eldiario.es

Menú

La Caja Negra La Caja Negra

"Si la Venta de los Gatos desaparece, lloraremos": la defensa de unos niños de 4 años del legado de Bécquer

Los pequeños del colegio cercano a la Venta consiguen que una carta suya entre en el expediente que defiende la protección para este histórico edificio

Su clase está llena de motivos que recuerdan a Bécquer por los cuatro costados, y la propia secretaria de 'Los Bécquer con Sevilla' ha recogido la misiva en el centro escolar 

- PUBLICIDAD -
La clase de estos niños ya habla a las claras de la pasión que tienen por Bécquer.

La clase de estos niños ya habla a las claras de la pasión que tienen por Bécquer.

"Si la Venta de los Gatos desaparece, lloraremos". Los niños (y los borrachos) nunca mienten, y así de sincero es el mensaje que han lanzado en forma de carta los alumnos de infantil del colegio Pedro Garfias de Sevilla, que han conseguido que una inocente carta suya pase a formar parte del expediente para pedir la máxima protección para el legado de Gustavo Adolfo Bécquer, en forma de inspiración a una de sus grandes obras.

Y todo por la carta escrita por estos niños, que han dirigido al Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía. Se suman así a la petición generalizada de que no desaparezca un edificio actualmente en venta en una inmobiliaria por 180.000 euros, y cuyo destino exacto se desconoce, aunque puede depender en gran medida de lo que quieran hacer con él sus hipotéticos compradores.

El colegio, precisamente, se encuentra en las inmediaciones de la misma venta, de modo que los alumnos, según su profesora, Marta Martínez, conocieron la historia del edificio por el que pasan cada día, y supieron que puede desaparecer, de modo que se pusieron a escribir la carta junto a ella, para que sea su particular grano de arena contra la desaparición.

Para que llegase a su destino, la propia maestra se dirigió a la secretaria de la asociación Con los Bécquer en Sevilla, Pilar Alcalá, señalando en un escrito que "estamos trabajando la historia del barrio con niños de 4 años y nos hemos centrado en la historia de la Venta de los Gatos y su relación con Bécquer. Tras leer noticias de su posible venta para convertirla en una tienda de chinos o en una mezquita, nuestra clase ha escrito una carta que me gustaría que la recogieseis como apoyo a la defensa de este lugar como espacio de interés cultural y artístico".

Una clase "muy becqueriana"

Alcalá ha acudido este lunes al centro educativo, y ha remitido a eldiario.es/andalucia la carta, que ella misma va a enviar al Ayuntamiento y va a incluir en el expediente que está elaborando para pedir que el edificio se declare Bien de Interés Cultural (BIC), con el fin de lograr su máxima protección.

La carta, firmada por todos los alumnos, dice textualmente: "Queremos que la Venta de los Gatos no desaparezca. Es muy antigua y no queremos que se pierda, porque es un recuerdo de Bécquer y nos ponemos tristes y lloramos. ¿Podrías cambiar de idea para no convertirla en un chino o una mezquita? Si alguien va a la Venta de los Gatos y no la ve allí se podría triste. Dirían, anda me he equivocado de camino, y se iría y no la encontraría nunca jamás". Son cuatro folios, uno para la carta en sí y los restantes para recoger las firmas de los niños que la apoyan.

Eso si, no ha sido la simple recogida de una carta. Pilar Alcalá ha dicho que recogerla ha sido "una experiencia muy emocionante", además de detallar que "se han pegado a mí, preguntándome cosas y tienen la clase con todo el techo lleno de golondrinas", entre otros detalles.

Para ello, ha dicho, ha sido toda una experiencia en estos días en los que los libros son protagonistas, ya que los niños han mostrado un cariño y conocimiento del escritor sevillano, y han sabido poner en valor, casi más que los mayores, el edificio que quedó inmortalizado en una obra suya, incluso desde el propio nombre de la publicación.

En el libro que Bécquer publicó en 1862 en forma de relato, narraba la historia de amor de una pareja vivida en esta venta, ubicada "en Sevilla, y en mitad del camino que se dirige al convento de San Jerónimo desde la puerta de la Macarena, hay, entre otros ventorrillos célebres, uno que, por el lugar en que está colocado y las circunstancias especiales que en él concurren, puede decirse que era, si ya no lo es, el más neto y característico de todos los ventorrillos andaluces".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha