efectos perversos de la brutal política de recortes puesta en marcha por la Unión Europea e impuesta a los estados (en su mayoría dirigidos por Gobiernos conservadores). Me refiero:

  • A la  destrucción y precarización de empleo (que condena a la juventud a la eterna infancia, la emigración o la falsa ilusión del emprendimiento como salida para toda una generación), 
  • Al  desmantelamiento de la educación y sanidad pública con lo que ello provocará de quiebra de la igualdad y dolor concreto de personas que no podrán ser lo que deseen, ni superar (bien, a tiempo) según qué enfermedades.  
  • Al  encarecimiento de la justicia con tasas que harán que los que tienen menos no puedan reclamar sus derechos, como el de no ser despedidos en ERES fraudulentos o con indemnizaciones menores a las ya ridículas aprobadas por el gobierno. 

Todos esos efectos terribles de la abominable política neoliberal que hoy se aplica con la coartada de la crisis y la fuerza de la convicción ideológica  thacherista los veremos en un futuro no lejano. Pero  ya estamos traspasando líneas rojas que el 15M de 2011 ni imaginábamos. No podemos tolerar que se condene a las españolas a gestar y alumbrar embriones inviables, no podemos dejar que un  emigrante más sufra o muera porque nuestro Estado le niega la atención sanitaria, no puede haber ningún  conciudadano más que salte por una ventana cuando llegan a echarle de su casa.

Han pasado dos años y ha sucedido mucho, en muchos ámbitos. Las  primaveras árabes con las que de un modo esperanzado estuvo vinculado nuestro salir a la calle no han sido lo que esperábamos, sobre todo para nuestras compañeras, mujeres que salieron a manifestarse con sus padres, hermanos, amigos, amantes, maridos, hijos. Relegadas ahora a segundo plano. Han muerto  Hessel y  Sampredro, referentes éticos, teóricos y prácticos, jóvenes ancianos en que nos mirábamos. En el aspecto electoral, en nuestro país hemos pasado  del Gobierno socialista de Zapatero al popular de  Rajoy, y en  Sevilla de un Ayuntamiento  de coalición  PSOE-IU, a la hegemonía del  PP. Y lo que es peor, al sentimiento extendido entre la ciudadanía -no por casualidad, no sin causalidad- de que  la elección de una u otra sigla no cambiaría la aplicación de la misma  política.

Dos años después de habernos puesto en pie, los ciudadanos  no hemos logrado frenar y revertir el curso de esta historia que amenaza con echársenos encima como una apisonadora. Nosotros no somos los culpables -huelga decirlo. Ni esta realidad cruda debe paralizarnos. Pero estamos convocados a buscar entre nuestras facultades y habilidades lo mejor que podamos aportar y ponerlo en común para  evitar que cada año continuemos celebrando el 15-M como la ilusionante iniciativa que desde luego es, pero  en un contexto social, económico, político y vital cada vez peor, más desolador.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha