eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Resiste Juan Carlos, sé fuerte

- PUBLICIDAD -
Montoro asegura que quien "amenaza es el político ese" que dice 'no te tengo miedo'

La jueza Alaya, como tiene por costumbre, ha entrado en precampaña con un auto en el que imputa a varios políticos más y a unas decenas de empresarios por el caso de los ERE fraudulentos. Y no me parece mal, que cualquier tiempo y lugar son buenos para colgar a los chorizos a la sombra para que se sequen, aunque también rogaría a las justicieras señorías que entienden de casos de corrupción contra el PP que tuvieran la misma diligencia que nuestra indómita jueza y no salieran con aquello de que procede retrasar las decisiones, no vayan a interferir en el correcto desarrollo del proceso electoral, vaya por Dios, como ya ha sucedido en demasiadas ocasiones.

Lo mismo cabría decir de la Brunete mediática, que se une con entusiasmo inusitado a la Brunete judicial cuando se trata de dar estopa a los rojos de moral distraída, que tampoco me parece mal, que los socialistas y comunistas que de mayores quieren ser tan sobrados como los dirigentes del PP, merecen todos los cantares que les saquen, aunque sea con aviesa intención.

Es lo que tiene ser de la cáscara amarga, que a nada que te descuidas, te conviertes en el pimpampum de la feria, como bien han podido comprobar en sus carnes y en sus coletas los caudillos de Podéis, y permítanme el cambio verbal que no quisiera yo incluirme en tan mayestática primera persona del plural, que este humilde servidor pertenece, como casi todos ustedes, a la casta de los asalariados que cobramos por nómina y pagamos todos los impuestos a su debido tiempo, sin necesidad de hacer otro IRPF aclaratorio, que qué más quisiéramos nosotros.

Mientras es feliz día llega (que no tiene pinta), no quisiera yo que me compararan con el presunto individuo cuya gracia es Juan Carlos Monedero, que como su propio nombre indica, ha ahuchado en muy poco tiempo 200.000 euros -o 700.000- tras pagar otros 200.000 en una declaración complementaria momentos antes de que el cabo Romerales se pasara por su casa para pedirle los papeles.

Dimisión, tic, tac

Lo malo de este asunto no es la presunta choricería en sí, sino la respuesta que los de Podéis? han dado al asunto: primero negándolo, después culpando al contubernio judeomasónico fascista, para dar, por fin y por ahora (tic,tac), todo su apoyo al tal Monedero, que sólo les ha faltado mandarle un SMS para animarle con un “resiste Juan Carlos, sé fuerte”, como el que le envió el honesto Rajoy al honrado Bárcenas momentos antes de que el citado cabo Romerales lo trasladara esposado al secadero de chorizos.

Ante esta difícil coyuntura, Pablo Iglesias debería aprender las tácticas de sus mayores para deshacerse de las personas que han metido la mano en la caja, aunque sea una Caja de Resistencia (encima, cachondeo). Podría esperar, como hace Rajoy, a que el individuo acabe hasta el gorro y se vaya por su pie para no perjudicar el proyecto y para defenderse mejor de las insidiosas acusaciones que sólo quieren dañar al partido y perjudicar a la patria España, como dijeron Camps, Matas y Bárcenas, entre otros.

También podría hacer como Pedro Sánchez, disolver la agrupación, nombrar un sustituto y apartar de las listas a los listos que o bien se lo llevaron crudo o bien no vigilaron como debían, que aunque sea poco, por algo se empieza. Lo que no puede hacer es seguir asegurando que su caso no es como los que protagoniza la ‘casta’, que lo suyo sólo ha sido la puntita. No se acuerdan de la doctrina que predica la iglesia católica (que como ellos es también muy transversal) de que tan pecado es meter sólo la puntita que empujar fuerte hasta hacer marca con el escroto. Aunque de esto parece que van sobrados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha